¿Estás en un Departamento de Recursos Humanos? Estos consejos te ayudarán a asegurarte de que la experiencia de un candidato sea tan positiva como la experiencia del cliente.

 

Los mercadólogos actuales nos esforzamos por crear experiencias positivas para atraer nuevos clientes y mantener a los actuales comprometidos y felices. Ya sea que se trate de la promoción de un producto o de un servicio, el objetivo es hacer una impresión duradera y positiva, y esto aplicar también al departamento de reclutamiento y selección de la empresa.

Los empresarios no pueden atraer a los mejores talentos a sus organizaciones sin aplicar las prácticas que utilizamos a diario los mercadólogos para enganchar a los clientes.

PUBLICIDAD

¿Estás en un Departamento de RH? A continuación enlisto cinco tips para que te asegures de que la experiencia de un candidato es tan positiva como la experiencia del cliente.

  1. Asegúrate de saber qué es lo que el talento desea y oriéntate a ello
    En otras palabras, usa el targeting. Por ejemplo: si deseas los mejores y más brillantes candidatos que salen de la universidad, entonces deja de buscar en todas las universidades y dirígete primero a las universidades de primer nivel, tanto grandes como pequeñas, y recluta directamente en el campus. Vuélvete anfitrión por unos días de la universidad en tu oficina u organiza programas de becarios o pasantías. Si estás buscando profesionales experimentados, entonces involucra a los ex alumnos a unirse a asociaciones específicas para su línea de trabajo o su industria y patrocina dichos eventos.
    La creación de una estrategia de reclutamiento dirigida a hacer tu marca y/o empresa visible, e interactuar donde viven tus candidatos ideales no es nada diferente de crear un plan de marketing, por lo que la investigación, el análisis y la definición de tu mercado objetivo enfocado es la mejor manera de conseguir a alguien para que compre o, en este caso, sea contratado.
  2. Crea una buena experiencia “en la tienda”
    Cuando los candidatos vienen a una entrevista deben sentirse bienvenidos y cómodos. No los hagas esperar. Saluda a los candidatos cuando entren por la puerta. Sonríe. Ofrece café o agua. Acomídete a colgar su abrigo o saco. Preséntale a otros empleados con los que te cruces por los pasillos. Dales un tour por la oficina para que se hagan expectativas, pregúntales si llegaron fácilmente a la empresa, y realmente escucha genuina y atentamente sus respuestas. Los candidatos están allí para una entrevista, pero aun así deben sentirse relajados. Ellos deben sentir la cultura empresarial de inmediato.
    Piensa en cómo te tratan en una tienda de Apple: los empleados te saludan, preguntan cómo pueden ayudar y trabajan contigo uno a uno para ofrecerte un servicio personalizado. Ése es el enfoque que debes tener con los candidatos.
  3. Sé auténtico
    No trates de sobrevender la empresa como algo que no es. No le digas a un candidato que la oficina es relajada si es el ritmo es rápido. Si los empleados trabajan más allá del horario habitual de 9:00 a 17:00, infórmale a los candidatos de ello. Habla sobre el código de vestimenta. Establece expectativas claras antes de poner una oferta sobre la mesa.
    El mejor ejemplo de esto en el marketing sería: compras un shampoo porque quieres volver a hacer crecer tu cabello, pero después de tres usos, hace lo contrario: se te cae más cabello y, por ende, no vas a estar muy feliz y simplemente lo dejas. De hecho, probablemente te sentirás engañado.
    Justo así es como los candidatos se sienten cuando un director de Recursos Humanos explica el puesto, y luego son contratados para hacer algo completamente diferente, o la cultura se describe de una manera y en realidad es completamente diferente cuando empiezan, y entonces no les sorprenda si su rotación es alta.
  4. Sé considerado
    Valora el tiempo de cada candidato. Explica de forma sencilla si hay una necesidad inmediata para el puesto o no, da a los candidatos una línea estimada de tiempo para el proceso de la entrevista. Si no estás seguro de decir eso, entonces sé honesto y maneja las expectativas. Cuando los candidatos van a una entrevista, no los hagas esperar. Ponte en sus zapatos y evalúa si, como consumidor, te gustaría esa experiencia.
    Si tuvieras que esperar 20 minutos para una bebida del Starbucks, es probable que te sientas frustrado y, una de dos, te vas o te quejas. Los candidatos se sienten de la misma manera. Sé responsable y mantente puntal dentro de una agenda tanto para el inicio como para el final.
  5. Sé un referente
    Toda persona que entrevistas para tu empresa debe irse con algo. No te limites a despachar a los candidatos por la puerta. Ofréceles consejos para mejorar su currículo o resalta lo que más te llamó la atención. Dales retroalimentación sobre la entrevista. Si su vestimenta es poco profesional, diles eso. Incluso, ofréceles comida para llevar, ya que tal vez se saltaron su horario habitual para ir contigo. Dales cosas tangibles para que puedan convertirse en un candidato más competitivo, si no en tu empresa, con alguien más; después de todo, tú eres un profesional de RH y debes demostrarlo.

Si los mercadólogos nos esforzamos al máximo para asegurarnos de que nuestros clientes vivan una gran experiencia, entonces ayudemos a que la empresa haga lo mismo para sus candidatos.

Si entras en cualquier sección de una tienda departamental decente, con la intención de sólo mirar, los empleados tienen la obligación de seguirte discretamente para ayudarte a determinar las mejores opciones para ti, en caso de requerirlo. Ellos pueden ofrecerte sugerencias para que sepas lo que debes buscar y, cuando estés listo, realizar la comprar.

Mis queridos trabajadores de RH, hagan lo mismo con la persona que entrevistan. El candidato probablemente compartirá sus experiencias (tanto buenas como malas) con los demás, así que asegúrense de que sea una buena.

 

Contacto:

Twitter: @CesarEnriquez

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.