Las tarjetas de crédito son un producto con buena rentabilidad para los bancos, sin embargo, la cartera de éstas continúa mostrando un crecimiento rezagado, comentó la agencia Fitch Rating.

En un reporte, la calificadora puntualizó que factores como el cambio en el apetito por la colocación de este producto de la banca y la disponibilidad creciente de productos alternativos con condiciones más favorables para el usuario pueden afectar su crecimiento.

En 2015, el aumento anual de estos créditos en el sector bancario fue de 4.9%, cifra mayor a la registrada en 2014 (2.5%), pero aún está por debajo del promedio de 9.7% en el período de 2012 a 2014, explicó.

“Si bien durante 2015 las tarjetas de crédito presentaron una recuperación ligera respecto al año previo, Fitch considera que la recuperación ha sido menor a la esperada, al tomar en cuenta que el crecimiento del consumo interno nacional (medido con cifras de la ANTAD como ventas a tiendas totales) fue 11.3% en 2015, cifra que resultó mayor a la esperada”, indicó.

PUBLICIDAD

A pesar del lento crecimiento, éstas mantienen una participación importante.

A diciembre de 2015, el saldo total de las tarjetas de crédito en circulación se situó en 32,971 millones de pesos y representó 41% del total de préstamos de consumo en México.

A continuación, 3 razones que explican el rezago de las tarjetas de crédito, según Fitch Rating.

1.Disminución en el pago de las tarjetas. El porcentaje de pagos realizados equivalentes o superiores al mínimo para no generar intereses, pasó a 23% en octubre de 2015, desde 18% en 2012, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Este comportamiento puede reflejarse en saldos menores por tarjeta de crédito, sin que necesariamente signifique un menor uso de éstas, indicó Fitch.

2.Crecimiento en créditos de nómina. Los créditos personales sin garantía y los créditos con descuento de nómina crecieron 18.5% y 19.5% en 2015, respectivamente indicó Fitch.

La agencia puntualizó que el incremento en estos instrumentos se debe a que los bancos han privilegiado la colocación de productos que muestran un comportamiento de mora más controlada.

Además, estos tienen ventajas como tasas menores, el plazo conocido y los pagos fijos.

3.Reforma fiscal. El menor uso de tarjetas de crédito se debe a la aplicación de la reforma fiscal de 2014. “Esta trajo consigo el procedimiento conocido como discrepancia fiscal, establecido en el artículo 91 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, que permite a la autoridad fiscal tener acceso a los registros bancarios de cualquier persona”, añadió Fitch.

 

Siguientes artículos

Pemex
Apoyar a Pemex con recursos de Banxico, alivio temporal: Moody’s
Por

Una opción para del gobierno federal para apoyar a Pemex sin deteriorar sus cuentas sería el uso de recursos no recurren...