La creación de una empresa no es tarea fácil, en especial cuando no se cuenta con estabilidad financiera o el producto no atiende a las necesidades del mercado potencial. Si estás pensando en hacerlo, conoce cuáles son los principales errores que comenten los emprendedores inexpertos.

 

Emprender es, para muchos, una de las mayores aspiraciones en la vida. Sin embargo, tener una buena idea no es suficiente para evitar el fracaso, en especial si se trata de emprendedores que recién comienzan un negocio.

PUBLICIDAD

La iniciativa de emprender entre los jóvenes mexicanos ha registrado un crecimiento significativo en los últimos años. En 2011, las personas entre 18 y 24 años que comenzaron un negocio representaron 6.8% de los emprendedores mexicanos, cifra que en 2013 aumentó a 14.8%, de acuerdo con cifras del Monitor Global de la Actividad Emprendedora 2013.

“Las universidades son un semillero de emprendedores. El mercado ha demostrado que los egresados ya no quieren trabajar en una empresa; han decidido optar por el camino de ser empresarios, poner sus propios negocios y tener un desarrollo profesional como emprendedores”, comenta en entrevista Jorge Reyes, director del Centro Idearse de la Universidad Anáhuac.

No obstante, el catedrático explica que el principal reto al que se han enfrentado las universidades al momento de formar emprendedores, es a la articulación de crear programas e iniciativas que promuevan el desarrollo exitoso de los negocios, ya que la mala planeación en la administración de los mismos los lleva al fracaso.

Las cifras son contundentes respecto a la muerte de las empresas. En México, sólo 25% de los negocios ha logrado sobrevivir a los dos primeros años de operación y 90% de ellos quiebra durante su primera década de vida, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

El reto: conseguir financiamiento

Para Jorge Reyes, el primer paso que un emprendedor novato deber de dar es ir tras la búsqueda de financiamiento, pues sin éste no es posible arrancar un negocio.

Los problemas financieros encabezan la lista de los principales obstáculos para los emprendedores en México, seguidos de una mala administración y las dificultades en ventas y cobranza, revela un estudio de mercado realizado por Grupo FIGA, empresa especializada en el desarrollo de plazas comerciales.

El crowdfunding, o financiamiento colectivo, se ha convertido en una alternativa para aquellos emprendedores que desean reunir capital para mejorar o incrementar sus operaciones.

“El Crowdfunding es un modelo innovador de fondeo y financiamiento en plataformas de Internet que busca apoyar el desarrollo emprendedor en plena era digital y democratizar las fuentes de financiamiento para las Pymes con alternativas innovadoras y de bajo costo”, explicó la Universidad Anáhuac en un comunicado.

Aunque este modelo es reciente en México, en contraste con España, China, Francia o Estados Unidos, en donde ya es más común su implementación en modelos de negocio, el catedrático tiene una visión optimista para el mercado mexicano en los próximos años: “Vamos a convertir a México en punta de lanza para el financiamiento colectivo.”

Para ello, la Universidad Anáhuac puso en marcha dos programas de financiamiento, con el objetivo de ayudar a los jóvenes que egresan de las universidades a ayudarles a construir un negocio exitoso.

Por una parte, la institución educativa se asoció con Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN/BID) para crear el Programa Aceleración del Ecosistema de Financiamiento Colectivo en México para Promover la Iniciativa Empresarial, la Innovación y la Inclusión Económica: Crowdfunding, por una cifra estimada en 2.75 millones de dólares (mdd).

Este monto se desembolsará en un periodo a tres años y el FOMIN aportará 1.25 mdd, mientras que los 1.5 mdd restantes serán recursos de contrapartida.

De igual forma, la Universidad Anáhuac y el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) crearon el Programa Lean Startups Mx. Este esquema cuenta con un financiamiento de 10 millones de pesos, de los cuales, nueve son aportados por el Inadem y uno proviene de capitales privados.

“Estos financiamientos tienen el propósito de ofrecer a los emprendedores un mecanismo de capital alterno, en donde puedan llevar sus productos y servicios a una gran cantidad de personas. Buscamos crear emprendedores con proyectos a largo plazo y con los que cambien el rumbo de la cultura emprendedora en México”, argumenta el director del Centro IDEARSE.

 

Errores de emprendedores inexpertos

Jorge Reyes explica los cinco errores más comunes que cometen los emprendedores inexpertos al momento de iniciar un negocio.

1. Invertir demasiados recursos. En ocasiones, los emprendedores invierten demasiado tiempo y recursos en su idea sin contrastarla con las necesidades del mercado.

“Vemos una disociación entre la idea y el mercado. La coherencia entre éstas dos es esencial para el desarrollo de cualquier nuevo negocio. Puede que se tenga una idea muy buena, pero si no se llega al cliente potencial es una inversión que no rendirá los frutos que pudo haber dado”, explica Reyes.

2. No preguntar al cliente adecuado. El primer acercamiento que tienen los emprendedores novatos con los clientes, es a través de familiares o amigos, sin embargo, Reyes aconseja a los jóvenes perder el miedo al mercado.

“La familia y los amigos dan una retroalimentación positiva, pero no es lo mismo a enfrentarse con alguien que en realidad no te conoce y que va a opinar de una forma crítica tu negocio. Acércate a esos clientes potenciales.”

3. No saber cuál es la propuesta de valor. El no tener clara cuál es la propuesta de valor que se está generando con el producto o servicio que se está llevando al mercado, además de restar credibilidad al emprendedor, genera incertidumbre a su equipo de trabajo y a sus inversionistas.

“Cuando el emprendedor no tiene claro esto, menos se lo va a poder explicar a un inversionista, clientes o al mercado”, sentencia el catedrático.

4. Enamorarse ciegamente de la idea. La realidad es que ningún emprendimiento es único y tampoco funciona a los intereses de todos los clientes. Los emprendedores deben saber definir cuándo vale la pena continuar antes de que fracasen.

“Todos los emprendedores creen que su idea es la mejor, que a nadie más se le ha ocurrido, y en ocasiones puede ser que sí, pero llega un momento en que el propio mercado te va poniendo todas las trabas de que por ahí no debes seguir y ese es el momento para analizar si sigues con una idea que no es viable tecnológicamente y financieramente”, dice.

5. Pensar que puedes emprender solo. Reyes declara que por muy preparado que esté un emprendedor, nunca podrá tener la visión completa de un negocio, por ello es necesario contar con la experiencia de alguien que maneje los temas tecnológicos, legales, de recursos humanos, entre otros.

“Es importante que junto con el tema del emprendimiento, las universidades fomenten el trabajo en equipo, desarrollen habilidades de liderazgo y les ayuden a los jóvenes a encontrar a aquellas personas que serán las idóneas para que en conjunto se puedan desarrollar buenas ideas de negocios”, sugiere.

 

Siguientes artículos

Donald Trump ganó el debate en redes sociales
Por

El empresario multimillonario y una personalidad de la televisión fue el precandidato más mencionado en Twitter durante...