cintillo_1

Texto publicado originalmente el 24 de agosto de 2013.

 

El científico mexicano René Drucker le cuenta a Forbes México cuáles son los retos que tiene que sortear el país para crear un Silicon Valley a la mexicana.

PUBLICIDAD

 

Desarrollar modelos similares al de Silicon Valley, en Estados Unidos, es una opción a la que México podría aspirar en el largo plazo. Sin embargo, la falta de cimientos en las áreas científicas y tecnológicas podría alejar al país de esta meta.

“Cualquier país en el fondo tendría la oportunidad para crear un Silicon Valley, lo que habría que preguntarse es cuáles son las condiciones que se requieren para que esto se dé, y yo veo difícil que México tenga las condiciones para que se pueda hacer un desarrollo similar”, opina en entrevista con Forbes.com.mx René Drucker Colín, titular de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal (Seciti).

Para el científico mexicano la posibilidad de generar un boom de empresas tecnológicas nacionales podría tardar cerca de dos décadas, tomando en cuenta las condiciones de infraestructura del país necesarias para albergar proyectos de innovación.

En este sentido, la Seciti ve una posibilidad de acelerar estos proyectos en la banca privada, por lo que ya mantiene pláticas con Banorte, institución bancaria que podría invertir recursos hasta por 500 millones de pesos (mdp) en la implementación de un parque científico en la ciudad de México.

A pesar de ello, los retos se mantienen vigentes. A continuación te presentamos 4 de los principales obstáculos que, de acuerdo a la opinión de René Drucker, se interponen para lograr un Silicon Valley en México.

1.   Impulso a la innovación: Aunque la innovación no necesariamente es un aspecto que está ligado a la ciencia, ya que su naturaleza es sólo provocar un cambio en los modelos existentes en las diversas áreas productivas, resultaría importante que se apoye al área científica de las universidades.

“Este país requiere de impulsar a todos aquéllos investigadores o inventores que tienen el interés por generar nuevas cosas que puedan transformar la vida de las personas y al mismo tiempo formar empresas mexicanas que hagan productos con un valor agregado”, dice Drucker.

2.   Falta de un sistema científico y tecnológico poderoso: A pesar de que existen científicos competentes en el país, resulta necesario que se incorporen más investigadores que propicien mayores proyectos.

Actualmente, México sólo cuenta con 25,392 investigadores, es decir, el país sólo cuenta con 0.7 investigadores por cada 1,000 personas que se encuentran entre la población económicamente activa, mientras que en Estados Unidos (EU) la proporción de investigadores es de 14 investigadores por cada 1,000 habitantes, de acuerdo con los últimos datos de Ciencia y Tecnología del Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología).

3.   Capital de riesgo. Otro de los elementos que para el titular del Seciti es necesario, se basa en el incremento del capital de riesgo en el país, que son aquéllos recursos económicos que se destinan

“Habría que generar un sistema efectivo sin burocracia y además en donde hay que arriesgar dinero”, opina René Drucker.

4.   Instalaciones sofisticadas. Pero no sólo la idea innovadora basta para el desarrollo de nuevas empresas, también resulta necesaria de espacios adecuados en donde se puedan dar cita los distintos actores en la creación final de los productos.

Cabe mencionar, que ciudades como Guadalajara, en Jalisco, ya han iniciado proyectos como Ciudad Creativa Digital, un complejo en el que se ubicarían incubadoras, empresas ancla y un centro de innovación, el cual iniciará su primera etapa de edificación antes de concluir este año.

Asimismo, el Seciti planea impulsar el desarrollo de parques científicos que congreguen en el Distrito Federal a los interesados en crear empresas de innovación.

Aunque René Drucker reconoce que no la tarea aún llevará tiempo y muchos esfuerzos en concientizar a los diferentes actores del potencial de la ciencia para crear un ‘Silicon Valley Mexicano’: “Hay muchas avenidas para la innovación, ¿a cuál le debemos entrar nosotros los mexicanos? Eso es lo que tenemos que sopesar”.

 

Siguientes artículos

Cómo sobrevivir a un mal jefe
Por

Texto publicado originalmente el 27 de mayo de 2013 Trabajar en un ambiente donde la relación con el jefe no es la mejor...