Los precios de las materias primas están en niveles mínimos de 13 años. ¿Qué repercusiones tiene esto en las economías desarrolladas y emergentes? ¿Hay razón para preocuparse de más?

 

Las materias primas han atravesado algunos meses negativos; el índice general descendió 11% en julio, hasta alcanzar el mínimo en los últimos 13 años.

PUBLICIDAD
  1. La caída en precios de las materias primas no señalan un crecimiento más débil en el mundo. Consideramos que la corriente de ventas masivas generalizada de las materias primas no constituye una señal de desaceleración. Si no se atribuye a la solidez del dólar y a la volatilidad en China. Por otra parte, el aumento de la oferta ha afectado al mercado del petróleo y las expectativas de un aumento de tasas perjudicaron a los metales preciosos.
  2. Las materias primas exhiben una volatilidad elevada y poco potencial en el corto plazo; mantenerlas tiene un costo de oportunidad muy elevado, en cambio, la renta variable vinculada a las materias primas genera altos flujos de efectivo. En los últimos años las materias primas han registrado rendimientos negativos a diferencia de la renta variable en dicho sector. Aunque la volatilidad es ligeramente más elevada en la renta variable, en este caso parece un precio justo a pagar para obtener mayores rendimientos.
  3. Es poco probable que los precios de las materias primas influyan en la política monetaria, ya que los salarios en Estados Unidos están creciendo, el empleo representa 60% de la inflación, mientras que las materias primas sólo representan de 10 a 15 %. Creemos que la Reserva Federal estadounidense comenzará a elevar las tasas de interés en septiembre.
  4. El sector de energía representa 14 % del mercado de deuda de alto rendimiento de Estados Unidos. Prevemos que los incumplimientos de pagos en el sector de energía comenzarán el próximo año. Sin embargo, el aumento de las tasas de incumplimiento de pagos está descontado: los bonos de energía con calificación CCC se negocian a un precio promedio de 60 dólares.
  5. La zona euro y Japón se benefician económicamente de los bajos precios del petróleo. La zona euro importa 97% del petróleo que utiliza y Japón tiene una dependencia similar en la energía importada. Contrario a lo mencionado, los sectores de energía y materiales representan 21% del mercado del Reino Unido y muchos mercados emergentes son exportadores netos de materias primas; los resultados corporativos de estos también parecen tener problemas.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS Platiquemos

Microsite: UBS

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 


Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de “UBS A.G.” y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).

UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca. Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión UBS Asesores México, S.A. de C.V. es una subsidiaria indirecta de UBS AG Suiza.

UBS Asesores México, S.A. de C.V. es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores, no es una institución de crédito y se encuentra impedido a recibir depósitos o mantener valores en custodia.

UBS Asesores México, S.A. de C.V. no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V. ni de ningún otro Grupo Financiero Mexicano y sus obligaciones no se encuentran garantizadas por ninguna tercera parte.

UBS Asesores México, S.A. de C.V. no ofrece rendimientos garantizados.

 

 

Siguientes artículos

CNBV autoriza operación de Banco Sabadell
Por

El banco se enfocará principalmente a atender las necesidades de los segmentos empresariales (medianas y grandes empresa...