Ahorrar desde que se percibe el primer ingreso, llevar una vida saludable y asesorarse con un especialista, son algunos de los aspectos que te ayudarán a evitar que tus ahorros se consuman a causa de las enfermedades. 

 

 

Las enfermedades representan una fuga financiera silenciosa que pone en riesgo los ahorros de las personas cercanas a su retiro. No contar con un respaldo financiero estable y no ser conscientes de lo que representa el costo de una enfermedad puede llevar a la muerte los ahorros de toda una vida.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México las enfermedades más comunes entre las personas mayores de 60 años son cerebro-vasculares, afecciones cardiacas, diabetes y déficit visual.

Los hogares con adultos mayores en México destinan a cuidados de la salud 2.5% de sus gastos mensuales, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2012 realizada por el Inegi.

Al respecto,  Alan Gómez, director de Ventas de Principal Afore, explica en entrevista que “el principal error de las personas, específicamente de los mexicanos, es pensar en el retiro como algo muy lejano. Mientras trabajamos percibimos ingresos que destinamos a productos y servicios o a la diversión, pero nos olvidamos de ahorrar”.

 

Las enfermedades son una fuga silenciosa

Las enfermedades representan una amenaza que puede acabar con tu patrimonio y afectar el de tu familia. Gómez explica que no pensar en el retiro y no contemplar un seguro de gastos médicos mayores son los principales errores que se cometen.

Al menos 104 millones de mexicanos no cuentan con la protección de un seguro de gastos médicos mayores en caso de una emergencia médica, según Grupo AXA.

Cifras de Seguros Monterrey muestran que en México los desembolsos por atención médica ascienden a casi 500,000 millones de pesos anuales.

“Es recomendable ahorrar un 10% de los ingresos. Mientras más pronto se comience, el respaldo financiero será mucho mayor”, detalla el directivo.

Actualmente en México existen 8.5 millones de personas de 60 años o más, de las cuales tan sólo 1.3 millones cuentan con un plan personal de retiro, distribuidos en: 94% en población económicamente activa, 4% pensionados y 2% personas inactivas económicamente con derechos adquiridos, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

A continuación te presentamos cinco consejos que Alan Gómez brinda para que las enfermedades no acaben con tu retiro.

1.- Empieza hoy. Para convertir el ahorro en un modo de vida debes poner en la mente que todo lo que inviertas hoy redituará a largo plazo, tanto para ti como para tu familia.

2.- Prepárate para las enfermedades. Ninguna persona está exenta de las enfermedades, pero sí puedes hacer algo para evitarlas: procura llevar una vida saludable en tu alimentación y complementarla con ejercicio al menos tres veces por semana.

3.- El tiempo es un aliado de la inversión. La inflación es un tema importante en el ahorro. Por ello es importante no solamente ‘guardar’ tu dinero en una caja de seguridad; debes de invertirlo para que genere beneficios a largo plazo.

4.- Anota lo que gastas. Lleva un registro de lo que gastas. Esto te ayudará a darte cuenta de tus gastos hormiga, y a tener un mayor control de tus ingresos.

5.- Acércate a un asesor. Asesorarte con un especialista te dará grandes beneficios como:

  • Aprovechar al máximo y de la mejor manera tus ahorros.
  • Aprovechar los beneficios fiscales que ofrecen las instancias gubernamentales como la Secretaría de Hacienda y  Crédito Público (SHCP).
 

Siguientes artículos

Foto: Reuters.
El contenido debe ser libre
Por

El contenido no debe estar atado a las restricciones de un formato específico, sino ser creado para que pueda adaptarse...