Investing.- La guerra comercial entre Estados Unidos y China ya es agua pasada desde la firma de la fase uno del acuerdo, de manera que esta semana girará en torno a los resultados de las empresas. Varias empresas tecnológicas y de consumo de Estados Unidos publicarán sus cifras del cuarto trimestre.

El S&P 500 cerró el viernes en nuevos máximos históricos. El índice de referencia ha subido un 3% desde el comienzo del año. En un momento en que los mercados estadounidenses están alcanzando nuevos máximos casi todas las semanas, los resultados de las empresas son un indicador crucial, pues proporcionan una justificación para el actual repunte, aunque también proporcionan una previsión sobre el futuro de las empresas de Estados Unidos, con la que los inversores podrían determinar si sus expectativas van en línea con las previsiones a futuro de las empresas.

En una semana en la que conoceremos una serie de anuncios importantes, nos centraremos en las acciones de las tres siguientes empresas:

1. Netflix

El gigante global del entretenimiento en streaming, Netflix, publicará sus resultados del cuarto trimestre el martes, 21 de enero, tras cierre del mercado. Los analistas, en promedio, esperan un beneficio por acción de 0,52 dólares y unas ventas de 5.450 millones de dólares.

La verdadera prueba de fuego para Netflix, sin embargo, es mostrar que persiste su explosivo crecimiento en cuanto a la adición de nuevos suscriptores. Esto es especialmente crítico en un momento en que una serie de rivales muy potentes —incluidos Apple (NASDAQ:AAPL) y Disney— han lanzado sus propios servicios de contenidos en streaming, desafiando el cuasimonopolio de Netflix en el sector.

En medio de esta incertidumbre, los inversores se centrarán en el crecimiento de suscriptores en los mercados nacionales y globales de la compañía. Wall Street pronostica un beneficio de 1.83 millones a nivel nacional y 7.38 millones a nivel internacional de cara al cuarto trimestre, según datos recopilados por Bloomberg.

Las acciones de Netflix han ofrecido un rendimiento inferior al de otras grandes acciones de empresas tecnológicas durante el último año ante las preocupaciones en torno a que a la compañía le va a costar mucho trabajo crecer ya que muchos otros competidores están entrando en este ámbito.

Sin embargo, últimamente, las acciones han ido subiendo. Las acciones han subido alrededor de un 50% desde que registraran mínimos de diciembre en 2018, lo que sugiere que los inversores confían en disfrutar otro trimestre de explosión. Netflix cerró en 339.67 dólares el viernes.

2. Procter & Gamble

El gigante global de productos de primera necesidad Procter & Gamble publicará sus resultados del segundo trimestre de 2020 el jueves, 23 de enero, antes de la apertura del mercado. Los analistas estiman que anunciará un beneficio por acción de 1.37 dólares y unas ventas de 18,410 millones de dólares.

Los inversores impulsaron a P&G hasta máximos históricos el viernes, ante las expectativas de que el impulso de crecimiento de la compañía sigue siendo fuerte incluso tras haber registrado cinco trimestres consecutivos de enorme crecimiento. Las acciones cerraron el viernes en 126.41 dólares, con una subida de alrededor del 40% en los últimos 12 meses.

Durante los últimos dos años, el fabricante de jabón para lavavajillas Dawn, toallitas de papel Bounty y pasta de dientes Crest, entre una serie de otras marcas de productos domésticos, ha aumentado constantemente sus ventas, ayudado por su innovación, marketing y una estructura organizativa simplificada.

En octubre, P&G anunció que sus ventas orgánicas —de las que se excluyen cosas como adquisiciones y fluctuaciones monetarias— aumentaron un 7% en su primer trimestre fiscal. Esto demuestra que la compañía está manteniendo el impulso tras igualar el crecimiento de las ventas orgánicas del trimestre anterior, el más rápido en más de una década.

3. Intel

El fabricante de microchips Intel también se someterá a un fuerte escrutinio cuando presente sus resultados del cuarto trimestre el jueves, 23 de enero, tras el cierre. Se espera que el gigante tecnológico anuncie un beneficio por acción de 1.25 y unos ingresos de 19,200 millones de dólares, según previsiones de los analistas.

En su último informe, Intel fue capaz de superar las expectativas tanto en ventas como en beneficio por acción, así como ofrecer un pronóstico optimista del cuarto trimestre, lo que contribuye a calmar las preocupaciones de los inversores en torno a los posibles cuellos de botella de producción junto con una ralentización general de la demanda.

Intel, el mayor fabricante de microchips de Estados Unidos por ingresos, se está beneficiando de la fuerte demanda de microchips utilizados en centros de datos. Los inversores estarán ansiosos por ver si el gigante de los semiconductores con base en Santa Clara, California, fue capaz de conservar ese aumento de la demanda en el cuarto trimestre. Estarán igualmente interesados en saber si las previsiones de la compañía para 2020 son positivas.

Las acciones de Intel, que cerraron con 59.60 dólares el viernes, llevan repuntando los últimos tres meses ante las expectativas de que la ralentización del año pasado en la industria de los semiconductores es algo a corto plazo. Los resultados de esta semana podrían apoyar aún más ese repunte.

Lee ahora: 

 

Siguientes artículos

Claudio X González
En las mañaneras de AMLO se habla y habla, pero no se resuelve nada: Claudio X. González
Por

El empresario ha sido uno de los críticos más severos de la administración del actual presidente y ahora se centró en la...