El reclutamiento se trata de conseguir la gente adecuada para los puestos correctos,  estrategia que aplican de forma efectiva los equipos de futbol.  Conoce 4 jugadas para ‘fichar’ al mejor talento para tu empresa.

 

 

 

PUBLICIDAD

Los equipos de futbol de élite que juegan en la Copa del Mundo pueden enseñar mucho al mundo de los negocios, como la importancia del trabajo en equipo o la necesidad de una mentalidad ganadora.

Según un estudio de Hays, consultora en reclutamiento especializado, el principal valor que los empresarios y directivos de recursos humanos pueden aprender de estos equipos deportivos es la gestión del talento.

El reclutamiento se trata de conseguir la gente adecuada para los puestos correctos y es precisamente lo que aplican de forma muy efectiva los equipos de futbol exitosos. La gestión del talento reside en el centro de las organizaciones competitivas que se enfocan en alcanzar un alto rendimiento – tanto si es en el campo de fútbol como en el mundo de los negocios – .

Por ello, según Hays, los equipos de futbol trabajan con reclutadores para asegurarse de emplear a las personas adecuadas, posteriormente desarrollarlas y ejecutar un plan de retención, por lo que los grandes principios de los Recursos Humanos se aplican en este terreno más de lo que se espera.

 

¿Cómo ‘fichar’ al talento?

Conoce 4 claves que Hays recopila del mundial Brasil 2014 para que lleves los mejores ‘jugadores’ a tu empresa:

 

1.- Estructura para el éxito: A menudo tienen un enfoque integral. Cada departamento tiene claro su área de responsabilidad, pero también pueden trabajar en colaboración para fortalecer la toma de decisiones y mantener la agilidad requerida en un deporte (o negocio) de rápido ritmo a nivel mundial.

 2.- Plan de sucesión: Además de la contratación de las personas adecuadas para el día de hoy, los equipos deportivos más importantes también reclutan profesionales con poca experiencia. Ellos entrenan y desarrollan estos jugadores para asegurar que tengan un talento definido y una cultura consistente a través de la fuerza de trabajo – tanto en términos de los jugadores actuales, así como las futuras estrellas – . Se trata de un ejemplo clásico de planificación de la sucesión que le resultará familiar a cualquier director de recursos humanos.

3.- Retención: Como en cualquier organización, los jugadores de un equipo deportivo necesitan estabilidad y continuidad para estar contentos con su trabajo. Aunque se trate de los mejores talentos en el campo de fútbol, ​​o los mejores talentos en la sala de juntas, las personas que se destacan en su puesto de trabajo recibirán ofertas de otros empleadores que ofrecerán atractivas propuestas económicas. Por ello,  los mejores equipos deportivos intentan proporcionar una razón de peso para que el talento se quede. Salarios competitivos, apoyo para el aprendizaje y el desarrollo y trayectorias claras, son factores importantes para asegurar la lealtad – en el campo y fuera.

4.- Grandes reclutadores: Cuando llega el momento de reclutar a su próximo jugador estrella, los mejores equipos deportivos confían en reclutadores que están altamente cualificados, bien comunicados, motivados y bien informados. Estos reclutadores investigan jugadores potenciales y revisan y analizan todos los aspectos de su idoneidad – el mismo procedimiento de contratación que un reclutador aplicará  para cualquier tipo de negocio.

 

Siguientes artículos

¿Al BCE le conviene la apreciación del Euro?
Por

Un euro demasiado fuerte se suma a las presiones de la baja inflación y el lento crecimiento. Reuters VIENA- El paquete...