1

Sin duda, pocos artistas mexicanos mantienen el nivel de convocatoria de Luis Miguel. La serie distribuida por Netflix creó un fenómeno, llenando las redes sociales de conversación positiva, chisme y expectativas. Siempre hay un grupo que ignora los fenómenos masivos y asegura no estar al tanto de qué sucede que mantiene a todos tan atentos, aun con ellos el volumen de conversación era notorio.

Las series se han adueñado del contenido audiovisual en los últimos años alrededor del mundo. Eso ha significado, también, que el número de producción aumentó de manera considerable. Antes teníamos una serie de la que todos hablaban, ahora todos parecen tener la propia. Los nichos existen y por eso los monolitos culturales cada vez surgen con menos frecuencia.

Luis Miguel La serie no dio la vuelta al mundo como lo hace un capítulo de Game of Thrones, pero a nivel nacional el impacto fue similar. Basta prender la tele un lunes por la mañana, tomar el transporte público o ingresar a Facebook para notar una discusión constante al respecto, aun cuando la calidad general del producto fuera cuestionada.

PUBLICIDAD

2

Luis Miguel siempre se ha manejado con un aura de misterio. Las revistas del espectáculo intentan por cualquier medio obtener información sobre lo que sucede a puertas cerradas y la mayoría de las veces se tienen que conformar con verdades a medias. El deseo del público por saber más impulsó el éxito de la serie.

No obstante, la producción en realidad no echó luz sobre el pasado del cantante y, a nivel general, cambió la conversación sobre su persona. Si antes se le veía como un poco pedante y distanciado de su público, la narración permitió hacerlo empático. Si fue el gen de los prepotentes mirreyes nacionales, las actitudes de jovenzuelo empoderado se le perdonan por la sufrida vida que ha tenido. De padre poco responsable, a personaje querido. Imagino que cada ocho días alguien en la casa de las Pinal decía con fuerza: “¡ooooooilo!”.

Luis Miguel logró hacer lo de siempre, contar su historia a su manera y sin intromisiones de otras personas. ¿Algún día se sabrá la verdad? Tal vez, aunque eso nunca ha sido importante. Lo relevante para él y su círculo es que se hable de “El Sol”, así no venda discos. Que la empresa se mantenga sana y agote cualquier recinto donde se presente. Lo lograron, otra vez, como cualquier disco de éxitos en época de escasa inspiración.

3

El cambio de percepción es importante para “El Sol”, después de un largo periodo alejado de los escenarios y con problemas físicos/económicos cuando lograba subirse a una tarima, su estrella ha quedado rehabilitada como lo demuestran las decenas de conciertos agotados este 2018 en el Auditorio Nacional. Su público nunca lo iba a abandonar y ahora hay una nueva generación que canta a todo pulmón La incondicional.

Netflix no acostumbra revelar los ratings de sus productos, pero no es complicado asumir que el negocio seguro fue redondo para todos. En un texto para Dinero en Imagen, Darío Celis cuenta cómo fue que la serie se gestó para brindarle un salvavidas a Luis Miguel de todas sus deudas y provocar un regreso triunfal. Caímos en el negocio del morbo sin chistar, nos vemos para la temporada dos.

 

Contacto:

Twitter: @pazespa

Tumblr: pazespa

Página web: Butacaancha.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

oxxo-western-union
¿Para qué sirven los corresponsales bancarios?
Por

Los corresponsales bancarios nacieron a finales del 2009 como parte de los esfuerzos de inclusión financiera del gobiern...