En la medida que la digitalización y adopción de nuevas tecnologías sea cada vez mayor, nuestra calidad de vida mejorará. El potencial de las TIC para generar prosperidad será imparable.

 

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han transformado nuestro modo de vida de manera contundente. Este sector tiene un enorme potencial para provocar un impacto social, económico y ambiental altamente significativo, pero ¿cómo podemos asegurar la proyección de un futuro productivo y sustentable? Impulsando las iniciativas disruptivas provenientes de la industria tecnológica.

El estudio SMARTer2030, realizado por Accenture y GeSI, hace una estimación del impacto positivo que tendrán las TIC dentro de 15 años a nivel global: una reducción del 20% en las emisiones de carbono, más de 11 billones de dólares en nuevos beneficios económicos, atención sanitaria online para 1,600 millones de personas y un aumento del 30% en los rendimientos agrícolas. Todo ello, gracias a la adopción de nuevas tecnologías que son cada vez más rápidas, económicas y accesibles.

PUBLICIDAD

La oportunidad de 11 billones de dólares demuestra que las TIC pueden mejorar los negocios, al invertir en productos y servicios que son social y ambientalmente responsables. Las nuevas tecnologías ya no son sólo más accesibles, sino capaces de generar un impacto directo para mejorar la calidad de vida de las personas, inclusive en una escala masiva al habilitar modelos de negocio que se vuelven una fuente de competencia y crecimiento sostenido.

Existen tres factores que aceleran el potencial de las TIC para generar prosperidad:

  1. Las tecnologías actuales ponen al usuario como el centro de las soluciones. Los individuos cada vez están más empoderados y pueden acceder a más servicios de salud, aprendizaje y consumo.
  2. El número de dispositivos conectados ascenderá a 100,000 millones para 2030, lo que incrementará la capacidad de generar valor en el aspecto social y económico.
  3. Las TIC están habilitando modelos de negocios disruptivos que buscan depender cada vez menos del carbono y del uso de recursos naturales.

El gobierno, la iniciativa privada y los ciudadanos tenemos una corresponsabilidad para lograr un futuro más sustentable:

  • El gobierno debe fortalecer las leyes ambientales existentes y crear las que hagan falta, establecer objetivos de emisiones de carbono, crear incentivos de inversión para conectar a quienes no tienen acceso y asegurar un marco regulatorio de TI estable y balanceado.
  • Desde la iniciativa privada debemos reconocer las oportunidades de crecimiento e innovación que ofrecen las nuevas tecnologías y que harán viables las inversiones sustentables. Es necesario establecer metas corporativas para reducir el nivel de emisiones de carbono y de desperdicios generados, así como promover iniciativas ecológicas entre los empleados.
  • Es importante que los ciudadanos adopten soluciones tecnológicas que promuevan el uso eficiente de los recursos. Aprovechar las herramientas de capacitación y nuevos servicios que vienen con la digitalización, y promover su uso consciente y responsable, también será una prioridad.

A medida que estas iniciativas avancen y la digitalización y adopción de nuevas tecnologías sea cada vez mayor, nuestra calidad de vida mejorará. El potencial de las tecnologías de la información para generar prosperidad será imparable.

 

Contacto:

Twitter: @luizferezin

Twitter: @Accenture_MX

Facebok: Accenture en México

Página web: accenture

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La mujer que emprendió para salvar la vida de su hija
Por

Cuando su hija recién nacida fue diagnosticada con una rara enfermedad genética, la consultora Karen Aiach abandonó todo...