Si los primeros cinco días de operación pueden servir para predecir el comportamiento de una bolsa en un año, 2016 no pinta bien.

 

Por Samantha Sharf

PUBLICIDAD

Después de que el año comenzara con cinco días consecutivos de pérdidas, los mercados de futuros dieron signos de vida en el día seis. En la sesión del lunes, el S&P y el Dow registraron ganancias marginales, mientras que el Nasdaq cerró con una pérdida de 0.12. ¿Esas ganancias, aunque leves, se mantendrán o disiparán a medida que pasen los días desde el reporte de empleo favorable del pasado viernes?

“En primer lugar no hubo ningún Santa Claus Rally (SCR, un repunte bursátil registrado comúnmente entre Navidad y Año nuevo), y el nivel más bajo de diciembre, de 17,128.55 unidades se violó el 6 de enero y ahora la alerta temprana de los Primeros Cinco Días (FFD, por sus siglas en inglés)ha registrado su peor lectura desde 1930”, escribió Jeff Hirsch, editor del Almanaque del Corredor de Bolsa, en un post en su blog oficial.

Según el almanaque, los primeros cinco días hábiles del año con frecuencia ofrecen pistas sobre cómo serán los siguientes 245 días en los mercados. Desde 1930, el S&P 500 ha arrancado el año en negativo 28 veces. Tras esas semanas rojas mantuvo la tendencia de pérdidas 15 veces, dando una ligera ventaja a la noción de que la carrera se decide en sus primeros minutos. (¿Qué ocurre generalmente en el sexto día cuando los primeros cinco días han sido de pérdidas? Hirsch dice que no mucho y ciertamente nada con un patrón claro.)

La correlación es mayor en los años de elecciones presidenciales, señala Hirsch, pero menor en los años en que no hubo SCR y cuando el Dow cruza su punto más bajo de diciembre a principios de enero. Así que en realidad nadie sabe lo que 2016 tiene para ofrecer.

¿Qué sí está claro? La caída de la semana pasada dio grandes golpes a algunos nombres famosos, sobre todo en el mundo de la tecnología. De las denominadas acciones FANG (Facebook, Amazon.com, Netflix y Google, ahora Alphabet), sólo Netflix terminó la semana en terreno positivo, y no habría sido así de no ser por su anuncio de cobertura global.

Ninguna de estas acciones, sin embargo, recibió un golpe tan duro como Apple, que cerró la semana con una caída de casi 8%. Sumemos a eso el diciembre complicado que pasó el fabricante del iPhone y la acción ha perdido 10% año tras año. Con la ganancia de Alphabet de más de 40% durante el mismo periodo, la compañía antes conocida como Google está cerca de superar a Apple en capitalización de mercado. Ambas compañías seguirán siendo tremendamente valiosas, pero tal cambio seguramente merecería una reevaluación de las hipótesis que muchos participantes en el mercado han tenido durante un largo tiempo.

 

Siguientes artículos

Airbus supera a Boeing en número de pedidos en 2015
Por

La división de fabricación de aviones de Airbus Group informó que logró 1,036 encargos netos de nuevos aparatos tras can...