El Festival de Cine de Toronto es uno de los eventos más importantes para los creadores y amantes de la cinematografía mundial.

Durante el Festival, que concluyó el 16 de septiembre, se proyectaron más de 300 producciones internacionales.

Esta es una selección de las cinco mejores películas del Festival de Cine de Toronto.

1. High Life de Claire Denis

PUBLICIDAD

Una feroz, audaz, salvaje pero refinada y elegante visión cinematográfica que cuestiona el progreso tecnológico del ser humano a partir del tabú primario: el sexo. Estelarizada por Robert Pattinson y Juliette Binoche, High Life es la más reciente película de la cineasta francesa Claire Denis que presenta el viaje de un grupo de presidiarios al espacio con el objetivo de realizar experimentos relacionados con la procreación. Ciencia ficción con muchos genitales.

2. La camarista de Lilia Áviles

La opera prima de la cineasta mexicana Lilia Avilés es un agudo y sincero retrato de lo que mueve a quienes laboran en el servicio, no desde la lástima ni la condescendencia, pero desde un profundo sentido de dignidad. Con una bella actuación por parte de Gabriela Cartol, La camarista sortea todas las trampas y vicios que aquejan a la clase trabajadora y la relación de asfixiante silencio que determina su interacción con los huéspedes de un lujoso hotel en la Ciudad de México.cioue aquejan fundo sentido de dignidad. Con una bella actuacir

3. Quién te cantará de Carlos Vermut

Evocando las mismas fronteras de la identidad que tocará el enorme Robert Altman en la enigmática 3 Women (1977), Carlos Vermut desdobla en Quién te cantará las psiques de sus protagonistas, con punzante elegancia y adentrándose aún más en temas explorados en sus trabajos previos, específicamente sobre el oscuro vínculo de la cultura popular con nuestra personalidad. Violeta (extraordinaria Eva Lloranch) es una mujer que un día es invitada por su ídola Lila (Najwa Nimri) para ayudarle en su regreso a los escenarios tras haber perdido la memoria. Vermut nos demuestra que una canción es más memorable cuando alguien más nos recuerda la letra.

4. Roma de Alfonso Cuarón

 Basada en los recuerdos de Alfonso Cuarón creciendo en la famosa colonica de la Ciudad de México y estelarizada por una enorme Yalitza Aparicio, Roma no es nostálgica más que historiográfica,  explorando la forma en la que la política moldea la historia de las personas y como esta a su vez moldea las narrativas de quienes la habitan. Con varias escenas llenas de virtuosismo, Cuarón construye desde los rituales y la convivencia más pequeña un comprehensivo cuadro de toda una época y desde una colonia en la ciudad, toma el vibrante pulso de un país que sigue esperando las promesas de la modernidad.

5. Colophon de Nathaniel Dorsky

Una imagen que literalmente salta de la pantalla en capas y texturas, tridimensionalidad sin necesidad de lentes o artificio alguno más que el aprovechamiento del formato. Sin una trama, sin personajes y con apenas 10 minutos de duración, el enorme cineasta experimental Nathaniel Dorsky presenta en Colophon un trabajo que bien podría fungir como coronario de una extraordinaria filmografía imposible de ver en otro lugar. El milagro del cine de Dorsky es hacer que la naturaleza se sienta aún más viva en una oscura sala de cine.

Menciones especiales: I don´t care if w ego down in history as barbarians de Radu Jude, Non Fiction de Olivier Assayas, Maya de Mia Hansen Love, Tarde para morir joven de Dominga Sotomayor, Museo de Alonso Ruizpalacios, In Fabric de Peter Strickland.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

tlcan-secretarios
Entendimiento con claroscuros en el TLCAN
Por

A través de impulsar acuerdos bilaterales, Estados Unidos aprovecha e impone su posición de fuerza frente a los otros pa...