Si piensas que todas las ideas de negocio se concretan a la primera oportunidad, te presentamos cuatro casos de éxito que iniciaron con fracasos.

 

Los fracasos propios resuenan más que los ajenos. Las historias de éxito también prevalecen, pero lo que pocos cuentan es la fase de fracasos por las que tienen que pasar antes de alcanzar la cima.

PUBLICIDAD

Las causas son múltiples. La iniciativa Fuck Up Nights realizó una encuesta entre emprendedores mexicanos y arrojó algunas de las principales causas del fracaso empresarial:

1. Ingresos insuficientes para subsistir.
2. Falta de indicadores.
3. Falta de proceso de análisis.
4. Planeación deficiente.
5. Problemas en la ejecución.

Si piensas que todas las ideas de negocio se concretan a la primera oportunidad, te presentamos cuatro casos de éxito que iniciaron como un fracaso, según el portal de empleo online, The Muse.

 

1.  Anna Wintour

La editora en jefe de Vogue ocupa el lugar número 28 en la lista de Forbes de las 100 mujeres más poderosas, pero el inicio de su carrera no fue tan prometedor.

Tan sólo después de nueve meses como editora de  Harper’s Bazaar, Winter fue despedida por no entender el mercado estadounidense. Después laboró en Viva, donde se regresó un par de año después. Finalmente, tras un par de temporadas en otras publicaciones, Wintour Logró convertirse en editora en jefe de Vogue.

“Yo creo que a todos deberían ser despedidos alguna vez”, dijo ella.

El portal asegura que si en algún momento te dejan ir, no te preocupes por el impacto negativo que tendrá en  tu carrera, y que mejor pienses en cómo podría ayudarte esa experiencia.

 

2. Evan Spiegel

El cofundador de Snapchat es uno de los billonarios más jóvenes del mundo. Este empresario de 25 años tiene una fortuna de 2,100 millones de dólares según Forbes. No obstante, hace sólo cinco años, como estudiante de Stanford, su vida tuvo momentos difíciles.

Su novia rompió con él, su fraternidad  lo expulsó del campus y el único usuario de su primera compañía era su mamá, retoma The Muse.

“Realmente no tenía nada”, dijo posteriormente.

La persistencia puede ser un camino largo, dice The Muse, más cuando parece que nada va bien.

 

3. Arianna Huffington

El segundo libro de Huffington fue rechazado por 36 editoriales, y cuando se lanzó para gobernadora del estado de California, recibió sólo 0.55% de los votos.

Ahora queda claro que Arianna aprendió de sus fracasos. En una entrevista en 2010 dijo que conseguir fondos para su campaña le mostró el poder de internet.

El éxito de su portal, The Huffington Post es la prueba. Se estima que tenga ingresos por 200 millones de dólares anuales. Hoy, Arianna ha publicado 13 libros.

 

4. Brian Chesky y Joe Gebbia

Hoy, la compañía Airbnb, dedicada a la está valuada en 25,500 millones de dólares. Pero, en 2008, sus cofundadores probablemente nunca predijeron su futuro éxito.

A pesar de lanzar el portal en múltiples ocasiones (incluidos el festival SXSW y la convención nacional demócrata) el sitio de Airbnb no progresaba. Chesky and Gebbia sobrevivían con cereal y una deuda de decenas de miles de dólares en sus tarjetas de crédito.

Negándose a renunciar, un doloroso año después, su startup fue aceptada en la encubadora de negocios Y Combinator, que les permitió llegar a donde se encuentran hoy.

 

Siguientes artículos

Corrupción, el enemigo de las empresas más valiosas
Por

Las marcas mexicanas avanzan hacia los mercados internacionales, pero los escándalos de corrupción que han experimentado...