Una reportera de Forbes se aventuró a vivir sólo con la moneda virtual por una semana, aunque sobrevivió, durante ese tiempo hizo interesante hallazgos.

 

Por Kashmir Hill

 

Yo viví con sólo bitcoins durante una semana. Esto es lo que aprendí.

1. Es posible vivir con bitcoins en San Francisco durante una semana. Me costó unos 4.85 bitcoins. A veces tenía que vivir en al límite para salir adelante.

2. Es sólo hasta estos días que ha sido posible vivir con bitcoins durante una semana. Tres de los cuatro negocios en los confié mi necesidad más básica —la comida— apenas comenzaron a aceptar el bitcoin en el último mes.

3. Habría sido mucho más fácil hacer mi experimento en Berlín. Pude haber pasado toda la semana en Kreuzberg, un barrio con la mayor concentración de comerciantes que aceptan bitcoin, incluyendo, muy importante, un bar.

Publicidad

4. Es desconcertante vivir con bitcoins (BTC) con la volatilidad de la moneda. El poder adquisitivo de mis 5 bitcoins ha fluctuado ampliamente desde que los creé, cotizando entre 90 y 140 dólares. Compré 28 mini cupcakes  en su punto más bajo de 0.5896 BTC. Eran 56 dólares en ese momento (que ya es una locura). Si consideramos el punto de cotización más alto del BTC, gasté 86 dólares en cupcakes. Mi informe de gastos va a ser una pesadilla. El bitcoin no será capaz de estabilizarse como moneda hasta que más lugares enlisten sus precios en bitcoin.

5. Es difícil convencer a alguien que nunca ha oído hablar del bitcoin que lo acepte como pago. Puedes elegir alejarte de la persona que no acepta el pago con bitcoins, pero eso es difícil hacerlo cuando esa persona que es tu casero.

6. Es difícil explicarle el bitcoin a la gente. Es quizá un poco como lo era explicar “Internet” hace unos años. La forma más fácil es llamarla “la moneda local de Internet”, “Internet aplicado al dinero”, o “dinero virtual sin nacionalidad”.

7. Sólo se crearán unos 21 millones de bitcoins. Se alcanzará esa cifra en 2140.

8. Al escribir estas líneas, hay más de 11 millones de bitcoins en circulación.

9. El bitcoin es como pagar digitalmente en efectivo, se puede mover el dinero en línea de una persona a otra sin necesidad de utilizar un intermediario, como un banco, una agencia de crédito, Paypal o Western Union, y puedes hacerlo sin asociar tu identidad al pago. Es como tener tu propio servidor de correo electrónico y crear una dirección diferente para cada mensaje que envíes. Y significa que nadie puede cerrar esa cartera, como sucedió con Wikileaks cuando sus proveedores de pagos se negaron a procesar los donativos que les enviaban.

10. Pero no es como dinero en efectivo, en el que el movimiento del dinero es rastreable. La seguridad del bitcoin reside en el hecho de que toda la red da cuenta de que ha ocurrido una transacción en particular y que el dinero se movió de un lugar a otro. Es como si cada vez que se paga en efectivo en el mundo real, los números de serie fueran escaneados para que tú puedas rastrear el dinero mientras se movía, por lo que es casi imposible de introducir nuevo dinero falso.

11. Así que es menos anónimo de lo que se piensa, pero habría funcionado muy bien para Junie Hoang, la actriz que demandó a IMDb por publicar su edad real en el sitio. Hoang había mantenido escrupulosamente un seudónimo mientras trabajaba en Hollywood, pero cuando pagó por una cuenta de IMDb Pro, tuvo que usar una tarjeta de crédito, que reveló su verdadero nombre. IMDb utiliza su nombre real para encontrarla  (y posteriormente) dar con su fecha de nacimiento. Eso no habría pasado si ella hubiera podido pagar en bitcoins. Otros usos potenciales del bitcoin podrían ser las compras en línea que no queremos que sean asociadas a nuestra identidad.  Se le ha prestado especial atención al bitcoin por ser la moneda preferida para las compras de medicamentos en The Silk Road (una especie de mercado negro en internet que requiere de ciertos procesos técnicos para acceder a él), pero también podría ser útil para el pago de la compra en línea de pornografía o juguetes sexuales, medicamentos embarazosos o que revelen algún padecimiento, pruebas de embarazo (por ejemplo si la compradora no desea que la tienda en la que está comprando sepa que podría estar esperando), o una donación a una organización en la que desea permanecer en el anonimato.

12. Las compras presenciales con bitcoin dependen en gran medida de los códigos QR. Nunca he visto a tanta gente utilizando en verdad los códigos QR.

13. Vivir con bitcoins es una gran forma de perder peso. Dado que no es ampliamente aceptada, te impide comer bocadillos espontáneamente. Y debido a que la mayoría de los proveedores de transporte no lo aceptan actualmente, tienes que caminar o andar en bicicleta mucho. He perdido dos kilos y medio en una semana.

14. Hay personas que están muy entusiasmadas con la idea del bitcoin. Son los creyentes del bitcoin. Pueden llamarles tecnolibertarios o fanáticos del oro digital. Les gusta la idea de un sistema monetario que no esté controlado por un gobierno que no tiene un banco central que pueda optar por imprimir dinero cuando quiera. Son generosos. Recibí más de 10 BTC en propinas de lectores entusiastas.

15. Hay personas que están muy entusiasmadas con las oportunidades financieras detrás del bitcoin. Hay una gran economía levantándose en torno de la moneda: mineros (los encargados de elaborar la encriptación de los bloques de monedas),  los fabricantes de equipos de minería, procesadores de pagos, intercambiadores de dinero y especuladores. En realidad, es próspera. Hay un montón de gente tratando de hacer dinero con esto. Algunos son negocios legítimos y algunos otros son apuestas puras, como la realizada por un sujeto que usó el límite de 30,000 dólares en su tarjeta de crédito para comprar bitcoins cuando su cotización estaba entre 14 y 25 dólares y los cambió por efectivo inmediatamente cuando esa cotización superó los 200 dólares. No respondió a una solicitud de entrevista de los medios de comunicación, quizá todavía esté celebrando.

16. Si aún no eres un tecnolibertario o un oportunista del bitcoin, el atractivo de Bitcoin continúa revelándose. (1) Te permite realizar compras digitales en las tiendas sin revelar tu identidad (mediante una tarjeta de crédito con tu nombre y número). Te permitirá hacer lo mismo en Internet. (2) Los comerciantes pueden evitar el pago de cargos onerosos por transacción y no tienen que preocuparse por compras fraudulentas. “Cuando se hace una transacción, ya está hecha.” Si los comerciantes ofrecieran descuentos a los compradores que usen bitcoin, harían más atractiva a la moneda. (3) Para el gasto en el extranjero no tienes que preocuparte sobre cómo convertir su dinero a la moneda local ni por las tasas de conversión. (4) Permite a las personas realizar compras cuando les está prohibido por otros proveedores de pago tradicionales.

“PayPal bloquea el acceso a más de 60 países, y muchas compañías de tarjetas de crédito tienen restricciones similares. Algunos están bloqueados por motivos políticos, algunos otros porque tienen altas de fraudes más altas, y algunos otros por otras razones financieras”, dijo WordPress en un blog cuando habilitó el pago con bitcoin. “Cualquiera que sea la razón, no creemos que un blogger de Haití, Etiopía o Kenia deba tener un menor acceso a la blogosfera debido a problemas de pago que no puede controlar. Nuestro objetivo es empoderar a las personas, no bloquearlas.”

Timothy  Lee probablemente tiene la razón cuando dice que realmente no sabemos todas las formas en que podría utilizarse la moneda: “el bitcoin permite que la riqueza que se reduzca a información pura y sea transmitida sin costo en todo el mundo, algo que nadie sabía cómo hacer antes de 2009. Sus aplicaciones no serán inmediatamente obvias, especialmente para los usuarios normales.”

17. No voy a creer totalmente en el bitcoin hasta que pueda comprar una taza de café con él.

18. Los bitcoiners son los nuevos veganos. Los comerciantes que ofrecen sus productos a la comunidad de este nicho pueden asegurarse una base de clientes ferviente y leal. OkCupid, WordPress, Reddit y otros ya se han dado cuenta de eso.

19. Yo no soy la primera persona en tratar de vivir sólo con bitcoins. En el verano de 2011, un ingeniero eléctrico de 25 años de edad realizó un viaje por carretera desde Connecticut hasta Los Angeles (prácticamente de costa a costa, casi 5,000 kilómetros), sólo con bitcoins. Lo logró principalmente por la ayuda de la comunidad bitcoin. Obtuvo más de 500 BTC en donaciones de la comunidad de Bitcoin. “Fue bastante intenso”, me dijo.

20. Yo no podría haber hecho esta historia porque no podría pagar mi smartphone con bitcoins, el principal defecto de mi experimento.

21. Bitcoin está en el radar del gobierno de EU. El Departamento del Tesoro dijo que los intercambios de bitcoin tienen que hacerse con la debida diligencia para prevenir el lavado de dinero. James Freis, abogado de Cleary Gottlieb y ex director de la división de Crímenes Financieros  del Departamento del Tesoro, dice que el Bitcoin es único en tanto no es posible regular a su administrador (el ausente Nakamoto) — el administrador es ahora una red difusa que hace el código de Nakamoto una realidad—, pero se puede regular a las empresas que intercambian bitcoin por dinero en efectivo. Freis dice que la orientación ofrecida por el Departamento del Tesoro no significa que el bitcoin sea legal o ilegal, pero que los intercambios “tienen que seguir las reglas”. Freis se muestra escéptico sobre el futuro de la moneda virtual. “El bitcoin sólo tiene valor porque la gente lo acepta que como forma de pago”, dice. “Pero esa aceptación podría desaparecer de un momento a otro.”

 

Para saber más:

Sea lo que sea el Bitcoin, ¡no es dinero!

Crónicas diarias de la reportera (en inglés):

Día 1, día 2, día 3, día 4, día 5, día 6, día 7.

 

Siguientes artículos

La deuda de los países desarrollados es la verdadera amenaza
Por

El inversionista multimillonario Paul Singer advierte sobre los altos niveles de deuda en países como EU, Japón o la Uni...