20% de empleados no está comprometido con su trabajo y 50% no pone el suficiente entusiasmo. Aquí te decimos cómo despertar ese potencial.

 

 

PUBLICIDAD

En promedio, 70% de los colaboradores de las organizaciones se encuentra dormido, de acuerdo con un estudio a nivel global realizado por Lee Hecht Harrison (LHH), la consultora de detección del talento del Grupo Adecco.

“El talento dormido son todas aquellas capacidades de los colaboradores de una organización privada o pública que no son suficientemente explotadas en su entorno laboral, aunque existan potencialmente, y constituyen un valor fundamental para las empresas”, explicó Adecco en un comunicado.

En este sentido, el análisis reveló que 20% de empleados no está comprometido con su trabajo y 50% no pone el suficiente entusiasmo, considerando, por tanto, que sólo existe 30% de trabajadores que están realmente comprometidos con su labor.

“En México las cifras sobre talento dormido no son distintas, este fenómeno se da debido a que las áreas de Recursos Humanos no están teniendo un liderazgo participativo que fomente la creatividad e innovación entre sus colaboradores y a la falta de evaluación del potencial de los trabajadores.”

 

¿Cómo detectar el talento dormido?

De acuerdo con Alberto del Castillo, director de Operaciones Selección de Adecco México, para despertar el talento dormido de los colaboradores, la persona al frente de la organización o de cualquier equipo dentro de ella, es necesario responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Tus jefes tienen la capacidad de sacar lo mejor de sus equipos?
  2. ¿Están comprometidos y motivados con el proyecto?
  3. ¿Tus jefes poseen las competencias necesarias para el desarrollo del puesto? ¿Tienen ganas?
  4. ¿Están comprometidos?
  5. ¿Disponen del entorno para desarrollar todo su potencial?
  6. ¿Saben qué se espera de ellos? ¿Disponen de los recursos para hacerlo? ¿Creen ellos lo mismo que tú?

Si a una o más de estas preguntas contestaste que no, existe un problema, a pesar de que todo parezca que va bien.

“Este es el dilema con el talento dormido, aparentemente las cosas están en calma, pero no ocurren a la velocidad que queremos, los rumores existen y en alguna parte de las personas, sin ni siquiera saberlo y estando en su puesto, sienten que ya no es lo que era y su confianza y, por ende, su compromiso está mermado”, afirma el directivo.

Por lo tanto, Del Castillo sugiere realizar encuestas que midan el compromiso de los empleados. Después, identificar los factores que llevan a esos empleados a desvincularse emocionalmente de su trabajo.

“Lo ideal es llevar a cabo estrategias de liderazgo con sus correspondientes managers para potenciar a los colaboradores que no sienten entusiasmo al desempeñar sus funciones.”

 

Siguientes artículos

¿Qué riesgos enfrentará el sector energético en 2020?
Por

6 de cada 10 empresas energéticas considera que existen probabilidades de enfrentar hasta una “espiral fatal...