Tres de cada 10 ataques de suplantación de identidad en línea (phishing) tenían como objetivo robar datos financieros. Te presentamos algunos consejos para que protejas tu información bancaria.

 

Si más de una vez proporcionaste datos personales o llenaste formularios por internet con información financiera, existen más probabilidades de que sufras una estafa virtual.

PUBLICIDAD

Tres de cada 10 ataques phishing (suplantación de identidad en línea) buscaron robar datos financieros; no obstante, la proporción de ataques se redujo 2.7% durante 2014 en comparación con 2013, según datos de la firma de software de seguridad Kaspersky.

“Sin embargo, los ciberdelincuentes han empezado a atacar nuevos ‘mercados’. Por ejemplo, en 2014 vimos un gran número de estafas de phishing basado en sitios web que venden billetes de avión, un objetivo que no solía verse muy afectado”, comentó Nadezhda Demidova, analista de contenido web de Kaspersky Lab.

Frente a este panorama, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) presentó un artículo con algunos consejos para que protejas tus cuentas.

Blíndate contra el phishing

Te presentamos 5 tips para proteger tu información financiera de los cibercriminales:

  1. Evita aceptar cualquier mensaje. Cuando navegas por internet, aparecen anuncios a los que no das importancia, incluso no los lees, pero, como son molestos, das clic en un botón de aceptar sin saber que estás aceptando la instalación de algún programa que permita el acceso a tus claves.
  2. Entra solamente a sitios seguros. La emoción de comprar puede distraerte de vigilar la seguridad de la página. Cerciórate que sea un portal auténtico: revisa que empiece con https:// y un pequeño candado cerrado en la barra del navegador. Incluso, algunas páginas permiten  dar clic sobre el icono para visualizar el certificado de seguridad y comprobar su validez.
  3. Asegúrate que no sea un correo electrónico falso. Es habitual la creación de correos falsos que aparentan ser de una institución financiera y así engañar a los clientes. Suelen pedirte tus datos para corroborar que seas usuario.  Estas cuentas espejo son peligrosas porque generar pocas dudas entre los usuarios.
  4. Realiza transacciones seguras. Si quieres evitar a toda costa el trayecto y las filas del banco a través de tu computadora o celular, ten cuidado, pues es una de las formas más sencillas que tienen los cibercriminales para robar tu información. Revisa que el sitio web sea el oficial de tu banco.
  5. No utilices enlaces de entretenimiento desconocidos. Evita este tipo de sitios web, que para acceder a los contenidos te solicitan información confidencial. En su lugar, escribe en el navegador la dirección correspondiente.

 

Siguientes artículos

Papa Francisco: maestro de la comunicación estratégica
Por

Ha revolucionado al mundo, no sólo con una reforma de la curia, sino también por medio de una comunicación estratégica t...