Cambiar la forma en cómo se percibe al estrés es el primer paso para convertir este mal en una oportunidad para mejorar el rendimiento laboral. 

 

 

PUBLICIDAD

El estrés puede afectar la productividad de los empleados al interior de una empresa, sin embargo, bien encaminadas, las situaciones de estrés también pueden aumentar la productividad. La falta de tiempo y los plazos son situaciones que tienen el potencial de causar estrés entre los directores y empleados.

La consultoría global Hays recomienda aprender acerca de la tolerancia del estrés de uno mismo y del equipo, con el propósito de convertirlo en algo positivo.

“He visto a muchos líderes empresariales y miembros de equipos sucumbir a las presiones del estrés, mientras tratan sin descanso lograr sus objetivos. Empujan los límites y luego explotan. Eso no hace ningún bien a nadie, pero no tiene que ser de esa manera”, declaró Alistair Cox, CEO de Hays en su último post de su blog de Influencer en LinkeIn.

A continuación, te compartimos las cuatro claves que, de acuerdo con el ejecutivo todo empresario debe tomar en cuenta para convertir el estrés en mayor productividad para sus empleados.

1. Cambia la forma en que ves al estrés. Si pensamos en el estrés en un contexto negativo, entonces se demuestra que es perjudicial. En cambio, piensa en el estrés como una oportunidad para impactar positivamente en tu rendimiento.

2. Utiliza el estrés a tu favor. Cuando experimentamos estrés, tienen lugar cambios fisiológicos en nuestro cuerpo que nos impulsan a estar en nuestro mejor momento, poniendo nuestro cuerpo y mente en plena forma. Así que utilízalo para prepararte mentalmente y físicamente para el próximo desafío.

3. Planea con anticipación. La próxima vez que estés preparando a tu equipo para un proyecto, piensa en cómo puede influenciar positivamente la presión desde el primer día. De esa manera mejorarás tus posibilidades de éxito y dejarás al equipo algunos consejos útiles que pueden mejorar sus propias vidas.

4. Reconoce lo que causa estrés. Debes tener la precaución de reaccionar e intervenir cuando veas estrés negativo en tu equipo, antes de que la presión deje de ser constructiva y empiece a impactar negativamente en el rendimiento. Del mismo modo, tu equipo debe saber que pueden contar con tu apoyo, y el apoyo de los demás.

 

Siguientes artículos

¿Cómo ayudar a los emprendedores a crear un negocio exitoso?
Por

El programa LeanStartups Mx, del INADEM, y la Universidad Anáhuac buscarán promover el emprendimiento con una inversión...