Ante la falta de tiempo por compromisos laborales o personales, el dinero móvil puede convertirse en un aliado en medio de una urgencia.

Contar con un smartphone puede facilitar la realización de transacciones desde donde te encuentres, pues una vez ingresando al portal de tu banco o en la aplicación móvil, sólo se requiere dar el número de celular y la cantidad que deseas enviar, sin exceder la cifra permitida, de acuerdo con un estudio de Consumo Inteligente, programa de educación financiera de MasterCard.

Con dicha operación, el monto enviado se retirará de la cuenta en la que se tengan fondos disponibles, a su vez, se creará un código que le llegará al destinatario por SMS, y en cuanto sea recibido se podrá ingresar a los fondos transferidos.

Según el estudio, a través de esta nueva forma de enviar dinero se pueden ahorrar 5 cosas:

PUBLICIDAD
  1. Tiempo. El análisis señala que a través de los pagos electrónicos se tiene la posibilidad de realizar transferencias, sin necesidad de invertir horas en ello.
  2.  Traslados. Ya no es necesario salir de tu casa u oficina para realizar algún envío de dinero, al tiempo en que puedes ahorrar en transporte y gasolina.
  3.  Comisiones. Antes que otra cosa, es necesario revisar si el banco, mediante la aplicación o portal que utilices, no te cobra algún costo adicional. Sin embargo, la persona que recibe el dinero no tendrá que pagar alguna comisión por la operación.
  4. Recargos. Si realizaste algún pago de último momento, con el dinero móvil se evitan multas o intereses por no hacerlo a tiempo.
  5. Costos extra por imprevistos. Puedes ahorrarte pagos adicionales al resolver un problema a tiempo. Por ejemplo, si requieres pagar por alguna compostura de plomería o algún imprevisto y en ese momento no cuentas con recursos físicos, puedes hacer el pago inmediato sin tener que dejar pasar más tiempo para resolver tu problema, sin generar costos adicionales.

Sólo recuerda que, para cualquier operación electrónica, debes tomar tus precauciones para evitar fraude, entre ellas: mantener las últimas actualizaciones de tu navegador o antivirus, evitar el uso de wi-fi, no dar tu número de tarjeta, conservar tu comprobante electrónico y enviarlo a tu correo.

En 2015, se duplicaron los intentos de ataques con malware y el número de virus móviles encontrados creció en 73%, según un Reporte Anual de Dell Sobre Amenazas.

“Los vectores de amenazas para la distribución de malware son casi ilimitados, variando desde tácticas clásicas como el spam por email, hasta nuevas tecnologías que incluyen cámaras portátiles, coches eléctricos y dispositivos del Internet de las Cosas”, dijo Patrick Sweeney, vicepresidente de Gestión de Productos y Marketing de Dell Security, en un comunicado.

 

Siguientes artículos

Ya no llegarás tarde a una cita con la nueva función de Waze
Por

Con Planned Drives podrás programar una reunión o un viaje importante, ya sea para hoy o la próxima semana, por lo que s...