Un coach profesional de carrera habla sobre su experiencia en su nuevo libro. Éstos son tiempos difíciles, y requieren de enfoques frescos, te adelantamos 5 tips.

 

Por Susan Adams

 

PUBLICIDAD

La premisa del nuevo libro del coach de carrera de Chicago y consultor de management training, Roger Wright es: hay mucho trabajo allá afuera, pero no necesariamente con prestaciones y un sueldo fijo. El libro, publicado en febrero, se llama Finding Work When There are No Jobs. Wright, de 58 años, cree que los solicitantes de empleo deben tratar de igualar su historia personal con las necesidades de las comunidades y de los empleadores. Haz eso y tendrás las mejores posibilidades de encontrar trabajo y, posiblemente, un trabajo de planta.

Los intentos del propio Wright lo motivaron a presentar lo que según él es una nueva forma de buscar trabajo. Su carrera, en resumen: la enseñanza de educación especial en escuelas secundarias de Chicago, después se dedicó al entrenamiento corporativo de management en empresas como Walgreens, MCI y Gallup. Después de perder su trabajo en 2008, comenzó una búsqueda utilizando las técnicas estándar, como pulir su currículum, crear redes y entrevistándose por teléfono y en persona.

Pero después de pasar por el agotador proceso de solicitud para unos 25 puestos, entre ellos uno que lo hizo pasar por 12 entrevistas, aún no había conseguido un trabajo de tiempo completo. Fue entonces que se le ocurrió que el consejo habitual no aplica en el panorama laboral de la era de la recesión. “Tenía el objetivo equivocado”, dice. “Había trabajado siempre en un solo lugar y había tenido un solo empleo. Lo que realmente necesitaba era buscar trabajo. Si podía satisfacer una necesidad, podía encontrar empleo”. Después de cambiar su estrategia, terminó intercalando trabajo para siete clientes diferentes y comenzó la práctica de coaching de carrera, que juntos le dan un ingreso combinado equivalente al que tenía cuando tenía un único empleo.

En el camino desarrolló cinco principios que, dice, los solicitantes de empleo deben utilizar durante su búsqueda. Su estrategia no es revolucionaria, sino más bien un ángulo distinto de las técnicas que otros coachs de carrera sugieren. Aquí está el plan de cinco puntos de Wright:

1. Cuenta tu historia y transmite lo importante. La mayoría de los coachs recomiendan que un buen currículum debe contar una historia acerca de quién eres. Sin embargo, Wright dice que un currículum, especialmente los CV corporativos diseñados para ser leídos por programas automatizados que buscan palabras clave, serán inevitablemente una colección de hechos, más que un relato sobre tu vida. “Un currículum no puede comunicar la profundidad, la amplitud y la información sensorial de mis experiencias”, afirma.

Ejemplo: Uno de los clientes de Wright es Forward Chicago, un sitio web que los solicitantes de empleo que vincula a postulantes mayores de 55 años con negocios amigables con personas mayores. Wright había estado haciendo algo de consultoría para Northshore Village, una residencia para adultos mayores, enseñando a la gente cómo usar Internet y el correo electrónico. Le contó su historia a un contacto, quien se la contó a su vez a otro contacto, el que luego la compartió con alguien en Chicago Forward, quien finalmente llamó a Wright para hacer un trabajo de consultoría. No consiguió el trabajo mediante el envío de su currículum o una entrevista, sino más bien por contar su historia de una manera convincente para alguien que lo recomendó con una organización que necesitaba a alguien para hacer un trabajo similar. “No estoy diciendo que te deshagas de tu CV o de tus cartas de presentación”, advierte. “Sólo digo que no son suficiente”.

2. Añade música. Éste es el consejo más amorfo de Wright, pero uno de los potencialmente más valiosos. Al contar tu historia, aconseja, trata de encontrar el ritmo y la armonía. Si puedes cantar la misma canción que la persona que te está entrevistando, tanto mejor.

Una de sus clientas de coaching buscaba un trabajo en ventas, pero cuando Wright habló con ella acerca de su búsqueda, le habló en un tono monótono, lo cual sugería aburrimiento y falta de ambición. Wright le sugirió que imaginara que estaba cantando una canción al contestar preguntas en las entrevistas. Ella terminó modulando su relato como si hubiera estado acompañada de una pieza musical. Su siguiente reunión fue con el encargado de Contrataciones de una compañía de ventas médicas. Esa vez se mostró tan animada y entusiasta que consiguió el trabajo.

3. Comunitariza buscando las necesidades dentro de una comunidad. No soy fan de inventar palabras, pero en este caso me gusta la idea de que los solicitantes de empleo, especialmente en las localidades pequeñas, traten de encontrar una manera de llenar las necesidades no satisfechas de sus propias comunidades. En contraste con la creación de redes, la cual, dice Wright, ahora significa “enviar un correo electrónico en LinkedIn o asistir a un evento de networking y permanecer de pie en una esquina con un trago malo” comunitarizar es crear una red significativa, donde eres voluntario para un grupo cívico o vas a un evento con un enfoque comunitario a hablar con personas con un interés común.

Ejemplo: Uno de los clientes de Wright fue a una fiesta en una pequeña localidad de Illinois donde vio al sheriff local. Ella sabía que la ayudante del sheriff iba a dejar el puesto, por lo que reunió coraje, se acercó al sheriff y le ofreció sus servicios. Ella consiguió el puesto. Como otros coachs profesionales han dicho muchas veces, la mayoría de las personas encuentran trabajo a través de las personas que conocen. Wright hace hincapié en esto y en que los eventos de la comunidad pueden acercarte a las personas que conoces —y también a las que necesitas conocer— y hacen que sea fácil obtener presentarte. Hay muchas comunidades diferentes, incluidas aquellas conformadas por excompañeros de trabajo o escuela. Utilízalas todas, recomienda Wright.

4. Resuelve un misterio. En otras palabras, encuentra una necesidad y demuestra que puedes hacerle frente. Wright dice que ayuda pensar en este paso como encontrar una solución a un problema de difícil resolución o repentino. Él lo ha hecho mucho desde qué emprendió su camino por su cuenta como consultor. En un momento estaba trabajando con una utilidad, ayudando a configurar un programa nuevo de investigación empresarial. Wright visitó físicamente a los trabajadores que conducían camiones y realizaban reparaciones de gas y descubrió que odiaba el nuevo programa. Una vez que se transmitió esta información a la sede, la empresa extendió el contrato de Wright durante seis meses para que pudiera entrenar correctamente a todo el mundo.

5. Apoya, cuidando de algo más grande que tú mismo. Esto significa dar varios pasos atrás y encontrar la manera de articular el principal objetivo de la organización en la que buscas trabajo. Por ejemplo, una persona que solicita el puesto de productor web en Forbes debe saber cuáles son las demandas particulares del trabajo y ser capaz de hablar convincentemente sobre cómo puede hacer lo que se necesita, pero más allá también debe ser capaz de expresar entusiasmo sobre el propósito más amplio de Forbes, que es contar de forma convincente historias acerca de la libre empresa, el capitalismo empresarial y la inversión inteligente, y de valorar a las personas más ricas del mundo y describir vívidamente sus vidas. O si estuviera solicitando un trabajo en un banco de inversión, debe ser capaz de hablar acerca de cómo la empresa genera estabilidad financiera y prosperidad para sus clientes.

A Wright le gusta contar la historia de Margie Powell, de 52 años, que se había trasladado a la pequeña localidad de Anderson, Texas, sin perspectivas de trabajo después de un divorcio. Pronto se enteró de que la ciudad no tenía un sistema de recolección de basura rural. Para resolver el “misterio” de recoger la basura más de una 2,000 kilómetros cuadrados de tierras rurales, ella visitaba hasta 12 clientes y transportaba la basura a un vertedero en un viejo remolque para caballos. Su negocio creció, compró un camión de la basura y ahora está lista para comprar uno más grande. Powell contó su historia a sus clientes, ella resolvió un problema local y se desempeñó como apoyo para solucionar los problemas de su comunidad.

Un último apunte de Wright: En lugar de trabajar a través de una editorial convencional, se ha convertido en un editor, tomando prestado el slogan de Apple y usándolo para su editorial, Think Different Press. Él cree haber encontrado otra necesidad en su comunidad y cuenta una historia para tratar de cumplir con un propósito más elevado. Puede que no necesites leer el libro entero, pero las ideas de Wright pueden ayudarte en tu búsqueda de empleo.

 

Siguientes artículos

La televisión nos crió e Internet nos educó
Por

¿Qué consumimos más: TV, Internet o videojuegos? ¿Cuánto tiempo pasamos consumiendo estos medios? ¿Qué influencia tienen...