Son consejos que pueden ser de utilidad a los hombres de negocios para guiar a sus empresas en medio de este turbulento entorno económico y empresarial.

 

Hace algunos días me topé con una nota en el periódico que abordaba el tema del actual clima de confianza de los hombres de negocios a nivel global. El eje central de la información eran los resultados de una encuesta que realiza la consultora PwC, y que cada año da a conocer durante la realización del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Según los resultados del análisis de la 18 Encuesta Global Anual de CEO, los directivos de empresas se mostraron poco o nada optimistas en cuanto al panorama económico mundial, y su confianza, aunque sólida, resultó moderada con relación al incremento en los ingresos de sus propias empresas. La información indicaba que el optimismo de los empresarios bajó su nivel en comparación con los resultados del año pasado.

PUBLICIDAD

Para nadie es un secreto, mucho menos para los líderes de negocios, que el entorno económico mundial se vislumbra cada vez más complicado y cambiante, y que a su vez, el clima de negocios se transforma de manera muy rápida, exigiendo a las compañías adaptarse a nuevas dinámicas de producción y consumo para continuar en el mercado.

Mientras que para algunos CEO esto representa una amenaza por tener que adentrarse en un terreno desconocido, donde reina la incertidumbre, otros han aprendido a verlo como un mar de oportunidades que, si son bien aprovechadas y capitalizadas, pueden generar grandes beneficios a las empresas, haciéndolas no sólo continuar en el mercado sino crecer y sobresalir frente a su competencia.

México no es la excepción en este tema. Ya 2015 se perfila como un año de cambios económicos que impactarán la agenda de los negocios, guiados, sobre todo, por eventos como la puesta en marcha de las reformas estructurales, entre otras situaciones.

Ante este panorama, es conveniente que los CEO, sin importar su industria o mercado, estén atentos y preparados para detectar y capitalizar las oportunidades. ¿Quién mejor que el líder de la compañía para guiar los cambios y promover las mejoras?

Por ello quiero dedicar este espacio a presentar algunos consejos que pueden ser de utilidad a los hombres de negocios para guiar a sus empresas en medio de este turbulento entorno económico y empresarial. Se trata de una serie de habilidades que, en mi experiencia como consultor, he visto que son determinantes para que todo CEO consiga llevar con éxito a su compañía.

 

1. Desarrolla tu adaptabilidad al cambio

La adaptabilidad permite a los CEO y sus organizaciones estar siempre preparados para gestionar los cambios y permanecer abiertos a la innovación, aunque dejar la zona de confort es difícil porque resulta desconcertante e incómodo. Aun con ello, los CEO deben desarrollar su habilidad para mirar al horizonte y detectar nuevas oportunidades, tendencias, ideas, etcétera, y evaluarlas para decidir si pueden adoptarlas para beneficio de su negocio.

Los líderes de negocio deben saber todo esto y estar listos para adaptarse a los cambios y reinventarse continuamente, pues las industrias y los mercados se reconfiguran de forma continua e inesperada. Ser un ejecutivo analítico y visionario es fundamental para convertir las amenazas en oportunidades y las debilidades en fortalezas, y posicionar a tu organización en el futuro próximo.

 

2. ¡Arriésgate!

Es tan universal esa frase popular que dice: “el que no arriesga no gana”, pues aplica para casi todo en la vida. En medio de un entorno cambiante de negocios, un CEO debe tener siempre la capacidad de tomar decisiones arriesgadas, lo cual no significa que éstas sean precipitadas y sin pensar en las consecuencias; por el contrario, si hay alguien que sabe tener el control del riesgo es un CEO, así que debe atreverse a llevar a cabo proyectos audaces e intrépidos, y ser punta de lanza de iniciativas totalmente innovadoras, planificando con base en escenarios –cambios de mentalidad sobre la parte exógena del mundo– antes de la formulación de estrategias específicas.

 

3. Centra tu liderazgo en el cliente

Los tiempos en que los CEO permanecían aislados en una burbuja de cristal, casi intocables, han quedado atrás. Hoy, si se quiere hacer frente a los cambios del actual mundo de los negocios, los directores generales deben acercarse más a sus clientes; conocer el estado actual y los movimientos en su industria y su mercado; conocer las necesidades de sus canales de venta (incluso trabajar de manera conjunta); identificar, además, las exigencias de los puntos de venta y hasta del consumidor final.

En nuestros días, las tendencias de venta y consumo están cambiando, por lo que es necesario cambiar también el enfoque en la forma de hacer negocio. Los líderes de hoy ya no pueden ejercer un liderazgo desde “cuatro paredes”, sino salir y generar nuevas dinámicas de operación centradas en sus clientes.

 

4. Vuélvete creativo

La creatividad es otra competencia importante que los CEO deben tener y fomentar, pues permite que los negocios desarrollen nuevas estrategias y se adapten fácilmente a las actuales condiciones de mercado, además de tener mayor participación de mercado que la competencia. También permite detonar la innovación, un componente importante para el éxito de las compañías.

Gracias a sus habilidades creativas, los CEO son capaces de llevar a sus organizaciones a mejorar sus ingresos y maximizar los recursos, un eje de gran valor en el entorno actual de negocios, donde los presupuestos se han reducido y las compañías necesitan hacer más con menos.

Cualquier CEO sabe que no es fácil hacer caminar a su organización en tiempos desconcertantes y turbulentos, y que quizá algunos lo hacen mejor que otros; sin embargo, lo meramente importante es que aprendan a beneficiarse incluso de las adversidades y amenazas, pues aunque a nadie le guste atravesar por momentos así, la realidad es que en ellos reside una gran ocasión para transformarse y volverse exitosos. Una frase del especialista en management, Peter Drucker, dice: “La excelencia de un líder se mide por la capacidad para transformar los problemas en oportunidades.”

Que el entorno actual de negocios, con sus ajustes, cambios, desafíos, oportunidades y amenazas, les permita fortalecer su posición, crecer en liderazgo, y les haga conducir sus organizaciones por el camino del éxito.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HectorMezaC

Facebook: Héctor M. Meza

LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Reformas corporativas para aprovechar las reformas estructurales
Por

La habilidad para asociarse con inversionistas es imprescindible, pero ¿qué deben hacer las empresas a fin de allegarse...