Si tus vacaciones  tienen los minutos contados, evita el estrés y no pierdas el buen ánimo. Te presentamos 5 consejos de la consultora Adams para el regreso a la oficina.

 

 

La cuesta de enero puede ser más dura de lo que imaginas, si al volver a la oficina encuentras montañas de trabajo acumulado.

PUBLICIDAD

Y si tu descanso tiene los días contados, evita el estrés y no pierdas el buen ánimo. Isaac Vilchis, psicólogo del equipo de Adams Capacitación, empresa de formación empresarial, ofreció algunos consejos para que  disfrutes la parte final de tus vacaciones.

La consutora considera, a través de un comunicado,  que la prevención vale más que la curación. Asimismo,  dijo que debes comenzar por hacer una lista de tareas una semana antes de irte de vacaciones. Pero si ya estás por volver a la rutina laboral, te presentamos 5 claves de Adams para volver a la oficina sin preocupaciones.

 

1.- Aprovecha tus vacaciones para realizar tareas que te gustan. Planea tus vacaciones de manera que dediques el mayor tiempo posible a las actividades que más te satisfacen y compártelas con tus familiares y amistades. Dedica tiempo a descansar, relajarte, en fin. ¡A cargar baterías! Si te desvelas, procura que no sea en los últimos días de vacaciones, para que tengas oportunidad de descansar antes de regresar al trabajo.

2.- Evita incurrir en excesos. Aunque sea difícil y doloros0, dile no a la comida y actividades que te obliguen a necesitar vacaciones para descansar de tus vacaciones.

3.- Aprovecha para resolver los pendientes del hogar. Esto no es un desperdicio de tiempo, al contrario. Muchas veces dejamos trámites o arreglos domésticos pendientes por falta de tiempo. Si elaboras una agenda de vacaciones, es probable que puedas atenderlos y te sientas más satisfecho cuando regreses a tu trabajo.

4.- Reserva unos días como “semana de adaptación”. Esta estrategia es muy útil pues así disminuyes la probabilidad de regresar estresado a tu trabajo.

No hay nada más incómodo que el último día de vacaciones se te vaya en el tráfico de carretera, correr de urgencia al supermercado para llenar tu refrigerador vacío, lavar o planchar toda la ropa acumulada, etc. Estos días hasta pueden servirte para consultar tu correo electrónico y comenzar a tomar nota de las tareas que enfrentarás cuando regreses al trabajo.

5.- Evita trabajar en casa durante las vacaciones, no le quites la magia a este periodo.

 

Siguientes artículos

¿Realmente conviene estudiar y trabajar al mismo tiempo?
Por

El factor económico y la experiencia previa son las principales razones para incorporarse a la vida laboral antes de ter...