Empezar a ahorrar puede ser una tarea sencilla una vez que determinas tus metas, conoce cinco puntos básicos para tener éxito en la misión. 

 

 

 

PUBLICIDAD

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en México el 40% de la población económicamente activa no tiene el hábito del ahorro, y al menos un 43.7% recurre a mecanismos informales como préstamos familiares o tandas.

El organismo explica que la cultura de ahorro puede ayudar a las personas a tener una mejor calidad de vida en un futuro, así como a estar mejor preparado en caso de alguna emergencia.

A continuación, te presentamos cinco sencillos pasos para establecer tu objetivo de ahorro.

1.- ¿Qué quieres conseguir? Lo primero que debes hacer es escribir metas realistas, aquellas que su cumplimiento recaiga en ti, no en factores sobre los que no tienes control.

2.- Costo estimado para conquistarlo. Es necesario conocer cuánto dinero necesitas según tu objetivo, con ello sabrás si requieres conseguir ingresos adicionales, o simplemente recortar aquellos gastos innecesarios que implican fugas de dinero.

Poner en números tus objetivos, es decir, determinar en pesos y centavos cuánto te costará alcanzarlos, no es una tarea complicada.

3.- Conoce los recursos que necesitas para lograrlo.  Para lograr tu objetivo de ahorro necesitas conocer tres aspectos:

  • Habilidades o conocimientos con los que puedes complementar tus obligaciones actuales con otros proyectos, para incrementar tus ingresos. Por ejemplo: si sabes coser, puedes ofrecer tus servicios como costurera o si lo que te gusta es cocinar, busca espacios para vender comida.
  • El tiempo en que planeas cumplir tu objetivo, con lo que puedes calendarizar las acciones que requieres para llevar a cabo tu fin.
  • Es necesario que tomes muy en cuenta cuánto dinero necesitas para cumplir tu objetivo. Recuerda que con el buen hábito del ahorro puedes cumplir tus objetivos.

4.- ¿En qué vas a cumplirlo? El tiempo juega un papel fundamental al momento de establecer tu objetivo de ahorro. Pregúntate: ¿qué es lo que te gustaría lograr dentro de uno, cinco o más años?

5.- ¿Qué características debe tener tu objetivo? Aprende a establecer dos características:

  • Relevante: Tu objetivo debe ser importante para ti y para nadie más. Así es más fácil que tengas la determinación para lograrlo.
  • Específica: No caigas en imprecisiones, tu objetivo es lo que va a permitir que adoptes el hábito del ahorro. Si no tienes claro su destino, piensa nuevamente en tus necesidades y planes a futuro para que determines el rumbo que le quieres dar a tus recursos.

 

Siguientes artículos

‘Purgatorio’ y el enigma de la frontera
Por

Nos sentamos a platicar con Rodrigo Reyes, director de Purgatorio: viaje al corazón de la frontera, sobre su trabajo, lo...