Las organizaciones estamos expuestas a vivir una crisis, que requiera de un manejo específico de comunicación.

Algunas crisis dañan la reputación de la marca de forma dramática en cuestión de instantes, otras las hacen desaparecer, y otras, las menos, que por el manejo que realizan, salen inclusive fortalecidas. El adecuado manejo de una crisis depende en gran medida de la madurez de la organización para tomar decisiones e iniciar acciones eficientes casi de forma inmediata, asumir los costos asociados, y conectarse emocionalmente con la comunidad.

En términos de comunicación hay varios aspectos en los que podemos prepararnos por si la tormenta alguna vez nos toca. Anticiparnos a un escenario complicado, facilita enfocar la energía y atención necesarias en el análisis de hechos y posibles soluciones.

Los 6 básicos, desde el punto de vista de comunicación, para afrontar una crisis son:

  • Tener claro que el comité para el manejo de una crisis tiene un número limitado de asientos. Dos de ellos son la cabeza máxima de la organización, y asesor de comunicación. Los demás asientos se asignan dependiendo del tema a resolver por los responsables de finanzas, recursos humanos, legal, ventas, operaciones.
  • Estar disponible literalmente 24/7/365 como potencial miembro de un comité para el manejo de crisis.
  • Contar con una declaración inicial redactada y pre-aprobada, en la que simplemente se completan los espacios, y que responda puntualmente, con información confirmada, a idealmente todas las siguientes preguntas: qué, quién, cuándo, cómo, por qué y en dónde.
  • Tener un mapa de riesgos.
  • Compartir una declaración inicial durante las primeras dos horas desde el inicio de la crisis, misma que debe ser empática. El vocero de la organización, y no su cabeza, es quien comparte la declaración inicial. La cabeza de la organización puede comunicar una vez que se hayan iniciado las acciones establecidas.
  • La comunicación ante una crisis debe iniciar por los equipos internos (da certeza a los empleados enterarse por el empleador más que por los medios).

Del manejo de las crisis de otras empresas podemos aprender mucho. Algunos ejemplos en diversas industrias, y con distintos resultados, son la reciente de United Airlines y su pasajero golpeado, Apple con el FBI, VW y el software, La Costeña y sus empleados, Johnson & Johnson con Tylenol, la entrega de los Óscares, InterJet con la perrita Mika, Comex y el bote de pintura, etc.

Al final de una crisis, queremos que nuestros clientes digan: “confío en ellos”. La credibilidad ayuda a sostener la reputación, y se logra con comunicaciones honestas, empáticas y oportunas.

 

Contacto:

Facebook: By Helga Knoderer

LinkedIn: Helga Knoderer

Página web: HelgaKnoderer.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

trump
Trump enterrará a EU en montaña de deuda
Por

Trump ha propuesto 'el mayor recorte de impuesto de la historia', pero no aparejado al 'mayor recorte al gasto', y con l...