Si estás pensando en salir a comprar dólares, te presentamos algunas razones para que reconsideres antes de cambiar tus pesos por la divisa estadounidense.

 

Son múltiples los motivos  que acorralan al peso frente al dólar. No obstante, existen tres aspectos que pueden ayudar a tus finanzas contra este cambio en el mercado monetario. Pero antes, te contamos cómo empezó la batalla y qué está pasando entre ambas monedas.

PUBLICIDAD

Durante octubre de 2014, la Reserva Federal terminó con su estrategia de 6 años de inyección de dólares a la economía para estimular el crecimiento económico. Esto provocó que existiera menos oferta de dólares en el mundo y por ende todas las monedas del mundo incluyendo al peso mexicano se depreciaron contra el dólar, explica la casa de Bolsa, Finamex, en un comunicado.

La segunda medida adoptada por la Fed fue bajar tasas de interés y mantenerlas bajas durante el mismo lapso de tiempo, la expectativa es que en septiembre de este año las tasas empiecen a subir. Esto causa incertidumbre sobre los flujos extranjeros que dejan de ver atractiva la inversión en instrumentos financieros en México, lo que provoca a su vez menos dólares en la economía mexicana.

Además, el precio del petróleo empezó a caer también desde finales de 2014 ante una mayor oferta que demanda, lo que significó menos dólares para México.

“Si bien la reforma energética se visualizaba como una fuente adicional de entrada de dólares a México, el resultado de la Ronda uno,  dejó claro que no veremos muchos dólares entrando y menos en el corto plazo”, dijo la casa de Bolsa.

El peso mexicano es la octava moneda más operada en el mundo, aunque esto ha sido un beneficio para el país  a través de los años, en las circunstancias actuales juega en contra, pues países con divisas con menor operación utilizan el peso para venderlo como moneda de transición para comprar dólares.

 

¿Qué esperar para el resto del año?

Ante el inminente incremento de la tasa de interés de la Fed en las próximas semanas, además de un precio de petróleo en niveles bajos,  Finamex no descarta que la volatilidad en el tipo de cambio continúe en las siguientes semanas. Sin embargo es también por estas razones que hemos visto al Banco de México modificar las medidas actuales que lleva a cabo para tratar de estabilizar el mercado cambiario y evitar que el tipo de cambio siga subiendo. Dichas modificaciones son:

Banxico inyecta dólares al mercado mediante un mecanismo de subastas diarias (estas subastas se realizan a algunas instituciones bancarias previamente autorizadas) las cuales no tienen un precio mínimo y el monto máximo a subastar se modificó de 52 millones a 200 millones de dólares diarios. Este mecanismo funcionará hasta el 29 de septiembre de 2015.

Mediante otro mecanismo, Banxico subasta dólares adicionales a los antes mencionados en el punto anterior, cuando el tipo de cambio FIX del día anterior se deprecia más de 1%. Anteriormente, el banco central tenía que esperar que el tipo de cambio se depreciara 1.5% para realizar estas subastas.

 

ABC contra el alza

Antes de que salgas  y compres dólares, presta atención a los siguientes tres puntos que blindarán tus finanzas contra el alza del dólar, según Finamex.

1.-  Tipo de cambio flexible. México  tiene un tipo de cambio en constante movimiento, muy diferente al que tenía hace 20 años, cuando era fijo y existía un control de cambios.  Actualmente el tipo de cambio se cotiza en función de la oferta y demanda. Esto quiere decir que los movimientos, tanto al alza como a la baja, están a la orden del día y nada garantiza que la bonanza de la divisa estadounidense se mantenga o aumente en el corto, mediano y largo plazo.

2.- No guardes dólares. Se ha demostrado que comprar dólares y mantenerlos en custodia o invertido a tasas muy bajas no ha sido una buena inversión.  El rendimiento obtenido, incluyendo la actual depreciación, continúa por debajo de la inflación. Un estudio de 12 años, tal como lo muestra la siguiente gráfica, demuestra qué hubiera pasado si hubiera comprado dólares con un millón de pesos en enero de 2003.

Imagen: Finamex

En cambio, si esos mismos dólares que compraste en enero de 2003 los hubieras invertido en el mercado accionario, el rendimiento obtenido se encontraría muy por encima de la inflación.

3.-  Revisa tu estrategia patrimonial y de inversión. Etiqueta tus recursos entre necesidades de corto, mediano y largo plazo, y compararlo contra tus actuales inversiones.  Así balancearás tu patrimonio para tener cobertura con instrumentos que agreguen valor  y no tener dólares congelados debajo del colchón.

 

Siguientes artículos

FIFA contacta a ex directivo de Olimpiadas para guiar reforma interna
Por

El ex funcionario del comité olímpico dijo que tomará una decisión sobre ayudar o no a la FIFA con su reforma.