Kevin Cramer es un escéptico del cambio climático y un ferviente entusiasta de fracturar la corteza terrestre para extraer petróleo. Y Donald Trump lo eligió como su nuevo asesor energético.

“Prácticamentes puedes escuchar a un grupo de palomas cayendo desde el cielo”, comentó el sitio web Mic.com en un artículo.

Trump ha figurado como el precandidato  republicano más polémico de la campaña presidencial estadounidense. Nieto de inmigrantes alemanes, el empresario se ha pronunciado en contra de los mexicanos que van a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades laborales. Para detenerlos,  quiere construir un muro fronterizo entre ambos países y pretende que México pague por él, de lo contrario, ha amenzado con retener el envío de dólares a México e imponer aranceles comerciales.

La decisión de colocar al congresista originario de Dakota del Norte como su asesor energético hizo que la publicación enlistara 5 caminos por los que Trump y Cramer acabarían con el planeta si el empresario llega a la presidencia de la principal economía mundial. Descúbrelos a continuación:

PUBLICIDAD

 

1. Escéptico extremo del cambio climático

“Ni siquiera participo en el debate ‘el cambio climático es o no real’, dijo el congresista de 55 años. “No me importa si es real o no”.

Lo que le importa es la oposición del gobierno para combatir el cambio climático, como el plan de poder limpio de Obama, que busca reducir 32% las emisiones de dióxido de carbono desde los niveles de 2005 hacia 2030. Cramer dijo que se trataba de un martillazo a la industria de combustibles fósiles.

Con un impuesto diminuto, Cramer pretende reemplazar el plan energético en un esfuerzo para disminuir las restricciones en la industria fósil.

2. Estados Unidos no debe ayudar al resto del planeta

El congresista republicano de Dakota del Norte ha rechazado la idea de que un solo sector energético en Estados Unidos soporte la carga y responsabilidad de arreglar al mundo entero”.

Estados Unidos fue el mayor consumidor de petróleo del mundo y el segundo en carbón y electricidad, sólo detrás de China y está lejos de cualquier otro país, según la Administración de Información de Energía.

3. La Agencia de Protección Ambiental es falsa

Cramer atacó a la Agencia de Protección Ambiental porque, desde su perspectiva, usa ciencia falsa para describir el cambio climático.

“Estos mandatos y granjas de viento están basados en ciencia fraudulenta por la APA, mientras afirman que el CO2 es contaminante y causa del calentamiento global”.

Pero la NASA coincide con la agencia estadounidense sobre la evidencia de que el dióxido de carbono acelera el cambio climático y se suma al consenso científico de que los humanos son casi definitivamente la causa.

4. Apoyo a de la industria de combustibles fósiles

Según Mic.com, llamar a Cramer “entusiasta del petróleo y gas” no le hace justicia.

Durante su campaña en 2016, Cramer recibió 113,500  dólares de la industria petrolera y de gas. De ese monto, el principal contribuyente  fue la refinería de petróleo Tesoro, una compañía que liberó 1.6 millones de libras de productos químicos tóxicos en el año 2010.

5. No le importa el Sistema de Parques Nacionales

En 2015, el congresista introdujo un borrador que le daría a la Secretaría de Interior el derecho a decidir si  las pipas de gas podrían transitar por parques nacionales, incluidos Yosemite, Yellowstone y el Gran Cañón.

Cramer también haría más fácil a los estados arrendar tierras federales, que incluyen a estos parques, para desarrollar cualquier fuente de energía que ellos quieran. Y deja la legislación abierta para darles facilidades a la perforación petrolera para que extraiga recursos junto a los refugios de vida salvaje.

“Si quieres otra razón para oponerte a la presidencia de Trump, además del racismo, discriminación, bueno aquí está: hacerle un hoyo a la capa de ozono”, dijo la publicación.

 

Siguientes artículos

Chivas le dice adiós a Televisa
Por

Televisa desde la década de los noventa le transmitió a las Chivas sus partidos de futbol.