18 productos mexicanos, los encargados de conquistar a la UE y al mundo

El extraordinario sabor de productos mexicanos como chiles, aguacates, limones y fresas ha sorprendido a propios y extraños, por lo que la balanza comercial agroalimentaria del país registró su mejor nivel en las últimas décadas.

Así como los mexicanos nos hemos vuelto adictos a estos alimentos, el crecimiento en las exportaciones agroalimentarias y el superávit en la balanza comercial es indicador de la atracción de otros países hacia ellos, de manera que la apertura de nuevos nichos de mercado impulsada por el Gobierno de la República y la SAGARPA se ha intensificado.

En total son 18 productos mexicanos los nuevos encargados de conquistar al mundo gracias a las negociaciones de protocolos sanitarios realizadas durante 2016 con las autoridades de la Unión Europea entre los que se encuentran: subproductos de carne de cerdo, huevo, leche, productos lácteos, carne de bovino, bovinos vivos, ovoproductos, carne de ave, miel, mora azul, uva de mesa, plántulas de tomate, caña de azúcar, escobillas de sorgo, plantas de estevia, semilla de maíz, semilla de chile y grano de amaranto.

Actualmente México es el 12º productor mundial de alimentos: Primer productor mundial de aguacate y jitomate, tercer exportador en pepino, quinto lugar en producción de huevo -con 120 millones de huevos al día- y de acuerdo con la SAGARPA, son 14 los países nuevos que durante el 2016 abrieron su mercado para recibir nuestros productos.

Entre aquellos que recibieron productos de origen animal destacan: carne de bovino para Qatar y Emiratos Árabes Unidos; leche y productos lácteos para China y exportaciones de carne de ave para Hong Kong.

Aunado a lo anterior, Nueva Zelanda, Canadá y Costa Rica reconocen a México como país libre de la fiebre porcina clásica, lo que significa que tendrá el acceso libre hacia dichos países.

Un ejemplo del éxito obtenido está en la miel mexicana, que se introdujo en Arabia Saudita como resultado de los lineamientos para mejores prácticas en la producción establecidos por el SENASICA, los cuales han permitido que México lidere el mercado de perecederos.

Otra grata consecuencia es la cancelación de la prohibición para exportar huevo a la Unión Europea, pues los procedentes de México presentan altos estándares de durabilidad y disponibilidad gracias a un proceso impecable en la selección de calidad y clasificación.

Con base en estas metas cumplidas, la SAGARPA espera extender más la oferta de productos mexicanos en el extranjero. Sin embargo, esto difícilmente se logrará si los productores no cuentan con la infraestructura y la tecnología que exige el propio sector.

Transportación y logística

La comercialización de productos perecederos depende directamente de la transportación de los mismos y del cuidado con el que son movilizados durante todo el proceso, por lo que la planeación a detalle de la logística que existe detrás de cada exportación es muy importante.

La clave para mantener la frescura y calidad de los productos se encuentra en la cadena de frío, pues se debe monitorear constantemente la temperatura de los productos y es altamente recomendable que los productores interesados en explorar mercados internacionales cuenten con un aliado capaz de realizar la tarea.

Afortunadamente, existen expertos como las empresas que forman el Grupo Romeu quienes, con sus 150 años de experiencia enfocada en la logística de carga, cuentan con una amplia red de expertos a nivel global que permitirá llegar a cualquier rincón del mundo.

Las diversas empresas del Grupo Romeu especializadas en la cadena logística entienden a la perfección la importancia de controlar de principio a fin todo el proceso. FrioPuerto en Veracruz con cámaras de temperatura tanto positiva como negativa, mantiene en rangos de temperatura específicos cualquier producto perecedero. Además, las instalaciones de FrioPuerto cuentan con la presencia física de SAGARPA para agilizar los procesos de revisión por parte de las autoridades.

Jugador clave

TIBA, la unidad especializada en logística integral del Grupo Romeu, tiene más de 30 años de experiencia con productos alimenticios, incluyendo Carga Refrigerada y Congelada, por lo que ofrece ser el único interlocutor para los procesos logísticos, manteniendo informadas a las partes en todo momento para reducir los riesgos inherentes al transporte de mercancía destinada al consumo humano.

Una cadena de frío controlada por empresas de profesionales altamente capacitados como en TIBA, garantiza el éxito en la internacionalización de los productos alimenticios mexicanos.

También te puede interesar: La logística, actriz imprescindible en el desarrollo hotelero.