Ocho de cada 10 empresas cierran durante su primer año de operación debido principalmente a falta de protección financiera frente a situaciones críticas.

 

Es importante crear una cultura de prevención en el país, y esto incluye a las empresas, ya sean pequeñas o grandes. Cualquier negocio, sin importar su giro, sean públicas o privadas, pueden estar expuestos a alguna eventualidad o accidente que sin duda alguna generará gastos adicionales que pueden llegar a desestabilizar la situación financiera de la empresa.

En este sentido, la industria aseguradora ofrece productos que permiten crear soluciones que responden a las necesidades específicas de cada empresa, ya que existen negocios que muchas veces prefieren asegurar sólo una parte de la empresa porque consideran que corre mayor riesgo, en comparación con lo demás.

PUBLICIDAD

Los seguros empresariales ofrecen coberturas que brindan protección ante pérdidas y daños por incendio o inundación, robo de mercancía, robo o daño de maquinaria, daños por accidentes y actos de vandalismo, gastos de remoción de escombros, responsabilidad civil, entre otros. Incluso existen complementos de las coberturas básicas que por un tiempo se hacen cargo de los gastos del negocio en caso de que se vea obligado a suspender actividades por causa de incendio o eventos catastróficos. Lo ideal es contratar un seguro de negocio múltiple, es decir, un paquete que proteja integralmente a la empresa.

El costo de los seguros para negocios varía según diversos factores, como el giro de la empresa; por ejemplo, en el caso de la cobertura de responsabilidad civil (RC) o daños a terceros, varía mucho la suma asegurada y llega a incrementar el costo según las características del negocio, ya que no es lo mismo esta cobertura para una planta que elabora equipo médico que para una farmacia.

Ante esto, para poder seleccionar el seguro adecuado para un negocio se deben tomar en cuenta los siguientes puntos:

  1. Investiga y compara diversas opciones que ofrezcan una tarifa adecuada; revisa que las aseguradoras que elijas estén registradas ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).
  2. Durante la evaluación de las diversas pólizas, toma en cuenta elementos como el presupuesto de la empresa, el tamaño del establecimiento y define las áreas a proteger.
  3. Elige un seguro que abarque una cobertura amplia, de acuerdo con las necesidades de la empresa.
  4. Lee en su totalidad la póliza y asegúrate de entenderla y aclarar cualquier duda antes de firmar.

De acuerdo con datos de la industria, 8 de cada 10 empresas cierran durante su primer año de operación debido principalmente a falta de protección financiera frente a situaciones críticas. Así que no lo eches en saco roto y asegura tu negocio. Es mejor prevenir que lamentar.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @SegurosS

Facebook: Seguros S.com.mx

Página web: Seguros S

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.