Más allá de las letras pequeñas en las leyes secundarias, la reforma energética tendrá que sortear cuatro riesgos básicos que rondan al sector.

 

 

La reforma energética podría dar un empuje mayor al 1% en el crecimiento potencial de largo plazo para la economía mexicana, sin embargo, para alcanzar este objetivo no basta con la aprobación de la iniciativa.

PUBLICIDAD

En un reporte de análisis, UBS explica que la reforma aprobada resulta positiva para el panorama económico de largo plazo, al permitir que las compañías obtengan licencias para contabilizar reservas entre sus activos, lo cual da un mayor atractivo a la inversión extranjera.

De acuerdo con los cálculos, la reforma podría atraer una inversión privada anual por 12,000 millones de dólares, que se sumaría a la inversión de 15,000 millones de dólares que se realiza en exploración y desarrollo en Pemex. Según UBS, éste podría ser el cambio más relevante en apertura económica desde el Tratado de Libre Comercio.

Sin embargo, quizá sea muy pronto para celebrar. El reporte advierte que el sector deberá lidiar con cuatro retos básicos en el camino a una apertura exitosa a la inversión.

 

1. ¿Reforma definitiva?

Más allá de la arquitectura de las leyes secundarias, la reforma energética se enfrenta a la posibilidad de ser sometida a un referéndum en julio de 2015, pues la Ley Federal de Consulta Popular establece que podría haber una nueva evaluación de la reforma en los comicios de 2015.

 

2. ¿Más petróleo de exportación?

México está abriendo su sector de energía en el momento en que el sector del petróleo en América del Norte está cambiando rápidamente. Estados Unidos está en camino de ser independiente en producción de energía y eso obligará a México a encontrar mercados alternativos para la exportación.

 

3. Crudo pesado, crudo ligero y sus costos de producción

UBS explica que la capacidad de refinación de México está concentrada en procesar crudo procedente de Canadá. Además, los cambios proyectados se darán en un contexto en que México enfrenta mayores costos de producción, pues está por agotar campos tradicionales y de explotación más rentable, como Cantarell.

Necesidad de inversión (en dólares) en desarrollo y exploración por cada barril extraído

Costo de produccion por cada barril

Fuente: Mexico Energy Reform -UBS

4. ¿Inversión productiva?

Para la firma financiera,  el mayor riesgo con este tipo de inversión es que resulte ser menos productiva de lo esperado. En la última década, la inversión del país como porcentaje del PIB ha alcanzado cerca de 3%, sin embargo, esto no se ha reflejado en una mayor tendencia de crecimiento.

“El aumento en la inversión fue impulsado por un aumento de cuatro veces el presupuesto de inversión de Pemex, pero en este tiempo, la producción cayó de un máximo de 3.4 millones de barriles por día en 2004 a su nivel actual de 2.5 millones de barriles por día”, señala UBS.

Proyección de la disminución en la producción 

disminucion de la produccion

Fuente: Mexico Energy Reform -UBS

 

Siguientes artículos

Dr. Jekyll y Mr. Hyde en el emprendimiento
Por

Hemos oído mucho de “Pepe y Toño”, pero por experiencia he notado que en el mundo laboral hay muchos Juanes Antonios…  ¿...