Fortalecer un negocio de manera constante es fundamental para su buen funcionamiento. Visa comparte cinco factores que no debes olvidar a la hora de administrar tu Pyme.

 

Nueve de cada 10 empresas nuevas pierden ingresos o cierran por falta de planeación y análisis de riesgos, según un estudio del Tec de Monterrey. Fortalecer de manera constante tu negocio podría evitar que tu emprendimiento forme parte de las estadísticas.

PUBLICIDAD

“Cuando no se tienen los elementos suficientes para prevenir o los riesgos no son evaluados es cuando viene el colapso de la empresa. El riesgo es más grande para un emprendedor”, dice Raúl Figueroa, especialista en auditorías y solución de servicios integrales de PwC.

Visa, a través de su portal Finanzas Prácticas, comparte cinco factores que no debes olvidar a la hora de administrar tu Pyme.

 

  • Liderazgo: Es una parte fundamental dentro de la consolidación de la empresa. Además de ser el jefe, trata de inspirar a tu equipo para que trabaje acorde con la misión y visión de la empresa. Si al principio te cuesta trabajo, puedes compartir alguna frase o fragmento de algún libro que te haya inspirado anteriormente.
  • Comunicación: Es muy importante que tus empleados sepan en todo momento qué es lo que sucede dentro de la compañía y las actividades específicas a desarrollar. Una buena comunicación crea un sentido de pertenencia y te puede ayudar para consolidar equipos de trabajo de una manera más eficiente.
  • Operación: Esta parte será trascendental para el desarrollo de tu negocio. Procura contratar profesionales para todas las áreas, sobre todo si vas comenzando, debido a que existen cosas que desconoces y será mejor poner todo en manos de expertos.
  • Desarrollo laboral: Para que una empresa funcione adecuadamente debe tener colaboradores satisfechos con lo que hacen y con la paga que reciben. Diseña un plan de crecimiento para tus empleados, incluso si al principio no cuentas con muchos recursos, ellos te agradecerán ser tomados en cuenta.
  • Responsabilidad social: Considera qué área de tu empresa podría realizar actividades de responsabilidad social. Si al principio te cuesta trabajo dedicar todo un equipo de trabajo a esto puedes optar por una parte sencilla: el medio ambiente. Recicla y usa dos veces el papel, no imprimas a menos de ser necesario y fomenta el ahorro de energía entre tus empleados.

 

Siguientes artículos

China incrementa apoyos fiscales para Pymes
Por

A las pequeñas firmas con ingresos anuales de 46,907 dólares o menos el gobierno les permitirá pagar la mitad de sus imp...