Existen al menos tres factores que complican el escenario para México en el corto plazo, alerta un análisis de UBS sobre el manejo fiscal de los países de América Latina.

 

La estabilidad macroeconómica y fiscal ha sido por mucho años la única carta fuerte de México. Hoy, esta única fortaleza enfrenta riesgos que la colocan en una situación vulnerable.

PUBLICIDAD

Luego de protagonizar una aguda crisis del sistema financiero en 1994, el país se esmeró en demostrar que podía mantener el equilibrio. La fortaleza lograda tras la debacle en los noventa contuvo el impacto de la crisis financiera internacional de 2008, pero ahora, en un escenario en que las economías buscan recuperarse y enfilarse a una nueva etapa de crecimiento, México enfrenta algunos retos que pueden generar desequilibrios por el lado fiscal.

En un ejercicio de análisis de la región latinoamericana, Rafael de la Fuente, economista de UBS, advierte acerca de los factores que llaman la atención sobre el manejo fiscal del país:

  1. Deterioro en el nivel de deuda: México y Brasil son referentes poderosos en todo el continente por el tamaño y la sofisticación de la economía. Existe la percepción de que México está en mucho mejor forma fiscal que Brasil, aunque ha habido un grado de deterioro fiscal en los últimos años. En México, la relación deuda-PIB aumentó del 30% al 41% en los últimos ocho años, además de que se prevé un déficit fiscal de 4% del Producto Interno Bruto (PIB).  “Es cierto que esto ha coincidido con un periodo de caída de la producción de petróleo. Sin embargo, antes se observaron periodos de altos precios del petróleo donde no hay resultados perdurables de bonanza fiscal”, apunta el análisis.
  2. El precio del petróleo juega en contra de todos los planes: Los precios del petróleo cayeron fuertemente en los últimos meses, por lo que las cuentas fiscales están expuestas. El gobierno cuenta con una cobertura del precio del petróleo, pero las estimaciones de UBS apuntan a que las coberturas no serán suficientes para cubrir todas las transferencias federales a los estados ni estarán disponibles en el año 2016 en los mismos términos. “Las autoridades han tomado un rol proactivo ante la aproximación al desafío fiscal con recortes en el gasto público para 2015 y 2016. Aunque los recortes son favorables desde el punto de vista de la estabilización, también constituyen un freno para el crecimiento económico.”
  3. ¿Dónde está el dinero? La actual administración también ha tenido problemas con la ejecución presupuestaria de los gastos de capital. El estudio explica que el año pasado el gobierno trató de impulsar el crecimiento económico mediante el lanzamiento de un agresivo programa de infraestructura; ​​de hecho, las autoridades aumentaron los niveles de la deuda y los impuestos para financiarlo. De acuerdo con las cuentas fiscales, las inversiones de capital asignado crecieron 7.2% el año pasado; no obstante la inversión pública cayó. “Esto sugiere que el gasto asignado se retrasó o fue desplazado a otros usos”, dice el reporte.

México no es el único país donde se tienen áreas de oportunidad en América Latina. Perú, por ejemplo, manejaba un nivel de deuda aceptable y un superávit presupuestario, pero el gobierno decidió asignar recursos a un programa de empleo que debía catapultar la economía en 2%, y hasta ahora los resultados han sido decepcionantes.

La importancia del marco fiscal, en términos del contexto actual, radica en el margen de maniobra de los gobiernos para utilizar la política fiscal como herramienta contracíclica. A menor margen habrá menores posibilidades de protegerse contra la volatilidad global.

El análisis de UBS concluye que “las economías latinoamericanas pueden encontrar soportes en el establecimiento de estímulos fiscales. Lo que es un hecho es que la región reportará un crecimiento bajo. Esto se debe, en parte, a la falta de habilidad de los gobiernos para poner en marcha políticas contracíclicas más agresivas, después de haber tenido bonanza durante más de una década, sobre todo en materia de comercio. Esta condición es decepcionante”.

 

Siguientes artículos

¿Cómo generar millones con las redes sociales?
Por

Casi siempre utilizadas por muchos como un simple escaparate de frivolidades, Kosta Gara cuenta cómo es posible generar...