Dicen que la única persona que puede fijarse límites es uno mismo. En el mundo de los emprendedores ésta es una idea latente. Para ellos, los sueños son un vehículo que permite hacer realidad proyectos innovadores.

 

Por Ana Paula Flores

PUBLICIDAD

¿Qué pasa cuando se ha alcanzado la meta de construir una empresa prós­pera? ¿Cómo seguir creciendo? Estos cinco emprende­dores nos enseñan que una buena idea es capaz de rebasar fronteras y reproducirse de manera exitosa en cualquier lugar, a pesar de las diferencias culturales.

De acuerdo con el Banco de México, en 2014 la inversión de mexicanos en el extranjero des­cendió 42% con respecto a 2013, alcanzando un volumen de 7,610 millones de dólares (mdd). Los especialistas atribuyen esta caída a un entorno económico mundial in­cierto y a la expectativa de mejores oportunidades en el país.

Lo cierto es que cada vez más emprendedores apuestan por hacer crecer sus negocios en otros mercados. ¿Cómo lo hacen? Bus­cando buenos socios comerciales, desarrollando modelos de negocio agresivos y superando miedos.

Xavier López Velasco, presiden­te y fundador de Kidzania comenta que es importante llevar el negocio a mercados donde haya más clien­tes potenciales.

Carlos Alberto Ruizvelasco, director general de Cloe, dice que la marca debe ser la bandera que cobije a una empresa a nivel global.

Miguel Sernas, fundador y direc­tor de operaciones de TGPS, dice que el dominio de varios idiomas ens un factor fundamental para operar en otros países.

Carlos Escalante, director y fundador de PenHealthCare, explica que las certificaciones per­miten abrirse paso en mercados altamente regulados.

Finalemente, Lorena y Eduardo Vázquez, fundadores de Loly in the Sky, resaltaron la importancia de in­vertir en ferias internacionales para construir redes comerciales.

 

Kidzania

Xavier López Ancona / presidente y fundador

“Lo que hacen los niños todo el día es jugar a imitar a los adultos: juegan a ser mamá, juegan a ser papá, juegan manejando co­ches”, dice Xavier López Ancona, fundador y presidente de Kidzania.

Luego de un arduo proceso de investiga­ción de mercados y fondeo, López Ancona y su ex socio Luis Laresgoiti, apostaron por comprar un espacio grande en un centro comercial y “construir una ciudad para que los niños jueguen a ser adultos”.

Así, en septiembre de 1999, la prime­ra Ciudad de los Niños abrió sus puertas en el Centro Comercial Santa Fe de la Ciudad de México.

Actualmente, bajo un modelo de fran­quicia, Kidzania mantiene operaciones en 20 países, cuenta con más de 800 socios de industria y recibe 8 millones de visitas anualmente.

A principios de 2015, Kidzania abrió dos parques: uno en Brasil y otros en Ara­bia Saudita. A lo largo del año, la empresa iniciará operaciones en Filipinas, Inglaterra, Singapur y Rusia. El próximo año abrirá un segundo parque en Corea del Sur, uno en India y uno en Qatar.

Como primicia, Xavier López dijo a For­bes México que ya se firmó el contrato para construir un nuevo parque en Sudáfrica.

 

Cloe

Carlos Alberto Ruizvelasco / director general y fundador

Carlos Alberto Ruizvelasco proviene de una familia de bolseros. A los 17 años dejó los estudios y comenzó su propio emprendi­miento. “Empecé por mi cuenta, con una sola máquina, a fabricar bolsos para dama, pero más de nicho, con más diseño”, narra.

Hoy en día, bajo la marca Cloe, la empresa de Carlos Alberto produce bolsos, equipaje, accesorios y calzado.

“La marca es como el paraguas de todas las cosas buenas que hacemos dentro de la compañía. Es como nos reconocen. Es nuestro nombre”, asegura el empresario.

Para Cloe, las alianzas son un motor de crecimiento. De la mano de diseñadores como Ágata Ruiz de la Prada y de marcas como Swarowski, la empresa ha ganado reconocimiento en el mercado mexicano. Pero ahora va por más: desde el año pasado abrió su propia tienda en Miami, Florida, e introdujo sus productos en la tienda departamental más importante de Ecuador: De Prati.

Para Carlos Alberto, el objetivo es muy claro: buscar insertarse en otros países de Latinoamérica, como Perú, Colombia y Puer­to Rico. “La marca México ayuda. Con todas las deficiencias que sabemos que tenemos.

 

Thermogen Power Services

Miguel Sernas / fundador y director operativo

En 2008 dos ingenieros mexicanos deci­dieron viajar a Canadá para fundar su pro­pia empresa: ThermoGen Power Services. “La basamos en Canadá por las facilidades que ofrece este país a los emprendedo­res”, comenta Miguel Sernas, uno de los fundadores de la empresa, la cual provee servicios de evaluación al desempeño de plantas termoeléctricas.

Tras dos años de operación y la realización de varios proyectos pequeños, ThermoGen obtuvo su primer gran proyecto en 2010, en una planta en Chile. A partir de entonces, la empresa no ha parado de viajar por todo el mundo: ha realizado proyectos en El Salvador, República Dominicana, Ecuador, Arabia Saudita, España…

“En 2010 detectamos que el hecho de hablar español e inglés dentro de este tipo de servicios es una ventaja que ninguna otra empresa tenía dentro de la industria. Había pura gente que sabía hablar inglés”, explica Sernas.

Hoy en día, con una planta de 18 de ingenieros, cinco en Canadá y 13 en México, ThermoGen Power Services tiene el plan de consolidarse en Norteamérica, seguir cre­ciendo en Latinoamérica y ejecutar servicios en Europa y Arabia Saudita.

 

Pne Healtcare

Carlos Escalante / director general y fundador

De la mano de la Universidad de Michigan y el Hospital John Hopkins, la empresa fundada por Carlos Escalante nació en el año 2000. Su objetivo: ofrecer un portal con te­mas de salud para pacientes y médicos. Pero al verse afectado por la caída de los Punto com, el sitio web tuvo que cerrar.

Carlos no perdió la fe en el proyecto, y tras repensar el negocio decidió construir un portal dirigido únicamente a pacientes en el que se ofrecía información sencilla sobre la diabetes.

La iniciativa le permitió abrirse paso hacia otros servicios: Pfizer lo contrató para llevar a cabo programas de detección de factores de riesgo para presión arterial y colesterol en centros comerciales y corpora­tivos. A través de este proyecto, PenHeal­thCare logró atender a más de dos millones de personas.

Posteriormente, la empresa logró certificarse como centro de contacto de excelencia al ser contratada por Sanofi para implementar sus programas de soporte a pacientes con enfermedades crónicas, y al mismo tiempo, llevó el negocio al mundo real operando 11 clínicas en México, donde ofrecieron servicios similares.

Actualmente, Carlos busca llevar su em­prendimiento a Estados Unidos y Canadá: “Nuestra apuesta para los próximos dos años es estar en los dos países del norte por su va­lor de mercado”, indica. La meta es ofrecer servicios de acompañamiento en salud a la población de habla hispana, con lo cual aumentaría en 30% el número de pacientes y en 75% el volumen de sus ventas.

 

Loly in the Sky

Lorena y Eduardo Vázquez / fundadores  

Eduardo Vázquez está convencido de que México ofrece una gran ventaja para los emprendedores que buscan abrirse paso en otros mercados: es el país con más tratados de libre comercio tiene en todo el mundo.

Tras hacer un análisis exhaustivo del mercado de calzado en México, los herma­nos Eduardo y Lorena Vázquez se dieron cuenta que si bien la industria de fabricación de zapatos presentaba escasos márgenes de crecimiento, no era así con la ventas de estos productos al menudeo.

Fue así como apostaron por desarrollar la marca de calzado Loly in the Sky, la cual ya ha sido registrada en los mercados más importantes del mundo. Su plan de negocios fue desarrollado con el apoyo de Victoria 147, consultoría de apoya el emprendimiento femenino.

De la mano de ProMéxico, los emprende­dores regiomontanos han logrado llevar sus diseños a exposiciones en Las Vegas y Madrid.

Con una estrategia de ventas que se basa también en Internet, Loly in the Sky ha logra­do colocar su producto en mercados como Estados Unidos, Japón y Arabia Saudita.

En 2015, Eduardo y Lorena apuestan por un mercado que consideran igual de importante que el estadounidense: Centro­américa. “Tenemos que tocar puertas en Centroamérica y mirar al sur. El flete cuesta prácticamente lo mismo que en el resto del país”, afirma Eduardo.

 

Siguientes artículos

Grupo Wisa, tras el mercado del lujo en América Latina
Por

Empezó en Colombia, luego se extendió a Centroamérica y México. Ahora el fundador de La Riviera busca expandir su imperi...