Por Fernanda Celis

Emprender un negocio no es tema fácil, pues ello requiere de planeación para lograr materializar algún proyecto.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) generan 7 de cada 10 empleos y constituyen 9 de cada 10 unidades económicas.

Por lo anterior, es necesario elevar y fortalecer la competitividad de los emprendedores y las PyMEs nacionales, que son “el sustento y fuente de bienestar para las familias mexicanas”, comentó Enrique Jacob Rocha, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), en el marco de la presentación del libro “Pymes en México: experiencias y soluciones”.

PUBLICIDAD

Luis Treviño, presidente del fondo de capital privado Beamonte México Holdings, señaló en entrevista que en los últimos tres o cuatro años, emprender un negocio es una idea que ha crecido con mayor fuerza.

Treviño comentó que el principal reto para los emprendedores es demostrar que su negocio es viable, lo cual les ayudará a atraer la atención de fondos que estén dispuestos a invertir en el proyecto.

Entre los errores que cometen los emprendedores están:

1.No hacer un plan de negocios detallado en el que se especifiquen los objetivos, presupuestos, metas de crecimiento, tiempos en los que se ejecutará cada meta, integrantes, entre otros.

2.No aterrizar tu idea. “Vemos muy seguido que los emprendedores traen buenas ideas y modelos interesantes, pero carecen de materialización de esas ideas. Es muy difícil que un inversionista ponga dinero en algo que no va a generar rendimientos”, comentó Treviño.

3.Falta de formación para poder hablarle a un inversionista o a cualquier interesado en tu proyecto. Es necesario dar a conocer con claridad de lo que se trata el negocio, de tal forma que resulte atractivo para cualquiera que lo conozca, tanto clientes como inversionistas.

4.No asignar el valor adecuado a tu negocio. “Es un error muy común que comparen sus empresas con firmas en Estados Unidos o Europa, cuando el tamaño de las economías o el número de jugadores es diferente al de México. Una mala valuación desanima (a potenciales inversionistas) o hace que se caiga cualquier tipo de negociación”, señaló.

5.Confundir a las empresas que dan créditos o financiamiento con aquellas que son fondos de capital privado, que invierten en el capital de la empresa y se quedan con una participación.

El especialista comentó que es necesario crear una presentación corporativa en la que se detallen las características de la empresa, el servicio o productos que se ofrece, vías de comercialización, integrantes del negocio, modelo de ingresos, asesores, entre otras características que detallen tu proyecto.

A su vez, es obligatorio agregarle un valor a la empresa, calcular costos y la inversión necesaria.

La filial Venture Capital, de Beamonte, creó un fondo de 20 millones de dólares (mdd) que lanzó a principios de 2016, para invertir entre este año y el próximo en 10 a 20 empresas de temprana creación en México, donde ya están en el análisis de oportunidades en dos proyectos avanzados en negociaciones.

El especialista señaló que las empresas de internet de consumo, de videojuegos, y en general firmas tecnológicas son las que se acercan más a los fondos de capital.

La empresa también invierte en empresas medianas a través de Private Equity, donde esperan cerrar cuatro transacciones en el primer trimestre de este año. En dicha división, la empresa busca compañías en diferentes industrias, pero principalmente en servicios, manufactura ligera, salud, educación, servicios para empresas y publicidad.

 

Siguientes artículos

¿Tienes mamitis financiera? Te digo cómo curarte
Por

Si pasas por una mala situación financiera, el apego económico a tus padres es entendible, pero no justificable, ya que...