Continuamos con nuestra cobertura de la gran oferta del Festival de Cine de Toronto hablando sobre la más reciente actuación de Natalie Portman, una provocadora película de Austria, un intrincado thriller de España y la brillante película que representará a Corea del Sur en la siguiente edición de los Oscar.

Vox Lux de Brady Corbet / Presentaciones especiales

El actor y director Brady Corbet es un cineasta tan caprichoso como talentoso, como una suerte de Xavier Dolan letrado que es mucho más riguroso al momento de filmar, menos visceral pero quizá igual de provocador. Después de su estridente opera prima The Childhood of a Leader (2015) en la que exploraba la infancia de un dictador en una nación europea alrededor de la Primera Guerra Mundial, Corbet se desplaza a inicios del siglo XXI en Vox Lux para mostrar la génesis y esplendor de una cantante pop, Celeste (Natalie Portman/Raffey Cassidy), sobreviviente de un tiroteo escolar y dueña de una personalidad tan enigmática como bombástica. Narrada por Willem Dafoe y anclada en una reveladora actuación de Natalie Portman, Vox Lux será juzgada como su protagonista: vacía, pretenciosa, hueca y apantallante, pero se trata de un peculiar ensayo de la psique vacía de una generación que busca callar el silencio con aturdidor ruido y luz.

Angelo de Markus Schleinzer / Platform

PUBLICIDAD

El cineasta austríaco Markus Schleinzer presenta Angelo, su segundo trabajo después de la sórdida Michael (2011), una película sobre pedofilia con saborcito Haneke, que en esta ocasión presenta la historia de un niño africano que en la Viena del sigloXVIII es vendido a una condesa (Alba Rohrwacher) y posteriormente educado como un miembro de la corte. Basada en las memorias de Angelo Soliman, la película es de un formalismo elegante y frío que ofrece una despiadada disección de la forma en que la historia degrada las experiencias de los miembros de minorías étnicas y cómo son convertidos en objetos de consumo cultural por una hegemonía que los “acepta” pero los resiente profundamente. Una brutal parábola que encuentra ecos de lo que hizo Kechiche en La Venus negra (2011).

Todos lo Saben de Asghar Farhadi / Galas

Hay cineastas que pueden adaptarse sin problema a trabajar en culturas ajenas a la suya, traduciendo con éxito sus preocupaciones formales y narrativas, pero si nos quedamos con la impresión que deja Todos lo saben, la primera incursión del cineasta Asghar Farhadi en coproducciones latinas de alto calado, podríamos pensar que los intrincados dispositivos melodramáticos del iraní deberían quedarse en farsi. Contando con la participación de los astros latinos Javier Bardem, Penélope Cruz y Ricardo Darín, Todos lo saben gira, cual pomposo reloj, alrededor de la desaparición de una joven en un pequeño pueblo en España que destapa una cloaca de mentiras y verdades. Nada más que un mediano thriller con fuerte tufo melodramático, Farhadi corre con mejor suerte cuando no tiene compromisos tan grandes como los que una producción así implica.

Burning de Lee Chang Dong / Presentaciones especiales

Tras más de un lustro de ausencia, la abrumadora sensibilidad e inteligencia del cineasta coreano Lee Chang Dong regresan a la pantalla para adaptar un relato corto del popular novelista nipón Haruki Murakami y crear una épica íntima que inicia con lago tan simple como la pequeña chispa que el encuentro de dos personas produce. Jong Su (Yoo Ah-in) no ha logrado mucho en la vida, pero su encuentro con Hae-Mi (Jun Jong-Seo) parece darle un nuevo sentido y sobre todo, genuino entusiasmo, pero cuando en un viaje a África, Hae-Mi conoce al carismático Ben (Steven Yeun), Jong Su se siente profundamente amenazado y la envidia y paranoia lo van consumiendo con al mismo ritmo que una llama consume una hoja de papel. Minuciosamente construida y compuesta con notable maestría, Burning parece venir más de una rica tradición literaria que cinematográfica, pero al igual que el Zama de Martel, nos da la impresión no de estar viendo una película, sino leyéndola, y en este caso, la lectura no es menos que lentamente incendiaria.

*Crítico de cine.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ruta de transición: ¿Qué hacer con ProMéxico?
Por

Se han dado discusiones sobre lo que será el eje central en distintas áreas del próximo gobierno, entre ellas la posible...