Desde que saltaron las alarmas por China y su mercado bursátil, diversos reportes mostraban si se trataba o no de una burbuja, las posibles consecuencias para la economía global y riesgos de contagio al resto de los mercados.

 

Mientras todo el sector financiero estaba pendiente del referéndum en Grecia, los mercados en China tenían su peor caída en 23 años.

Entre junio y los primeros días de julio, las bolsas de China perdieron hasta 3 billones de dólares, casi tres veces el tamaño del PIB de México.

PUBLICIDAD

La caída en el mercado fue tan estrepitosa que el gobierno chino intervino para detener la sangría, sin conseguirlo hasta ahora.
Desde que saltaron las alarmas por China y su mercado bursátil, diversos reportes mostraban si se trataba o no de una burbuja, las posibles consecuencias para la economía global y riesgos de contagio al resto de los mercados. Algunos señalaban incluso que el verdadero foco rojo para la economía está en China, y no en Grecia y la crisis del euro.

Para aclarar un poco más el panorama, te mostramos cinco preguntas (y sus respectivas respuestas) sobre el desplome bursátil en la segunda economía más grande del mundo.

 

1. ¿Es una burbuja que se desinfla?

Si se toma en cuenta la definición clásica de una burbuja financiera como la valuación de un activo o una acción que llega a niveles históricos sin algún sustento real, podría decirse que lo que ocurre en los mercados bursátiles chinos es una burbuja que se está desinflando.

Las dos principales bolsas de China, la de Shanghai y la de Shenzhen, han tenido crecimientos espectaculares y muy por encima de cualquier otro mercado bursátil en el mundo en los últimos 12 meses. A mayo de 2015, el valor de mercado de la Bolsa se Shanghai escaló 148% con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que la de Shenzhen subió casi 200% en el mismo periodo, de acuerdo con datos de la Federación Mundial de las Bolsas de Valores.

En dicho mes, estos dos mercados valían juntos 10 billones (millones de millones) de dólares, aproximadamente el 60% del PIB de Estados Unidos.

El gobierno chino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevén que la economía asiática crezca sólo 7% en 2015, lejos de los crecimientos a doble dígito de la década pasada.

 

2. ¿Cómo se formó la burbuja?

Desde sus máximos a finales de junio, el Shanghai Composite ha perdido hasta 30%, con este desplome y el de Shenzhen, los mercados accionarios chinos han perdido cerca de 3 billones de dólares en los últimos días.

Un análisis de CI Banco señala que los excesos de liquidez por las políticas monetarias expansivas incentivaron a los inversionistas a incrementar sus apuestas en activos con mayor rendimiento y riesgo.

“Los inversionistas chinos han buscado aprovechar las bajas tasas de interés para pedir dinero prestado e invertir en la bolsa esperando que las utilidades fueran significativas como para cubrir el préstamo y obtener una ganancia. Adicionalmente, un gran número de empresas utilizaba las acciones como garantías para solicitar créditos bancarios. Cuando las acciones comenzaron a caer el mes pasado, muchos de los inversionistas tuvieron que vender rápidamente sus inversiones para reembolsar los préstamos, profundizando la baja de los mercados”, agrega la institución bancaria en el análisis.

 

3. ¿Afectará a la economía china y global?

Preguntamos a Lei Mao, profesor asistente de Finanzas de Warwick Business School de Londres, y cree que este desplome en las acciones no tendrá un efecto real en la segunda economía más grande del mundo.

“Históricamente, los mercados de valores en China no tienen un impacto fuerte en la economía real. Por lo tanto, sus fundamentales macroeconómicos seguirán su propio camino.”

La Bolsa de Shanghai, que sigue siendo controlada por el gobierno chino, tiene pocos inversionistas extranjeros y la mayoría de sus empresas son locales, por lo que el contagio hacia otras plazas bursátiles ha sido marginal.

El especialista también descarta una crisis en el sistema financiero porque la caída de los mercados asiáticos no golpearon con tanta fuerza a sus bancos.

CI Banco coincide en que, hasta ahora, el impacto en los mercados financieros fuera de Asia ha sido limitado. En gran parte porque los mismos mercados siguen concentrados en la crisis griega y las negociaciones de la deuda con la zona euro.

“Sin embargo, el mercado de capitales en China es de los más grandes del mundo, por lo que de continuar deteriorándose si terminará impactando a los mercados financieros globales”, advierte el banco.

 

4. Si no le afecta, ¿por qué intervino el gobierno chino?

Para detener la sangría de capital, las autoridades chinas tomaron diversas acciones. El Banco Popular de China (banco central) recortó su tasa de interés de referencia por cuarta vez en seis meses; corredurías y gestores de fondos se comprometieron a hacer compras masivas de al menos 19,300 mdd apoyados de una empresa de financiamiento respaldada por el Estado; se detuvieron las ofertas iniciales de acciones de 28 compañías y se suspendieron las cotizaciones de 745 emisoras.

La última medida fue la del regulador de Valores de China, que ordenó a los tenedores de acciones con más de 5% de participación en una emisora a no vender acciones en los próximos seis meses.

La principal razón de Beijing para intervenir su mercado accionario es para estabilizar el precio de sus empresas estatales, las cuales están saliendo al extranjero para hacer negocios, señala Lei Mao, del Warwick Business School.

“Las acciones actuales adoptadas por el gobierno para salvar al mercado no son poderosas ni eficientes. El dinero inyectado por el fondo soberano continuará para estabilizar los precios de las capitalizaciones de las grandes estatales, pero las otras acciones seguirán cayendo.”

 

5. ¿Cuánto más caerán las bolsas chinas?

En la sesión del 8 de julio, el Shanghai Composite, el principal índice cerró con una caída de 5.9% hasta las 3,507.19 unidades.
CI Banco prevé que la caída del índice continúe desde los 3,400, 3200 y hasta 3,050 puntos.

“Aunque esperamos correcciones adicionales, consideramos ya están cerca de un piso, con un gobierno chino al que aún le quedan varias alternativas de política.”

Una recuperación del mercado tampoco está próxima, considera Lei Mao: “El poder de compra es todavía muy débil, y espero que incluso los inversionistas más optimistas se quedarán fuera del mercado.”

 

Siguientes artículos

Los 5 superpoderes del vendedor premier
Por

Te invito a utilizar, para bien, estos primeros superpoderes. Y recuerda siempre el código de valores de Spiderman: “Un...