Por Steve Schaefer

Las apuestas por empresas de tecnología de rápido crecimiento han sido operaciones ganadoras en los últimos años, y a principios de 2016 una serie de inversionistas predijo que el tren bursátil fuera de control —del que las acciones del grupo denominado como FANG era el estandarte— terminaría por desacelerarse, si es que no se descarrilaba antes. Durante los primeros seis meses esas afirmaciones parecían haber sido exageradas, pero desde el susto que el Brexit dejó a los mercados a finales de junio, los rendimientos de los mercados se han invertido casi en su totalidad.

El comienzo de 2016 vio una divergencia en las acciones FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google), mientras las primeras dos continuaron con su racha imparabale –disparando las fortunas de sus fundadores, Mark Zuckerberg, y Jeff Bezos hacia los cielos–, Netflix y Google vieron marcadas caídas. Mientras tanto, las aburridas acciones de servicios públicos, que usualmente entregan rendimientos muy bajos, se convirtieron en las favoritas del mercado en medio de una tenaz resistencia de la Reserva Federal a elevar sus tasas de interés.

Pero justo cuando parecía que el mercado había dado su veredicto sobre el 2016, sucedió algo extraño tras el caos del Brexit: las acciones del FANG volvieron a repuntar. Desde el 30 de junio, Facebook (12%), Amazon (17%), Netflix (7%) y Alphabet (14%) han vapuleado el 3% de rentabilidad del S&P 500 y las acciones de empresas de servicios públicos han perdido dinero, con una caída de 6%.

PUBLICIDAD

El Bespoke Investment Group señaló que el pivoteo desde las acciones defensivas en el tercer trimestre en un gráfico (abajo) muestra el fuerte contraste entre las acciones financieras y tecnológicas y tecnologías (no sólo FANG), y las de telecomunicaciones, servicios públicos y materias primas en el periodo de julio a septiembre. El trimestre incluyó un alza de 1 punto en las tasas de interés de la Fed, pero también muchas señales de que el banco central anticipa una nueva alza en diciembre, anunciando el fin de los grandes rendimientos que han favorecido a varios sectores.

La luz verde para las acciones FANG ha sido positivo para la larga lista de administradores de fondos con una exposición significativa al cuarteto. De acuerdo con un informe de Goldman Sachs, Alphabet, Amazon y Facebook estaban entre las cinco mayores sobreponderaciones en las carteras de fondos mutuos al 30 de junio.

Larry Puglia, el encargado del Blue-Chip Growth Fund de T. Rowe Price, de 32,500 millones de dólares, tiene participaciones de las cuatro empresas. Él dijo en una entrevista reciente que para él Facebook, Amazon y Alphabet aún son atractivos hoy en día, y todo se reduce al flujo de caja libre.

“El Flujo de caja libre es un buen corroborador de los resultados futuros, y ha sido una pieza clave de nuestra estrategia durante 23 años”, dice Puglia. Eso le da confianza sobre las acciones que podrían parecer caras.

“Realmente no se debes esperar para comprar acciones polvosas a un bajo precio bajo”, dice, y en comparación con algunos de los otros sectores del mercado que lideran las primas de valuación, la tecnología podría ser, paradójicamente, una estrategia más segura.

“Facebook se negocia en el mismo múltiplo que otras acciones básicas”, añade Puglia, con más de un toque de incredulidad.

 

Siguientes artículos

Colombia dice ‘No’ al acuerdo de paz con las FARC
Por

Colombia votó en contra del acuerdo de paz con el grupo guerrillero conocido como las FARC.