Como ejecutivo de alta dirección debes tener metas de negocio para el año que viene. ¿Ya sabes qué incluir en tu lista de deseos? Te doy algunas pistas para que los pongas en claro y comiences a trabajar para que se cumplan.

 

Estamos ya en la recta final, 2015 está a punto de decirnos adiós y dar paso a un nuevo año, el 2016, y cuando dejamos un año atrás y nos encontramos en el umbral de uno nuevo, nos vienen a la mente momentos de reflexión acerca de lo que hemos vivido tanto en el aspecto personal como profesional, así como los logros que hemos obtenido y, ¿por qué no?, hasta los retos que aún no hemos enfrentado.

Esta reflexión nos invita a plantearnos nuevas metas y delinear los caminos que habremos de seguir en los próximos meses para alcanzar nuestros objetivos. Esto nos motiva a muchos a hacer una lista de deseos o propósitos de año nuevo. Dime, ¿quién de nosotros no ha hecho, al menos una vez en su vida, este listado de deseos o propósitos para recibir un nuevo año? Yo recuerdo que cuando era adolescente, alguna vez mi deseo de año nuevo fue llamar la atención y enamorar a Marina, una compañera de escuela cuyo salón de clases estaba a un lado del mío. La idea estuvo en mi mente desde los últimos días de aquel año hasta que lo logré, ¡casi a finales del año siguiente!

PUBLICIDAD

Desde luego que los deseos que tenemos cada uno de nosotros son diferentes y van cambiando según nuestra edad, intereses, necesidades, etcétera. Muy independiente de esto, siempre es bueno desear ciertas cosas y, lo más importante, tomar acciones para hacer que los deseos se vuelvan realidad.

Los ejecutivos de alta dirección tienen metas de negocio que desean concretar en el próximo año, y qué mejor momento que éste para ponerlos en claro y comenzar a trabajar para que se cumplan. Con la idea de hacer que los CEO no olviden la importancia de pensar en 2016 como un año lleno de retos que todos queremos cumplir, me gustaría proponer algunos deseos que pueden –y quizá deben– estar en la lista de cualquier CEO para el siguiente año.

¿Qué incluir en tu lista de deseos para 2016? Aquí algunas pistas:

 

1. Ser un CEO innovador e impulsar la innovación en tu organización

De acuerdo con la Academia de Innovación RedBox en México, apenas 3% de las empresas mexicanas tiene un área o programa de innovación para renovar sus productos o servicios.

¿Por qué incluirla en tu lista de deseos para 2016? La innovación es una herramienta estratégica para mantener de pie y hacer crecer los negocios, incluso en las condiciones más adversas. Es un componente crucial que brinda varias ventajas a las organizaciones, tales como mayor productividad y competitividad.

Cuando pienses en hacer realidad tu deseo, piensa en la innovación de una manera holística, es decir, en un modelo de negocios que transforme productos, servicios, procesos, personas, relaciones, etcétera.

 

2. Construir un equipo de trabajo motivado, comprometido y competitivo

Esto es algo que podría parecer obvio o redundante, pero en realidad no lo es, ya que muchas organizaciones cuentan con colaboradores que, por diversas causas, no se apasionan por su trabajo, lo que genera que no se involucren plenamente, no se comprometan al ciento por ciento y sean indiferentes ante los buenos resultados.

¿Debe ser un deseo prioritario de los CEO? Desde luego, ya que los trabajadores altamente comprometidos pueden mejorar el rendimiento empresarial hasta en 30%, además de que es 2.5 veces más probable que los “empleados totalmente comprometidos” excedan las expectativas de desempeño que sus compañeros “no comprometidos”, según Hay Group Insight.

Sin duda, es un desafiante deseo en el que todo CEO debe pensar para 2016, así que pon la mira en atraer y retenerlo al mejor talento, motivarlo y lograr su compromiso en favor de tu organización.

 

3. Impulsar la transformación digital en tu compañía

Las TIC están evolucionando a pasos agigantados y se han convertido en una herramienta indispensable para ayudar a las organizaciones a enfrentar sus retos y brindarles un valor agregado de negocio. Aun con esto, existen organizaciones que no han entrado de lleno a la adopción de las tecnologías, y en varios casos, por el poco o nulo interés del mismo CEO.

Sin embargo, hoy es urgente cambiar esta visión si no se quiere sufrir los embates del difícil entorno de negocio. Seguro que muchos directivos ya tienen este deseo en su lista, pues cada vez más la alta dirección es consciente de esto y se está convirtiendo en su principal impulsor. Para muestra los datos de IDC, que señalan que dos tercios de los CEO planean centrarse en estrategias de transformación digital para el 2016.

 

4. Conseguir la lealtad de los clientes

Desde luego que para todas las empresas, atraer nuevos clientes es un hecho importante para hacer crecer el negocio y generar mayores ingresos. Durante mucho tiempo fue una actividad en la que los CEO no tenían tanto involucramiento, más que en los resultados (para ello estaba el Director de Marketing, de Ventas, etcétera).

Hoy, por el contrario, son cada vez más los altos directivos que reconocen la importancia y valor de brindar un buen servicio al cliente para generar la lealtad del mismo, y han salido de sus oficinas para entrar en contacto directo con ellos y escuchar sus necesidades.

Una encuesta de KPMG señala que a 86% de los directores generales de todo el mundo les preocupa la lealtad de sus clientes; es por ello que transformar tu empresa en un “negocio de servicio al cliente” es un deseo que debe estar presente para 2016.

 

5. Ser un líder “verde” con una empresa sustentable

Asumir el compromiso con el cuidado del medio ambiente es una responsabilidad de todos: personas, gobiernos y empresas. Ya son varias las organizaciones que trabajan con iniciativas al respecto; sin embargo, falta reforzar las medidas si de verdad queremos reducir el impacto del calentamiento global.

El tema tendrá que ser parte de la agenda de todo CEO en 2016 y en años consecuentes, así que mantenlo no sólo como un deseo para el 2016, sino como una meta permanente cuyo cumplimiento estarás buscando continuamente.

Y es que el tema es tan importante y urgente, que en la última reunión del COP 21 se acordaron objetivos más estrictos; incluso, más de 2,000 compañías y más de 400 inversionistas de todo el mundo asumieron compromisos climáticos para reducir sus emisiones y dedicar recursos monetarios a ese fin.

Un estudio del Pacto Mundial de la ONU y Accenture señala que 67% de los empresarios mundiales ya ven el cambio climático como una oportunidad de negocio, mientras otro 70% considera que creará oportunidades de negocio en sus compañías en los próximos cinco años.

 

El tiempo se acaba… el reloj sigue avanzando y 2016 está cada día más cerca de nosotros… ¿ya tienes tu lista de deseos para el siguiente año? Si no es así, aún puedes hacerla. Sin importar de qué de trate, recuerda bien esta frase célebre de Ludwig van Beethoven: “Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo y acabarás lográndolo.”

Yo ya tengo mi primer deseo, y ése es ¡que tengas un 2016 lleno de éxitos!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @HectorMezaC

Facebook: Héctor M. Meza

LinkedIn: Héctor M. Meza Curiel

Página web: InfoSol – Soluciones Integrales en Comunicación

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.