A pesar de los esfuerzos que se han hecho en México para reducir la obesidad, entre 2012 y 2016, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, creció de 71.2 a 75.5% número de mexicanos con sobrepeso en el país.

Y es en medio de este problema, que tres emprendedoras decidieron crear Chía Mía, empresa que produce, envasa y comercializa bebidas (casuales y deportivas) y postres, los cuales no contienen azúcares artificiales, edulcorantes, saborizantes y conservadores, con el objetivo de que las personas que los consuman beneficien y no afecten a su salud.

“El proyecto de Chía Mía comenzó luego de que empecé a hacer un seguimiento sobre los datos de obesidad que existían en México, apoyados, entre otras cosas, por el elevado consumo de refrescos y bebidas azucaradas en el país, eso me hizo plantearme la posibilidad de crear una bebida que pudiera gustar y al mismo tiempo no afectar al cuerpo”, dice Fernanda Guerrero.

A su recorrido y objetivo se le unieron Elena y Ana Sofía, y en conjunto determinaron que el eje de sus productos sería la semilla de chía, la cual, señalan las emprendedoras, permite obtener nutrientes como el omega 3, fósforo, calcio, magnesio, potasio, hierro y selenio.

PUBLICIDAD

Los productos de Chía Mía se están comercializando actualmente, además de por la vía online, en tiendas como La Comer, City Market y Fresko. El costo por cada bebida es de 29 pesos.

“Lo que estamos buscando ahora es, además de vender en estos puntos, seguir ampliando nuestra oferta de bebidas en el establecimientos tradicionales, además de que estamos empezando a trabajar en planes de exportación del producto”, sostiene empresaria. El target de la compañía está enfocado en personas de entre 20 y 40 años.

Cabe agregar que el postre que tienen en su catálogo Fernanda, Elena y Ana Sofía es un pudín hecho totalmente a base de la semilla de chía, que es totalmente vegano, bajo en carbohidratos y que no incluye ningún tipo de lácteo.

Es importante señalar que para dar mayor impulso a su proyecto y encontrar si efectivamente la iniciativa que tenía poseía futuro, el equipo de Chía Mía pasó por el proceso de incubación de BlueBox.

Empresa: Chía Mía

Fundadores: Fernanda Guerrero, Elena Isoard y Ana Sofía Ruiz

Fecha de fundación: 10/02/13

Facturación 2017: 6.4 mdp

Empleados: 16

 

Una iniciativa ambiental

Pero el proyecto de Chía Mía no busca únicamente conseguir que las personas mejores su salud, sino que también tiene componente ambiental. Y es que las emprendedoras dedicaron también tiempo al tema del desarrollo de sus envases, los cuales son en su mayoría de vidrio.

Asimismo, es importante señalar que están corriendo distintas evaluaciones para establecer un plan de recolección de sus envases, con el objetivo de que a futuro puedan regresar a sus manos y reutilizarse para evitar la generación de desperdicios.

 

Siguientes artículos

30 Promesas 2018 | Los Loosers, perdedores en camino al éxito
Por

Los Loosers inició con una inversión de 6,000 pesos para comprar un horno de pan. Era un servicio de entrega a domicilio...