Los principales retos para las finanzas públicas de los estados son la disminución en recursos federales, mejor aplicación de las participaciones, y fortalecimiento de éstas, según Fitch Ratings.

 

El gasto federalizado para estados y municipios es de 1.6 billones de pesos, monto que equivale a 33.6% del gasto neto total del gobierno, indicó la agencia calificadora Fitch Ratings.

En un comunicado, la firma indicó que el aumento del gasto federalizado entre 2015 y 2016 es de 33,510 millones de pesos (mdp), mientras que en términos nominales es de 2.1%.

“En gran medida, este ajuste presupuestario se explica por las expectativas para el siguiente año de un escenario económico desfavorable, que condujeron al Poder Ejecutivo Federal a emprender acciones para contener el gasto, tales como la reingeniería programática a partir de la estimación presupuestaria con enfoque de base cero”, destacó la agencia.

Fitch consideró que las finanzas públicas de México en 2016 tendrán que hacer frente a una posible alza de tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos que incrementaría el costo de la deuda en México y podría reducir el flujo de capitales hacia el país.

Otros riesgos para las finanzas públicas son una menor entrada de ingresos por la vía del petróleo y la desaceleración de la economía global que podría disminuir la demanda de productos nacionales en el extranjero.

Ante este contexto,  las finanzas estatales harán frente a tres retos como son una disminución de los recursos, mejor aplicación de las participaciones, y fortalecimiento de éstas.

 

1.Diminución en recursos federales. Fitch consideró que el gasto federalizado para 2016 es positivo, no obstante, podría esperarse un impacto en las finanzas públicas de las entidades federativas y municipios que tradicionalmente reciben recursos federales por estos componentes que sufrirán decrementos.

Los componentes que se reducirán son las provisiones salariales y económicas, así como los convenios de descentralización y reasignación.

El primero tendrá un decremento de 60.9% y el segundo de 12.3%; de manera agregada, la disminución es de 64,814 mdp, dijo la entidad.

2.Mejor aplicación de las participaciones. Los estados también son vulnerables a los retos que el gobierno federal prevé para 2016, como un menor precio del petróleo y un entorno económico débil.

Ante esto, los estados deberán ser prudentes en la planeación, elaboración y ejecución de sus ingresos y egresos para el ejercicio fiscal 2016.

3.Fortalecimiento de las finanzas. Fitch indicó que los estados están en una coyuntura para emprender políticas públicas en materia fiscal, financiera y gasto que fortalezcan su hacienda pública y ayuden a mitigar los efectos potenciales de un entorno desfavorable.

La firma dijo que los gobiernos estatales y municipales podrían implementar un presupuesto base cero, para hacer más eficiente su estructura programática presupuestal

“Ello podría ayudarles a contener el gasto y generar ahorros que les permitan realizar mayor inversión pública y cumplir con el pago del servicio de deuda y demás obligaciones”, agregó.

Siguientes artículos

Reporte backwardation: “dueños” por onza de oro siguen en aumento
Por

No hay oro para todos. El número de “dueños” por onza sigue subiendo. El nuevo máximo histórico al cierre del jueves –úl...