Por: Francisco Silva*

Nunca hubiésemos imaginado que cuando recibíamos al año 2020, nuestros estilos de vida, hábitos de consumo y métodos de trabajo iban a cambiar de manera radical y sorpresiva antes de que finalizara el primer trimestre debido al brote de COVID-19. Cómo los individuos y organizaciones han reaccionado y aplicado medidas para afrontarlo ha dependido en gran medida de los recursos y planes de contingencia con los que contaban en ese momento. 

Evidentemente, el COVID-19 ha dejado de ser únicamente un asunto de salud pública y se ha convertido en un problema económico, operativo y financiero. Si bien se desconoce aún cuál será el impacto real de esta pandemia, lo cierto es que actualmente se registra una baja demanda de los consumidores, se han contraído los volúmenes de ventas, las cadenas de suministro se interrumpen, existen restricciones de transporte, y la producción sufre de intermitencias.

Ante este escenario, las organizaciones reconocen la urgencia de diseñar e implementar estrategias que les permitan prepararse lo mejor posible ante la inminente evolución del COVID-19 y adoptar un enfoque mucho más proactivo. 

Un prerrequisito importante ha sido responder a cuestiones relacionadas con temas como: qué es lo realmente valioso para la empresa y cómo quiere protegerlo; a qué consecuencias de alto impacto debe estar atenta; qué necesita hacer para poder seguir operando durante una disrupción; y si el plan de manejo de crisis y adaptación garantizarán la disponibilidad de su negocio. 

A fin de ayudar a las organizaciones a afrontar el riesgo que una disrupción de esta naturaleza plantea, se han identificado cinco acciones estratégicas. En su conjunto, buscan ayudarles a responder, recuperarse y continuar en este nuevo contexto de negocio. 

En primer lugar, se sugiere integrar un equipo interdisciplinario para responder a la crisis, el cual ayude a entender el impacto y coordinar los esfuerzos. Con el respaldo de la alta dirección, este equipo cuenta con un alto poder de decisión para realizar cambios y actuar de manera efectiva. Pueden estar apoyados por subequipos que se encarguen de la comunicación, las finanzas, las operaciones y los asuntos legales. 

En seguida, hacer un análisis de la exposición organizacional para identificar y tener un mapa de servicios y funciones críticos (sistemas clave, personal, proveedores y centros operativos) para las áreas que pudieran ser afectadas, como el abasto, la generación de ingresos y las actividades de outsourcing

También es importante que estén listas para brindar una respuesta proporcional. Con el brote de H1N1 de hace unos años, es probable que exista un plan para afrontar este tipo de eventos. Hoy también es el momento de actualizar y adaptar dicho plan para reforzar la resiliencia de la empresa. 

Debido a la posibilidad potencial de que algunos empleados se ausenten, se cierren regiones y oficinas, y se paren las cadenas de suministro, resulta altamente relevante planear los posibles escenarios y contar con los manuales de respuesta para activarlos a medida que se desarrollen nuevos eventos. 

Finalmente, la preparación es un proceso continuo que demanda revisar activamente los planes, las políticas y los procedimientos para que sean adaptables y flexibles todo el tiempo. Con esto se garantiza que la empresa siempre esté preparada y proteja a sus clientes, su reputación, su estrategia y sus ingresos. 

Ante el rápido avance del COVID-19, hemos tenido poco tiempo para tomar decisiones y responder. Aun así, las organizaciones están actuando, aprendiendo importantes lecciones y dimensionando la relevancia de ejecutar estas acciones para afrontar la crisis y elevar su resiliencia. 

Contacto:

Francisco Silva es socio Líder de Finance, Performance & Supply Chain en Consultoría, Deloitte México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

SpaceX Falcon-9 Rocket And Crew Dragon Capsule Launches From Cape Canaveral Sending Astronauts To The International Space Station
Crónica Visual | SpaceX : inicio de una nueva era espacial
Por

Tras 19 horas de viaje, los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley llegarán a la Estación Espacial Internacion...