Si la falta de tiempo, el ruido, celular y las redes sociales te impiden estudiar o aprender nuevos conceptos en la oficina, te presentamos cuatro claves para lograrlo.

 

Si en tu trabajo necesitas aprender nuevas habilidades o conceptos, pero sufres con la enorme cantidad de distracciones y pendientes a tu alrededor, no pierdas la calma: te presentamos algunos hábitos que puedes incorporar a tu método de estudio.

PUBLICIDAD

La unidad de negocio de OCCMundial, buscador online de recursos humanos, realizó un sondeo en agosto para conocer  hábitos de estudio de profesionistas mexicanos.

El estudio arrojó que los profesionistas mexicanos dedican 9 horas en promedio a la semana para el estudio. En cuanto a la forma de estudiar, 63% prefiere hacerlo de manera individual que en equipo, pues esto les permite concentrarse, además de usar efectivamente el tiempo, planear el aprendizaje, monitorear el progreso y hacer cambios a su sistema de aprendizaje.

Las principales barreras para el estudio son la falta de tiempo (58%), el ruido (25%) y el tiempo dedicado a la familia (18%), seguido del celular y las redes sociales (17%).

El lugar favorito de estudio para 7 de cada 8 personas es la casa, seguido por la biblioteca (15%) y espacios al aire libre (8.3%).

En cuanto a la didáctica en clase, 36% de los alumnos prefieren que organicen debates y que exista diálogo; mientras que otro 32% prefiere analizar individualmente y 30% gusta de realizar actividades prácticas en equipo.

 

¿Cómo puedo estudiar mejor?

Te presentamos cuatro hábitos básicos para favorecer el aprendizaje, según OCCMundial.

1. Evita el multitasking. Sí, dominas el arte de combinar Facebook, el chat, Twitter, mensajes de texto, televisión y hasta la cena mientras trabajas o estudias. Sin embargo,  dividir la atención entre tantas tareas diferentes, afecta la calidad de tu trabajo y tu capacidad de aprendizaje. Evita todos los distractores para volverte más eficiente a la hora de estudiar o trabajar.

2. Busca un lugar adecuado a tus necesidades. Si cada vez que tratas de estudiar acostado en la cama te quedas dormido, busca una silla o un lugar público tranquilo. Si necesitas completo silencio, enciérrate en tu cuarto y si necesitas un poco de ruido para impulsar tu creatividad puedes intentar trabajar en una cafetería. El objetivo es siempre ser lo más productivo posible en el menor tiempo.

3. Usa estrategias activas de estudio. Si para ti no es suficiente leer y releer información, dibujar, hacer listas con la información, preparar cuadros sinópticos y discutir con compañeros de estudio te ayudará a retener mejor la información.

4. No sacrifiques el sueño. La falta de sueño es muchas veces contraproducente pues dificulta la concentración.

 

Siguientes artículos

Ventas de Walmart de México crecen 5.9% en agosto
Por

El crecimiento se compara favorablemente con el aumento de un 3.5% interanual de las ventas de agosto del 2014, y mantie...