De las 30 promesas de los negocios 2020, ninguna está haciendo distinción por redes sociales en su generación de contenido.

Así de directo fue Adrián Bravo, director  regional de Social Bakers Latam, agencia especializada en marketing en social media, que estudió el comportamiento de las firmas en esas plataformas en el último año.

“Nos parece claro que ninguna de las 30 empresas en realidad están haciendo un trabajo de distinción de audiencias en las redes sociales”, indicó.

Te sugerimos: México, tierra fértil para empredimientos sudamericanos

No obstante, no todo está perdido, pues si bien, para Bravo no hay contenido bueno ni malo en redes, sí hay una distinción entre el relevante e irrelevante. “Me parece que muchas sí están haciendo un trabajo interesante de contenido“, lanzó.

Por ello, sugirió a las empresas evaluar su desempeño y estrategia en redes sociales, con algunas indicaciones:

  • 1. Conocer a la audiencia: Hay que saber a quién dirigirse al crear un contenido, como la plataforma que utiliza, el tipo de contenido que consume y los temas que le llaman la atención, pues se trata de una relación de dos vías.

“Si yo entiendo con qué contenido te identificas como usuario, es muy fácil para mí preguntarme qué cosas debo tomar de esa interacción y cómo puedo meter mi marca o mi mensaje, mi call to action en esos comunes denominadores para crear una buena estrategia de contenido”, aseguró.

Además, sugirió que para contratar una agencia para el manejo de redes, hay que asegurarse que utiliza herramientas tecnológicas para conocer a las audiencias a las que se quiere dirigir la firma.

  • 2. ‘Robar’ ideas es válido. Muchos de los clientes siguen mitificando marketing como un proceso creativo único en donde se quiere hacer algo muy diferente y muy exclusivo, pero para Bravo, prácticamente “todo está inventado. Ya todo mundo probó 20 cosas, entonces yo me pregunto por qué robarte ideas es malo si puedes analizar en una plataforma lo que se ha hecho en todo un segmento y entender cómo compañías como tú han hecho diferentes cosas y cuáles funcionan y cuáles no. No reinventen la rueda”.

Por ello recomendó que en lugar de probar propuestas creativas “desde cero”, se haga un análisis previo del estado del arte y con cifras, entonces sí se parta a pensar en una estrategia retomando aquello que a otras marcas del mismo segmento o de características similares sí les haya resultado.

“Simplemente es más interesante ver qué jala, qué no jala y robar con estilo”, indicó.

  • 3. Apostar por contenido relevante: Cuando un contenido recibe muchos comentarios y funciona para generar discusión, la red social lo considera contenido relevante, por lo que amplifica ese material y además reduce su costo por clic (cpc), explicó.

Por ello advirtió que la inversión no basta para impulsar las publicaciones, sino su calidad, pertinencia y oportunidad, de modo que resulte relevante y pueda reducir los costos para la firma.

“En el mundo de contenido de social media, primero voy a ver si tu contenido es relevante, si lo es, te premio y te bajo el precio (del cpc) porque a la red social le interesa que exista más contenido relevante y entonces te amplifica porque hay un beneficio orgánico y un beneficio pagado”, señaló. También aclaró que la competencia en social media no depende del volumen, sino de la relevancia.

  • 4. Entender que las redes sociales  y los tipos de publicación son distintos: las interacciones no son el único indicador para las publicaciones. Bravo refirió que el objetivo debe diferenciarse entre presentación (que se mide por alcance y usuarios únicos), engagement (que busca interacción) y conversión (que mide compras), y con el objetivo en mente, definir hacer algo relevante que sea amplificado por la red social.

Una vez distinguido, conviene adecuar el contenido a ese objetivo así como a la plataforma en la que se va a presentar. “En un 85% aproximadamente todas las compañías que crean un contenido en una red social, lo duplican en otra”, comentó.

Destacó además que la mayoría de las promesas están concentrando su difusión en Facebook, lo cual requiere poner atención tanto en el contenido, pues los videos tienen mayor éxito, así como el segmento.

“Si yo estoy en el negocio de fashion o de beauty, tendría que estar enfocados mis esfuerzos mucho más en la parte de Instagram“, sugirió. “Si mi producto es más complejo de explicar, me tengo que ir más a Facebook”.

Añadió que hay algunos mitos como que Facebook está superado por Instagram, mientras que por audiencia, la primera red se mantiene como la líder en el país, así como en conversión, es decir, en compras.

 

Siguientes artículos

emprendedora emprendedor emprendedores
¿Cómo consiguen financiamiento los emprendedores en Latam?
Por

Hoy hay opciones de fondeo para casi todo tipo de compañía; sin embargo, hace falta que fluya todavía más dinero para ha...