Para académicos, la automatización sí ha ocasionado pérdidas de empleo. ¿Cómo actuar? Vence tu resistencia a la tecnología por convicción, no por imposición.

 

Esta semana participé en un evento de 300 personas involucradas en el área de administración de negocios. Se anunció el próximo evento anual; el tema sería la tecnología: “Tenemos que entrar ya a la era de la tecnología y cambiar.” ¿Perdón! ¿Estamos en 2015 o en 1997? Yo pensé que para todos los sectores el uso de tecnología es, en mayor o menor medida, parte relevante de su quehacer cotidiano.

Esta respuesta tardía a algo que ya es obvio para muchos de nosotros desde hace más de una década, ¿por qué causa resistencia aún?

PUBLICIDAD

Las oportunidades de automatización son más grandes que nunca, y un lugar en donde se hace cada vez más evidente es en la oficina. La tecnología está cambiando las expectativas de directivos, empleados, inversionistas, clientes y proveedores. Pero las empresas todavía están luchando con encontrar la tecnología adecuada y con la adopción de las mismas.

 

¿Miedo a perder el trabajo?

El miedo a perder el trabajo es una reacción natural, ya que hemos visto empleos perderse a causa de la tecnología. En el MIT Technology Journal, David Rothman explica que los académicos ven que la automatización, sin duda, ha ocasionado pérdidas de empleo, no sólo en manufactura y administración, sino también en trabajo legal, de menudeo, financiero, en medicina y en la educación. Aun así, no en todos los casos se pierden empleos por la tecnología. Tubo Tax, el software de cálculo de impuestos que usaban los contadores, se empezó a vender al público en Estados Unidos en tiendas de autoservicio; a pesar de ello, el número de contadores que elaboran las declaraciones de sus clientes no disminuyó. Algo hicieron estos profesionistas estadounidenses ante esta amenaza para no perder relevancia ante su cliente.
¿Por qué la resistencia sigue existiendo? ¿Será la edad? ¿Por procesos obsoletos que son complicados de cambiar? ¿Por lo difícil que es romper rutinas? ¿El ser evidenciado por los más jóvenes al no tener las habilidades que las tecnologías actuales requieren?

En agosto de 2003, los mexicanos tuvimos por primera vez que presentar nuestros impuestos por internet. Tanto el SAT como colegios de contadores y empresas privadas se volcaron a capacitar a los contribuyentes, ya que se trataba de un cambio muy drástico; “papelito habla” dejaba de existir. De acuerdo con una encuesta levantada por Impuestum dos años después, al 90% de los contadores entrevistados les costó mucho trabajo entender cómo era esta nueva forma de pago en sus inicios. ¡Sorpresa!, el cero por ciento regresaría al esquema de declaraciones de impuestos en papel. La resistencia a la tecnología se había vencido por imposición, más no por convicción.

 

Tips para no ser desplazado por la tecnología en la oficina

  1. Muestra una actitud de apertura hacia tecnologías que no conoces.
  2. Busca complementar la tecnología con valor agregado que la enriquezca.
  3. Enfócate en lo que los humanos sabemos hacer bien: usar nuestro criterio y experiencia.
  4. Pierde el miedo a la tecnología; practica con aplicaciones sencillas.

 

Convierte la amenaza en oportunidad

Aún veremos mucha más innovación tecnológica en un futuro cercano, así que no te puedes quedar rezagado. No tienes que entrar en una competencia contra la máquina. Integrar la automatización y crear una estrategia que corra en paralelo permitirá que administres mejor, que tomes decisiones informadas en tiempo, que tu empresa sea competitiva y que mantengas relevancia con miras hacia el futuro.

Aprende, mantén una actitud de apertura, aporta, sé paciente y ayuda a otros.

 

Contacto:

Twitter: @Impuestum

Facebook: Impuestum

YouTube: impuestum contadores

LinkedIn: Impuestum Contadores

Página web: impuestum contadores

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

París retira los candados del amor del puente de las Artes
Por

“Es el fin de los candados”, dijo el vicealcalde de París, Bruno Julliard.