En 2018, se prevé que el cambio estructural genere 500,000 empleos para alcanzar una meta de 2.5 millones de nuevos puestos de trabajo en 2025.

 

 

Los segmentos industriales, de ingeniería y geología, serán los más beneficiados con la reforma energética recién aprobada, según lo afirma el Segundo Informe de Gobierno.

PUBLICIDAD

Datos del documento entregado este lunes al Congreso indican que en 2018, se prevé que el cambio estructural genere 500,000 empleos para alcanzar una meta de 2.5 millones de nuevos puestos de trabajo en 2025, además de que se eliminarán las barreras para atraer más inversiones en diferentes áreas.

Los cinco objetivos de la Reforma Constitucional en materia de energía son:

1) Que la Nación mantenga la propiedad de los hidrocarburos en el subsuelo.

2) Libre concurrencia y competencia entre empresas del Estado y particulares en exploración y producción, transformación, logística y electricidad, en beneficio de los consumidores.

3) Fortalecimiento de los órganos reguladores y desarrollo productivo de PEMEX y CFE.

4) Transparencia y rendición de cuentas.

5) Protección al medio ambiente, fomento de las energías limpias y sustentabilidad.

“La instrumentación de la Reforma mediante el diseño y aplicación de las Leyes secundarias, así como el impulso económico derivado de las inversiones complementarias en el sector, tendrá como resultado una contribución al crecimiento del  Producto Interno Bruto (PIB), creación de empleos, mejores condiciones de acceso a la energía por parte de la población menos favorecida, e impulso al desarrollo de tecnologías y a la formación de talento nacional”, señala el documento.

 

Siguientes artículos

De la libreta al iPad en un solo trazo
Por

La marca de libretas Moleskine creó una libreta inteligente que permite transferir tus apuntes y dibujos a formato digit...