2017 será un año complicado para las mineras que operan en México, advirtió Moody’s en un reporte publicado este lunes 6 de marzo.

Peñoles (Baa3 estable) y Fresnillo (Baa2 estable, propiedad del 75% de Peñoles)  incrementaron sus volúmenes de producción minera. Ambos crecieron la producción de oro en más de 20% y su producción de plata entre 6 y7%. Por otro lado, Minera Frisco (B3 estable) disminuyó en 9% el tonelaje total procesado.

Las ventas y el flujo operativo (EBITDA) aumentaron, ayudados por la devaluación del peso frente al dólar, que se depreció 20% entre el final de 2015 y 2016.

«Las empresas mineras generan sus ingresos en dólares estadounidenses, mientras que la mayoría de sus costos están en moneda local: por lo tanto, una devaluación del peso beneficia a las compañías», explicó Moody’s.

Durante 2017, las expectativas en los precios de metales como oro y plata caerán un poco, pero la calificadora de riesgo espera que se recuperen pronto.

«La caída en el precio del oro, tras la elección presidencial en Estados Unidos fortaleció y aumentó las expectativas del crecimiento económico, en particular la de Estados Unidos».

 

Respecto al aumento en los costos para mineras, Moody’s recordó que la inflación aumentó 4.7% en enero, empujada por el aumento de 20% de los combustibles, en proceso de liberalización. La proyección inflacionaria de la empresa es de 4.2% anual, que presionará ganancias.

Fresnillo invertirá casi el doble este año a 800 mdd para fondear nuevos proyectos, que impulsará a su pariente Peñoles. Frisco

«Aunque esperamos que el apalancamiento de Minera Frisco se reduzca ligeramente en 2017 frente a 2016, su perfil de liquidez sigue siendo débil, con una amortización creciente de la deuda (200 mdd en 2017 versus 80 millones en 2016)».

 

 

Siguientes artículos

Trump firma nueva versión del veto migratorio que deja fuera a Irak
Por

En el anterior decreto, bloqueado en tribunales, se prohibía de manera indefinida la entrada de refugiados sirios a Esta...