Las bajas tarifas en el cobro del agua y los costos crecientes son algunas de las causas que explican la alta dependencia del sector acuífero de los recursos destinados por el gobierno federal, asegura la calificadora Moody’s.

 

La alta dependencia de los recursos federales y el endeudamiento de las empresas ha llevado al sector acuífero del país a un panorama cada vez complicado.

PUBLICIDAD

En medio de una reciente controversia sobre una nueva Ley General de Aguas en México, que permanece congelada en el Congreso, la calificadora de riesgo Moody’s publicó el estudio “Tarifas Bajas y Costos Crecientes Alargan la Dependencia en el Gobierno Federal”, en donde se explican los cuatro factores que han llevado al fracaso del sector acuífero en México.

1. Menor inversión por parte de los gobiernos locales en el sector. La inversión en el sector acuífero por parte de los gobiernos municipales y estatales cayó a menos de 33% desde un 45% entre los años 2007 y 2013, puntualizó Moody’s.

No obstante, la calificadora señaló que la inversión a cargo de los municipios, responsables de proveer los servicios de agua en México, se mantiene relativamente constante, en 15%.

2. Bajas tarifas y altos costos aquejan a empresas. La relación entre costos e ingresos de las compañías de agua se ha deteriorado continuamente, mermando las ganancias e impidiendo la posibilidad de fondear proyectos de infraestructura, explicó la calificadora.

En este mismo sentido, Moody’s precisó que el deterioro refleja la incapacidad de la industria para mantener tarifas en línea con los aumentos en costos.

“La presencia de flujos de efectivo ajustados por parte de las compañías de agua las ha llevado a depender cada vez más del gobierno federal como fuente de financiamiento”, puntualizó la agencia en el análisis.

A su vez, Moody’s destacó que el bajo cobro de los derechos por agua elimina efectivamente un mecanismo de facto para el uso de agua que contribuye a la sobreexplotación de los recursos acuíferos.

3. Adeudos de empresas superan la deuda bancaria del sector. Moody’s indicó que la acumulación de adeudos de las empresas con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) es resultado de los márgenes negativos de las compañías; además, es un reflejo de su falta de capacidad para cubrir costos operativos.

Los adeudos con Conagua superan considerablemente la deuda bancaria del sector, que ascendió a 8,200 millones de pesos (mdp), distribuidas entre sólo 65 compañías de agua, expuso.

La dependencia federal extiende a las empresas un crédito fiscal al derecho no pagado cuando éstas incumplen con el pago del derecho correspondiente, permitiendo la compañía de agua en mora opere con normalidad.

Moody´s dijo que 503 empresas de un total de 2,356 tenían adeudos fiscales con Coangua. Dichos adeudos sumaban alrededor de 12,000 mdp.

4. Alta dependencia de las participaciones federales. El apoyo del gobierno federal a las compañías de agua representa alrededor de 60,000 mdp y equivale a alrededor de 10% de las participaciones federales a estados, apuntó la calificadora de riesgos.

El gobierno federal se ha convertido en la fuente principal de recursos para las compañías de agua la transferencia y la gestión directa de los proyectos de inversión, así como mediante la acumulación de deudas fiscales”, comentó.

Entre 2007 y 2014, las transferencias del gobierno federal a través de Conagua aumentaron a 27,000 mdd desde 5,000 mdd, creciendo a una tasa anual compuesta de crecimiento de 26.78%.

 

 

Siguientes artículos

Precio del petróleo se desploma tras racha de ganancias
Por

En las últimas dos sesiones, el precio del petróleo había logrado una ligera recuperación, sin embargo durante la jornad...