Por Jessica Martínez y Uriel Naum Ávila

Una vez que el tan esperado proceso electoral ha concluido, no queda al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, más que dar vuelta a la página y concentrarse en atender los grandes temas nacionales, que por su impacto y repercusiones no debieran esperar mucho más tiempo para comenzar a trabajar en ellos.

Analistas consultados por Forbes mencionan que, al menos, cinco son los temas que cumplen con los requisitos para estar en la mesa de la agenda nacional del siguiente gobierno: seguridad, comercio, migración, crecimiento económico y lucha anticorrupción.

Nadie o muy pocos, podrían estar en desacuerdo en que estos temas son los que hoy en día inquietan a los mexicanos; de hecho, coinciden en su mayoría con los resultados arrojados por la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental más reciente del Inegi.

PUBLICIDAD

Según esta encuesta, la inseguridad es el tema que más preocupa, con 73.7%, seguida por la corrupción con 56.7%. También aparece en primera línea el desempleo, que va ligado a crecimiento económico y pobreza, ésta última motivo de migración interna y de otros países hacia México y EU, sobre todo de centroamericanos.

Y aunque comercio exterior no aparece en la encuesta de Inegi, los analistas consideran que es el presidente de EU, Donald Trump, quien le ha dado relieve a este tema no solo por las negociaciones del TLCAN, sino por su política “aislacionista” frente al mundo.

Estas son algunas propuestas que especialistas hacen al presidente electo para integrar en sus estrategias de gobierno en lo que respecta a estos cinco temas.

 

1. SEGURIDAD

Posición entre los países más violentos del mundo: 2 (Instituto Internacional de Estudios Estratégicos)

Número de asesinatos en 2017: 29,000 (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública)

Muertes por violencia al día: 80 (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública)

Los datos son duros y fríos. El nivel de inseguridad en México coloca al país dentro de los más violentos del mundo. Sobre este tema, especialistas en seguridad piden dar una vuelco de 180º a la estrategia implementada por los últimos gobiernos, ante los pocos resultados logrados.

“Por lo menos —dice Angélica Garnica, la académica y especialista en seguridad nacional— veo tres aspectos que la nueva administración debería integrar a su política de seguridad: Hacer gobierno, implementar inteligencia policiaca y reconstruir el tejido social”.

Sobre hacer gobierno, la especialista se refiere a mejorar el ejercicio de autoridad y recuperar la vida institucional en los tres órdenes de gobierno. Esto, comenta, implica revisar temas de ordenamiento territorial, condiciones de legalidad en actividades económicas, hasta vías de comunicación transitables y seguras. “Esto ayudará corregir de inmediato la ausencia de autoridad, sobre todo a nivel local”.

La inteligencia policial, comenta Angélica Garnica, obliga a los órdenes de gobierno a poner sobre la mesa su capacidad instalada en materia de seguridad y analizar permanentemente información sobre incidencia delictiva de alto impacto, delitos de fuero común y faltas a la cultura cívica. “La focalización no implica excepciones, sino actuar de manera diferenciadas”, dice. Y añade: “No hay manera de construir seguridad sin acciones coordinadas, no importa el mando que se tenga (único o mixto), lo que se requiere es una línea de acción legitima y efectiva”.

Sobre la reconstrucción del tejido social, la especialista comenta que esto modificaría el estado de confianza de la ciudadanía sobre las instituciones para romper el círculo perverso de la impunidad, cuyas expresiones son la justicia por propia mano, la creación de autodefensas y la naturalización de las violencias y los delitos. “Implica hacer inversiones en formación de recursos humanos. No podemos tener policías que ganen 7,000 pesos ni que tengan horarios de 24 por 48 horas, ni que no cuenten con habilidades técnicas y humanas para dar seguridad y acceso a justicia a las víctimas”.

Contar con sistemas de atención y reinserción social de drogadictos para disminuir el consumo de drogas impactando en las estructuras de ese mercado también sería positivo, considera Manuel Molano, director general adjunto del IMCO. “Tendríamos que tener una política de drogas completamente diferente en México que despenalice el consumo de marihuana, y donde el problema de drogadicción sea un asunto mucho más médico que policiaco”. 

 

2. ECONOMÍA Y EMPLEO

Crecimiento económico promedio anual: 1.3% (Inegi)

Desempleo: 3.20% de la PEA (Inegi)

Inflación promedio anual: 4.51% (Inegi)

México atraviesa un buen momento con 33 trimestres de crecimiento al hilo, lo que significa una situación altamente atípica, que se puede atribuir a la confianza de consumidor y al libre comercio, considera el director general adjunto del IMCO. La pregunta es: ¿es el nivel de crecimiento que requiere el país?

Manuel Molano apunta que existen dos realidades distintas entre el México urbano —al norte de la Ciudad de México—, y el relativamente rural —al sur del país—, donde existen complicaciones serias a pesar de tener industrias fuertes, como el turismo.

“Yo sí creo que lo que ocurre es que hay dos países: el México urbano, industrial, conectado al libre comercio que le está yendo a todo dar, y el México que no se pudo conectar con industrias tradicionales, como energía”.

Esas industrias no han sido un motor económico suficientemente importante para sacar ciertas regiones del atraso, dice el especialista. Ejemplifica con Campeche, donde la producción de petróleo en Ciudad del Carmen tiene cada vez menos relevancia. “Es un estado cuya economía se está haciendo chiquita”.

Con base en esto, Molano enfatiza dos retos pendientes para el desarrollo del país: infraestructura y servicios públicos. “Realmente hemos creado un país con infraestructura insuficiente, con servicios públicos de siempre, con un gobierno que funciona mal, que no superaría ninguna métrica de desempeño comparativo con gobiernos de otros lugares del mundo”, argumenta.

Con esto también coincide el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos, para quien cualquier propuesta de crecimiento debe pasar por impulsar una estrategia de infraestructura y, sobre todo, con alto contenido nacional.

“Hoy la inversión pública está en sus niveles más bajos en la historia moderna del país, a penas entre 2.5 y 3% del PIB, cuando lo deseable sería alcanzar entre 6 y 8 puntos. El máximo histórico para México ha sido de 12 puntos del PIB”, destaca de la Cruz Gallegos.

El directivo del IDIC también sugiere generar un nuevo programa de política industrial y desarrollo regional que logre reducir las brechas económicas que existen entre el centro norte del país y el sur.

También puedes leer: Vamos a construir una democracia, no una dictadura: AMLO

 

3. CORRUPCIÓN

Posición de México entre países más corruptos de Latam: 5 (Transparencia Internacional)

Costo anual de corrupción por habitante: 2,273 pesos (Inegi)

Percepción de corrupción en aumento: 60% de población (Transparencia Internacional)

Corrupción existe en todo el mundo. En Estados Unidos hace 10 años identificaron a nueve gobernadores con casos de corrupción, a todos se les llevó a juicio y eventualmente la justicia los castigo. La diferencia con el caso mexicano es que en el mismo periodo hubo 41 burócratas con escándalos de corrupción y al final no se llevó frente a la justicia ni a la cuarta parte, lo que ejemplifica muy bien el estado en que está el país en este tema.

“La corrupción —dice el directivo del IMCO— es un tema para el que debería haber instituciones independientes monitoreadas por ciudadanos que no estén bajo el control de la clase política”. Sin embargo, afirma, es una solución teóricamente correcta que tiene aún muchas resistencias.

Molano refiere al Sistema Nacional Anticorrupción como un buen comienzo, pero aún con una mejora pendiente en su regulación. “Todavía hay que cambiar actitudes, tiene que haber constante dominio público de muchos años para que las cosas realmente cambien”.

Y añade el especialista: “Veo que somos muy parecidos a Inglaterra y Francia en el siglo XVIII, donde tenías una clase aristocrática que se servía con la cuchara grande y todo mundo admiraba”.

Para Molano, el impacto más peligroso de la corrupción cae sobre el crecimiento económico, pues la corrupción no nada más es un soborno en la vía pública al policía, también es una maquinaria muy bien aceitada de extorsión a las empresas”.

Sobre esto, el directivo del IMCO señala que cuando una empresa es constantemente extorsionada, lo que acaba ocurriendo es que afecta las expectativas de crecimiento. “No puedes expandir tu modelo de negocio, tus operaciones. No puedes pagarle mejor a tu personal”.

Los efectos de la corrupción también afectan a las personas más pobres. “Necesitamos repartir mejores salarios a la población, y la corrupción es una limitante”, señala Molano.

 

4. MIGRACIÓN

Migrantes mexicanos repatriados cada día de EU: 500 (Instituto Nacional de Migración)

Tránsito anual de centroamericanos por México: 400,000 (Unidad de Política Migratoria)

Porcentaje de migrantes centroamericanos deportados a su país: 94% (Unidad de Política Migratoria)

México necesita más migración, considera Manuel Molano del IMCO. “No podemos decirles a los estadounidenses qué hacer con un tema migratorio si nosotros mantenemos nuestras fronteras cerradas”.

De acuerdo con el especialista, nuestro país recibe pocas solicitudes de asilo. Un ejemplo reciente es la crisis de Siria, en la que sólo 15 estudiantes llegaron a México a través del Proyecto Habesha, una iniciativa que promueve la paz y la reconstrucción a través de la educación.

“Necesitamos ser un actor mucho más responsable en la comunidad internacional, ante todos los sucesos de violencia y complicaciones bélicas”, dice Manuel Molano.

Es por esta razón, que México debería tener una política de migración más parecida a la canadiense, recomienda el directivo del IMCO, donde con un capital ahorrado, estudios terminados y cierto periodo de tiempo como residente, los migrantes puedan acceder a la ciudadanía mexicana.

Sin embargo, nuestro país todavía representa un viaje peligroso para la migración. “A quienes pasan por aquí los asaltan, hay muertos y desaparecidos. Tenemos que cambiar esa lógica. Incluso los migrantes relativamente pobres pueden aportar mucho al crecimiento de la economía mexicana”.

 

5. COMERCIO EXTERIOR

Empleos que podrían perderse en México sin TLCAN: Entre 2.3 y 10 millones (Trade Partnership Worlwide)

Principal proveedor de insumos para México: EU, 46.4% (Secretaría de Economía)

Principal destino de exportaciones mexicanas: EU, 80% (Secretaría de Economía)

A México le ha ido bien en su proceso de apertura, con cada vez más gente en la economía formal y el sector privado. Por ello, lo que el país necesita es impulsar su crecimiento económico a través del libre comercio, considera Manuel Molano del IMCO.

El problema, es que no hay una fecha clara para un TLCAN renovado y, lo peor, el gobierno de Donald Trump parece no estar dispuesto a ceder en diversos temas, como el automotriz.

Ante ello, “México tiene que abrirse unilateralmente con el resto del mundo, con una lógica distinta a de la renegociación del tratado. Yo nunca he conocido a alguien que haya aprendido a nadar sin aventarse a la alberca, y eso es precisamente lo que necesita la economía mexicana. Ya estamos listos para eso”, comenta el director general adjunto del IMCO.

El especialista refirió al libre comercio como una herramienta que ayuda al país para identificar las industrias donde puede mejorar, contrario a la estrategia mercantilista “trumpeana”, donde ‘sólo’ las exportaciones son buenas porque generan empleos.

“Ningún país del mundo puede exportar sin importar, y al final lo que sucede es que la gente tiene que moverse de empleo, incluso a otros de inferior calidad a los que tenían en décadas pasadas”.

El reto ya no es hacer más tratados con otros países, considera el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz Gallegos, sino aprovechar mejor los que ya se tienen y trabajar en tres limitantes:

1. Infraestructura logística que facilite el comercio, principalmente con el Pacífico asiático y Europa. Esto requerirá generar puertos y mejorar el sistema carretero para elevar la competitividad y así disminuir los costos de productividad en las exportaciones.

2. Buscar nuevos territorios para exportar y comercializar. “La mayor parte de las empresas están centrando su comercio en Estados Unidos, falta que ahora el objetivo sea comerciar con Europa y Asia con nuevas bases de competitividad productiva.”

3. Implementar tecnología en el comercio exterior y manufactura para enfrentar con ventajas a la competencia europea y asiática, “quienes son altamente productivos”.

 

Siguientes artículos

Secretario de Seguridad Pública de la CDMX renuncia a su cargo
Por

En un breve mensaje a medios, el funcionario señaló que estaba satisfecho de los resultados de su gestión.