Para el director de Investigación del centro World Resources Institute, Darío Hidalgo, la movilidad sostenible es fundamental en una Ciudad Inteligente.

 

El concepto de Ciudad Inteligente o ‘Smart City’ hace referencia a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad, el cual responde adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, tanto en el plano económico, como en los aspectos operativos, sociales y ambientales.

PUBLICIDAD

En la última conferencia sobre Ciudades Inteligentes, realizada en Canadá, el fundador de la organización 8-80 Ciudades, Guillermo Peñalosa, destacó la necesidad de poner a la ciudadanía y la participación de ésta como concepto principal de Ciudad Inteligente.

Peñalosa indicó que lo principal es la decisión política que pone a las personas primero, dando, por ejemplo, prioridad a los peatones y ciclistas en el entorno urbano.

Para el director de Investigación del centro World Resources Institute, Darío Hidalgo, la movilidad sostenible es fundamental en una Ciudad Inteligente.

Derivado de la importancia del transporte y la movilidad,  señaló las cuatro ventajas que ofrecen las ciudades inteligentes a estos dos aspectos.

1.Ayudan a los planificadores a comprender mejor las necesidades de movilidad. La especificación general de los canales de transporte público (GTFS) es importante, debido a que permite a los investigadores hacer mapas de servicios informales como los ‘peseros’ en México.

“Nuevas formas de adquisición, utilización y procesamiento de datos están empoderando a las comunidades y ayudando a los planificadores a tomar decisiones sobre zonificación, diseño de vialidad y desempeño del transporte público”, resaltó Hidalgo.

2.Generan capacidad para que las comunidades participen de forma efectiva en el proceso de planificación. Hidalgo señaló que la tecnología puede ayudar a informar a los ciudadanos acerca de la planificación en sus comunidades, así como facilitar la participación ciudadana en la toma de decisiones sobre políticas públicas.

El investigador destacó que un ejemplo de esto es la inversión por parte de Brasil para los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro, ya que el gobierno cuenta con un portal de transparencia, que facilita la interacción con los ciudadanos y el control social.

3.Mejoran la experiencia del viaje en el transporte público. Las nuevas tecnologías de información móvil facilitan la entrega de información en tiempo real de los horarios de salida y ayudan a  mejorar las operaciones de transporte, resaltó el investigador.

Hidalgo comentó que apps como Moovit ayudan a las personas a navegar por la ciudad, además ésta ofrece mecanismos de calificación inmediata de los servicios y medidas de rendimiento mucho más precisas que los estudios manuales de oferta y demanda.

4.Integran la tecnología a objetivos de desarrollo sostenible más amplios. Hidalgo expuso que  las ciudades necesitan adoptar un enfoque integral.  Por lo que él expuso que es necesario reducir la necesidad de viajes y promover el cambio del vehículo particular al transporte público.

“Todas las ciudades afrontan enormes desafíos, pero los cambios tecnológicos presentan inmensas oportunidades para hacer frente a estos problemas aparentemente insolubles”, puntualizó.

 

Siguientes artículos

Cinco cintas para celebrar los 10 años del DocsDF
Por

Sabemos que quieren ver toda la oferta del festival, pero como el tiempo escasea hicimos una selección de cinco piezas q...