Ya sea que quieran ir a disfrutar de una película acompañados de ese alguien especial o disfrutar de ese alguien especial acompañados de una película, esta semana la cartelera tiene algo para ustedes.

 

Para muchos, el 14 de febrero es el pretexto perfecto para ir al cine y echar el arrumaco, sudar la mano en lo oscurito y compartir baba en el popote del refresco. Debido a ello, las distribuidoras guardan esas comedias románticas, los melodramas llenos de sentimentalismo hasta la médula o esa cinta de clasificación dudosa que tendrá entradas porque las demás están agotadas.

Aquí van cuatro estrenos por si se dan una vuelta al cine:

PUBLICIDAD

 

Un cuento de invierno

¿La debo ver?: Si no pondrás atención a la pantalla, aparta tus boletos y elige una esquina.

Retrasada algunos meses por estrategia comercial –ay ajá–, Un cuento de invierno (Winter’s Tale, 2014) es un melodrama de corte fantasioso sobre un atractivo ladrón (Colin Farrell) perseguido por su antiguo jefe (Russell Crowe). Tratando de robar algo para sobrevivir, entra a una casa que cree abandonada y ahí conoce a una linda pelirroja (Jessica Brown Findlay) afectada por la tuberculosis. Se enamoran y ella muere, cuando él despierta en el Nueva York moderno comienza una búsqueda intentando salvarla.

Si al leer la pequeña reseña piensan: “wow, esto luce confuso”, esperen a saber que también hay ángeles y demonios, perros con forma de caballo y algunas otras linduras de influencia religiosa, incluyendo a Will Smith y Russell Crowe atorado en su papel de Javert.

La película es un menjurje sin pies ni cabeza gracias a la torpe dirección de Akiva Goldsman, el guionista de Soy leyenda y Batman y Robin en su primera experiencia detrás de la cámara. Los protagonistas nunca dan con el tono exacto y la acción se entrelaza como en una producción del Güero Castro.

Además, parece un producto diseñado por un hombre imaginando gustos femeninos: “tiene una historia de amor, seguro a las chicas les va a encantar. Está ambientada en los años 30, las mujeres maduras caerán rendidas. Hay pegasos, las niñas morirán por uno. El canal de Cosmo seguro nos compra los derechos.” Y un largo etcétera.

Cuando el maestro Leonardo García Tsao dijo que el realismo mágico en el cine era para temerse, estoy seguro, tuvo una pesadilla donde deliró con Un cuento de invierno. Esta película necesitaba un milagro de manera urgente… un milagro llamado talento.

 

Cásese quien pueda

¿La debo ver?: ¿Te gusta Martha Higareda? Sí, sale 10 minutos en ropa interior. ¿Tu novia no lo sabe, pero a ella le gusta Amar te duele? Corre, qué esperas.

El 2013 fue un año muy sano para el cine mexicano y sobre todo para la comedia. Se esperaba que el 2014 continuara con la inercia positiva, hasta el momento se ha quedado corto y la cosa seguirá igual con Cásese quien pueda (2014).

Las protagonistas son hermanas, Ana Paula (Martha, hablando chiqueadísimo) y Daniela (Miriam Higareda, hermana de ya saben quién), con diferentes visiones de futuro. La primera sólo piensa en casarse con su príncipe azul; la segunda, aunque enamorada, quiere ser una gran cantante. Cuando Ana Paula descubre que su prometido la engaña y aun así planea seguir con la boda, su hermana se encabrita y se pelean –no, tristemente no es lodo–.

Ana Paulis terminará a mitad de la selva después de una noche de farra. Dani acabará en la casa de Gustavo (Luis Gerardo Méndez), su mejor amigo de toda la vida y del que está perdidamente enamorada. Al pasar de los días ambas… bueno, ya se imaginan qué pasa.

Un tercio comedia romántica, un tercio anuncio de lencería y un tercio promocional turístico del estado de Quintana Roo, Cásese quien pueda es una película que intenta ser alivianada y ligera pero termina siendo sólo simplona. Muy simplona y algo conservadora, con mujeres dejando todo por el sueño de tener una familia.

La dirección telenovelera de Marco Polo Constandse o el crédulo guión con la firma de Martha Higareda tampoco ayudan a nutrir el resultado final. Se vale hacer comedia ligera, pero hay niveles.


La vida de Adele

¿La debo ver? Claro, si te gustan los melodramas franceses no hay pierde.

El nuevo trabajo de Abdelatif Kechiche ya se presentó en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y la 55 Muestra de la Cineteca Nacional dejando buenos comentarios; además es una de las mejores películas del año pasado, al menos está en mi top del 2013.

La historia va sobre una adolescente, Adèle (Adèle Exarchopoulos), en plena etapa de descubrimiento sentimental y sexual. Nuestra joven protagonista se enamora de una misteriosa chica de cabello azul, Emma (Léa Seydoux), e inician una intensa relación.

Dejando de lado las embelesadoras escenas de sexo, el director tunecino entrega un melodrama sobre la inocencia/torpeza del primer gran amor, el nacimiento de una mujer al dejar atrás la pubertad y las inevitables rupturas amorosas. Los sentimientos en la película de Kechiche son palpables gracias a la arrojada actuación de sus estrellas.

No se equivoquen, ésta no es una cinta sobre unas lesbianas, si fueran dos hombres funcionaría igual. Éste es un fresco sobre el amor.

 

Las brujas de Zugarramurdi

¿La debo ver?: ¿Te gusta Álex de la Iglesia? Sí ¿Fuiste solo al cine, se acabaron los boletos de Robocop y te purga George Clooney? Sí ¿Te la pasas diciendo que tu suegra/novia/madre es una bruja? Sí.

Después de explorar el tema de la crisis española y sus consecuencias con La chispa de la vida (2011), el español Álex de la Iglesia regresa a territorio conocido y donde se desenvuelve mejor.

Dos hombres asaltan una joyería y al escapar terminan en el pueblo de Zugarramurdi, en la provincia española, un lugar famoso por sus cuentos de brujas y hechiceras. Aunque para su mala suerte, quizá no sean sólo leyendas.

Si no son fanáticos del desparpajado estilo de Álex de la Iglesia será difícil que conecten con su nueva película. Algunos pasajes recuerdan ese humor gore de las primeras cintas de Peter Jackson, otros lucen como un capítulo de Scooby-Doo lleno de mala leche. El saldo final es bastante divertido sin ser nada del otro mundo, y desbordada ambición del director se vuelve a hacer presente para el tercer acto.

Como plus, tiene un par de cameos que bien valen el boleto.

 

Siguientes artículos

Bolsas europeas cierran al alza por Italia
Por

Los mercados reaccionaron positivamente tras la renuncia del primer ministro, Enrico Letta; el índice FTSEurofirst regis...