Salir de la casa de los padres para comenzar a vivir solo puede ser un paso difícil en muchos aspectos para los jóvenes. Un estudio de Dada Room, plataforma para compartir departamento, reveló que el precio en estas áreas aumentó aproximadamente 10% en los últimos cuatro años.

Además, el precio promedio de una habitación en renta oscila entre los 4,000 y 5,000 pesos. En zonas como Polanco, Condesa o Santa Fe, puede rebasar los 7,000 pesos.

“Considerando que el ingreso promedio de un joven profesionista es de 11,213 pesos, los precios se han convertido en una barrera para independizarse”, dice el documento.

A los precios se suman los complejos requisitos para rentar: aval, depósito, referencias personales y laborales, etc. “Llevo tres años y medio viviendo en la CDMX. Decidí venir para tener una mejor oportunidad laboral. Ha sido bastante difícil encontrar departamento en una zona céntrica y segura, con un precio razonable y trato directo”, afirma Yasser, un diseñador gráfico de 28 años.

PUBLICIDAD

Basada en las políticas públicas y programas llevados a cabo en otros países, así como en las opiniones de 500,000 roomies registrados, Dada Room comparte tres propuestas para corregir el problema de alojamiento antes de llegar a una situación de crisis en la Ciudad de México:

  1. Aprovechar las miles de habitaciones libres en los hogares de gente mayor en la ciudad, fomentando la renta de cuartos disponibles en casas y departamentos. ¿Cómo lograr este cambio? Por medio de: campañas de difusión, simplificación de trámites y generación de incentivos fiscales para quienes ofrecen habitaciones. Además, esto generaría un ingreso extra para el arrendador.
  2. Incentivar el desarrollo de viviendas cercanas a las universidades, involucrando al sector público y privado en la construcción y adaptación de estos inmuebles.
  3. Crear subsidios de alojamiento para estudiantes admitidos en universidades fuera de su ciudad de origen, así como para profesionistas que obtienen su primer empleo en otras entidades federativas.

Existen casos como el Instituto Mexicano de la Juventud, que tiene un programa para parejas con ingresos inferiores a 5 salarios mínimos, sin acceso al Infonavit o Fovissste. Sin embargo, es un crédito limitado a construir una sola vivienda y no es suficiente para cubrir los altos costos del predial. Además, sólo contempla a las parejas o familias jóvenes, pero no cubre a otros grupos de jóvenes.

También puedes leer: Todo lo que debes saber si quieres comprar o rentar una casa en 2017

 

Tasas de interés

Un aumento en las tasas hipotecarias, la tendencia a rentar casa o departamento a un mayor precio, así como el surgimiento de nuevas opciones para vivir en la Ciudad de México son algunos cambios que se verán en el sector inmobiliario para el 2017, de acuerdo con el portal Propiedades.com.

Ante el aumento de 50 puntos base a 5.75% en la tasa de interés por parte del Banco de México, se espera un impacto en los créditos hipotecarios que otorga la banca, lo que ocasionará la desaparición de los niveles mínimos históricos en ese rubro.

“Es altamente probable que las tasas hipotecarias capitalicen un incremento generalizado, ello a pesar de que absorbieron cuatro aumentos del Banco de México en 2016. Aunque la competencia por ganar cuota de mercado en la industria hipotecaria es intensa, es probable que la estrategia se oriente hacia una posición más conservadora”, dijo Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

 

Siguientes artículos

La lista de los hombres más ricos de Centroamérica
Por

La necesidad de incrementar sus negocios llevó a los hombres de negocios del istmo a una reinversión corriendo riesgos,...