Todas las personas exitosas o con personalidades atrayentes, primero experimentan en ellas mismas un sentimiento de confianza, mismo que, al crecer, puede transmitirse, hasta volverse parte de uno mismo.

 

Hace un par de semanas hicimos un ejercicio: 10 mujeres guapas entraron por la puerta.

Se les preguntó a 10 hombres de negocios mayores de 40 años sobre ellas. Los 10 confirmaron que las 10 eran muy guapas. Se les pidió platicar con ellas en rotación por lapsos de 3 minutos (sin decirles en ese momento la intención del ejercicio). Los 10 hombres accedieron.

A ellas sólo se les pidió no hablar de trabajo o del hogar: 5 eran amas de casa, y 5 empresarias de un éxito indiscutible.

Después de la primera ronda completa (los 10 hombres con las 10 mujeres), a los hombres se les pidió consideraran a 5 de las 10 mujeres con la personalidad más fuerte y atrayente. Y después a las 5 que les gustaría tener a su lado en materia de negocios.

9 de los 10 hombres coincidieron exactamente en las 5 empresarias de éxito como aquellas que tenían más atracción; sólo 1 coincidió con 4 de las 5.

 

Reflexión

No decimos que en este caso las amas de casa no fueran atractivas, pero tras platicar con los 10 hombres de negocios comentaron que esas 5 mujeres no reflejaban una seguridad personal sólida y confiable.

De ahí que podemos comprobar la interrelación directa entre la confianza personal que el éxito te puede dar o la que puedes construir con el éxito y la atracción.

Las personas que tienen una clara confianza en ellas mismas transpiran su seguridad al entorno, y eso le resulta atrayente a terceros.

 

3 puntos para ganar confianza en ti misma(o)

  1. Prepárate para el éxito. Vístete lo mejor posible. Compra una mejor pluma que sólo uses para llevar a cabo planes de éxito. Invierte en tu vestimenta. Haz notar al universo que tú quieres algo y que lo mereces, porque simplemente ésa es la forma en la que sabes vivir. El universo lo notará. Pero está en ti recordárselo.
  2. Siente que brillas cada vez que tengas una junta de negocios, cuando quieras vender o negociar algo a favor. Vete al espejo después de arreglarte y de sentir ese éxito per se. Cierra los ojos y ve lo que quieres que suceda, al punto de sentirlo en tus ojos y en tu cuerpo. Esto es más importante a veces que el precio, y que la negociación.
  3. Siempre sé amable, cordial y cercano. Sin importar si el tema es de lo más ríspido del mundo, haz sentir a las personas que estás de su lado, aunque incluso estés pidiendo algo desde la contraparte. Siéntete importante, y haz sentir importante a los demás; eso atraerá hacia ti confianza y seguridad.

 

Recuerda:

Todas las personas exitosas, antes de conseguir el éxito, primero se sintieron seguras en sí mismas.

Todas las personas exitosas o con personalidades atrayentes, primero experimentan en ellas mismas un sentimiento de confianza, mismo que, al crecer (por la reconfirmación del éxito o ejercicios), puede ser capaz de transmitirse, hasta volverse parte de uno mismo. (Lenguaje no verbal y de forma incluso inconsciente.)

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Gobernanza: el camino para gobernar con la gente
Por

Más allá de los esquemas tradicionales de gobernabilidad, en que el gobierno “gobierna a la gente”, en los novedosos mod...

También te puede interesar